Saltar al contenido

Novena a San Pancracio para la salud, dinero y trabajo

11 junio 2020
Novena a San Pancracio para la salud, dinero y trabajo

San Pancracio en vida fue uno de los jóvenes más puros y fieles a Dios que ha pisado la tierra. Él, con tan solo 14 años, fue perseguido, azotado, martirizado y asesinado por las autoridades paganas, solo por decir públicamente que creía en Dios. Sin importar las adversidades, San Pancracio nunca dejó sus creencias, por lo que traemos esta novena para pedir sobre todo para la salud.

Es común que a San Pancracio se le dediquen todo tipo de oraciones referentes a salud, dinero y trabajo. El patrono de los jóvenes tiene una capacidad milagrosa para ayudar a mejorar la vida de quien acuda a él, siempre y cuando aquello sea realizado con devoción y fe.

Novena dedicada a San Pancracio para mejorar la salud

En esta novena se pedirá los tres primeros días por la salud, los tres días siguientes por el dinero, y los últimos tres días por el trabajo. Sin embargo, cada día se puede añadir una petición específica relacionada con cada ámbito para mayor efectividad. San Pancracio es el santo ideal para conseguir ese milagro tan esperado.

San Pancracio,

tú que fuiste indiferente ante las dolencias físicas

que provocaron los martirios

hechos por las autoridades paganas

al castigarte solo por serle fiel a Dios,

te pido que intercedas por mi bienestar,

mi cuerpo esté libre de toda dolencia,

mi salud mejore, evitando así cualquier enfermedad.

San Pancracio,

que a tan corta edad demostraste tu

amor profundo a Dios,

estando firme en tus creencias

siendo ejemplo de fortaleza,

otorgarme la fuerza necesaria para

superar cualquier mal

cualquier obstáculo que se

presente en mi camino.

Tú, santo noble, fiel y valiente,

te pido humildemente que me protejas

de toda enfermedad

limpia mi ser con tu suave y puro manto

no me permitas caer en la oscuridad

Cuídame de cualquier perturbación

intercede para que mi salud mejore

cada día que pase.

 

Santo guerrero y lleno de fortaleza

que contra todo pronóstico y mano enemiga

seguiste permaneciendo junto a Dios,

ayúdame a no perder mi fe aún en los

momentos de dificultad.

 

cubreme en la voluntad de Dios

para que así todas las preocupaciones y dudas

que rondan por mi mente dejen de atormentarme,

porque junto a Dios

Oh, amado San Pancracio,

te pido que intercedas por mí en la necesidad,

que el dinero no escasee

que la abundancia permanezca de mi lado.

 

Ayúdame a que nunca me falte

el pan de cada día

por tu sagrada intersección,

 

que tu manto de protección

me cubra en todo momento

se manifiesten las carencias que puedan

llegar a presentarse

para que sean automáticamente eliminadas.

Oh, poderoso San Pancracio,

permite que en mi sostén económico

nunca falte la abundancia

que tenga estabilidad en este ámbito tan

importante para mi sustento.

 

Ayúdame a que el dinero nunca me falte,

para poder acarrear con mis necesidades,

gastos y adversidades.

 

San Pancracio,

tú que eres el santo al cual acuden miles de creyentes

en momentos de necesidad financiera,

hoy yo también acudo a ti con el corazón abierto

para recibir tu bendición y ayuda.

 

Entra a mi vida y ayúdame

a que esta esperada petición

se materialice y rinda frutos.

En el nombre de Dios, oh, San Pancracio

Ayúdame a conseguir el

trabajo adecuado para mi perfil,

en el que me sienta con comodidad

me pueda aportar un gran sustento

donde además obtenga un aprendizaje 

el ambiente laboral se encuentre en las

condiciones más sanas y pacíficas.

 

San Pancracio, hoy,

en este último día de la novena elevada a ti

te recalco mi petición.

Gracias por escuchar mi voz y por el milagro

. Ayúdame a mejorar mi salud,

mis ingresos de dinero

y las oportunidades de trabajo.

 

Amén.”

San Pancracio escucha las súplicas de salud, trabajo y dinero realizados con fe

San Pancracio es el mayor ejemplo a la fe a Dios, solo busca que los creyentes mantengan una actitud positiva respecto a sus convicciones y una gran esperanza en que los favores se cumplan, sin lugar a dudas.