Saltar al contenido

Oración milagrosa de sanidad para mi familia y seres queridos

10 septiembre 2020
Oración milagrosa de sanidad para mi familia y seres queridos

Estimado lector, la biblia nos enseña que cuando nosotros somos apartados para el Reino de los cielos; se activan varias promesas a nuestro favor, en las cuales entra nuestra familia. Las sagradas escrituras relatan en el libro de los Hechos 16:31: Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesús y serás salvo, tú y tu casa. Hoy nos apropiamos de esta palabra y declaramos a nuestra familia salvas y que la sanidad del Señor estará siempre con ellos; mediante esta oración milagrosa de sanidad para mi familia y seres queridos.

Otra de las promesas más hermosas y significativas de la santa biblia, es la promesa de salud que nos hizo Dios, en el libro del profeta Isaías 53:5: Pero él fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestros pecados. El castigo que nos trajo paz fue sobre él, y por sus heridas fuimos nosotros sanados. Hoy te invitamos a realizar esta milagrosa oración de sanidad por tu familia y amigos, será de gran bendición.

Oración Milagrosa de Sanidad para mi Familia

Dios mandó a su hijo Amado, a morir a la cruz del calvario por ti y por mí; gracias a ese sacrificio tenemos la paz y santidad que tanto prometió el Padre, te invitamos a realizar esta poderosa oración de sanidad por ti y los tuyos.

Altísimo Dios, mi espíritu clama

 por ti; necesita de tu pronto

 auxilio. Sin tu presencia en

 mi vida, mi barca está vacía.

 

Mientras tanto, tú gobiernas al

cielo y la tierra con tu poderosa

 mano; Amado Padre Celestial,

solo tú eres digno de mi 

alabanza.

 

Mi alma clama, por

tu grandioso y poderoso amor.

 

Tu reino de paz y justicia

muéstranos hoy, necesitamos cada 

día de tu vara correctora; si tú

 no estás, en mi vida ella está vacía.  

 

Sobre todo mi querido Dios,

dependemos cada día de tu    

 sagrada voluntad en nuestras

 vidas.

 

Ese poder con que 

gobiernas los cielos, 

muéstranoslos hoy en la tierra. 

 

Ciertamente la biblia dice, que

 por tus llagas nosotros fuimos

sanados; esa palabra quiero verla

hoy en mi vida.

 

Aspiro la 

sanidad para mi familia, y

demás seres queridos.

 

También mi adorado Jesús, deseo

confesar mis pecados ante ti; porque

sé que no alcanzaré la paz,

que estoy anhelando; si no dejo

mis iniquidades atrás.

 

Asimismo, busco tu clemencia Dios 

bueno; en ti sé que la puedo

 hallar.

 

Por lo tanto, quiero que tu corazón,

tenga misericordia por mis

 familiares; sin olvidar a mis

 amigos y demás seres amados.

 

Es más, postrado ante la 

magnificencia de tu poder me 

hallo; buscando esa compasión

de ti.

Hoy mi alma te ruega,

por la salud de mis seres más 

apreciados.

 

Sé que tú tienes

 el poder para darles sanidad.

 

   Probablemente, no soy digno de 

ti: pero yo sé que un corazón 

contrito y humillado no desprecias

tu.

 

Arrepentido me encuentro de mi

pasado, que desprecias al pecado;

pero amas al pecador humillado.

 

Por lo tanto, sé que tu

 palabra dice: cree y serás

 salvo tú y tu casa.

 

Hago

 mía esa palabra, sé que

 por servirte a ti; mi familia 

entra en tus promesas y 

demás bendiciones.

 

Asimismo, sé que 

tú manos protectora, jamás

 se apartara de ellos.

 

Es más, sé que tu amor 

y gracia; los acompañarán

 siempre.

 

Pero si por algún

 motivo, decaen en su salud;

 permaneceré firme en tu camino. 

 

Porque tu voluntad, es la que

 quiero yo ver y no la mía.

Igualmente sé que tu presencia, 

 poder y unción; están con los

 que te buscan de corazón.

 

Y como dice tu palabra,

 el justo por su fe vivirá.  

Yo tengo la firme convicción,

de que sostendrás la salud

 de mi familia y demás amigos.

 

Por consiguiente, yo te dio

 las gracias querido Padre Celestial.

 

Porque sé tú sostendrás a mi

 familiares, los mantendrás sanos y

salvos bajo tu gracia divina.

 

Como resultado de esto, mis 

gracias infinitas a ti mi 

maravilloso Jesús.

 

A ti sea    

la gloria, honra y majestad.

  Por los siglos de los siglos.

 

Amén. 

El  justo por su fe vivirá

Mantenernos firmes en tus pasos del Señor, no es nada fácil, tampoco es imposible. Tú nos das el coraje, fuerza, gallardía y la fe para mantenernos firmes aferrados a la roca que es Cristo Jesús cada día. Tu palabra dice que el justo por su fe vivirá, y nosotros creemos que en tus palabras; porque ellas son vida. También sabemos que si nosotros permanecemos firmes a tu lado nuestra familia y demás seres queridos heredan tus promesas.