Saltar al contenido

Poderosa oración de sanidad y restauración para mi esposo o mi esposa

11 septiembre 2020
Poderosa oración de sanidad y restauración para mi esposo o mi esposa

Cuando aceptamos el sacramento del matrimonio en nuestras vidas, aceptamos a Dios como guía de nuestro hogar. Decidimos compartir los días y las noches con esa persona especial a quien queremos y deseamos que nada malo pueda pasarle. Por tal razón puedes elevar esta Poderosa oración de sanidad y restauración para mi esposo o mi esposa.

Nuestro compañero o compañera de vida se convierte en nuestro apoyo y fortaleza. El esposo o la esposa tienen la responsabilidad de sacar adelante a su familia como un gran equipo. Permitamos que Dios nos ayude a sanar y restaurar a la persona que elegimos como pareja dentro del matrimonio.

Oración de sanidad y restauración para el esposo o la esposa

Pedir por el bienestar de tu pareja es también la certeza de saber que tu hogar va a estar bien. Pues como una familia el bienestar de uno es el de todos. Ora con fe la Poderosa oración de sanidad y restauración para mi esposo o mi esposa:

Mi Dios Todopoderoso

Bendito eres Padre Santo,

el Amo y el Señor de mi vida.

 

Por eso a ti dedico esta plegaria

que nace desde lo más profundo

de mi corazón

con el amor a ti y a mi esposo (a).

 

Agradezco enormemente todas

y cada una de las bendiciones

que me regalas, mi vida, mi casa,

mi hogar, además mi esposo (a).

 

Mis hijos y todo lo que hoy tengo

que es gracias a tu voluntad.

 

Permite Señor por favor que

mi oración llegue a tu regazo,

y ya que las palabras

sinceras que hoy te dedico

sean acogidas en tu seno.

 

Asimismo me concedas

el honor de bendecirme todos los días.

 

Y para que bajo tu sacramento

matrimonial acepte como compañero (a)

de vida a quien es mi esposo (a).

 

Además me entregué en cuerpo

y también alma a atender las

responsabilidades

de lo que profesas en

la Sagrada Familia.

 

Igualmente hoy pido

por la sanidad y la restauración

de ese ser especial

que acompaña mi vida.

 

Porque lo amo y lo respeto

por ante todas las cosas

como tú me enseñas a través

de tus mandamientos.

 

También hemos conformado

un hogar basado en tu

guía y en el modelo de

San José y la Virgen María.

 

No permitas Padre Santo

que nada malo pueda pasarle,

ni enfermedad ni tampoco

dolencia puedan tocarle.

 

Que peligro alguno

afecte su vida ni que

maldición perversa

se adueñe de él (ella).

 

Cubre con tu Santo Manto Poderoso

toda acción que lleve a cabo

en su día a día, que tu protección

le acompañe a donde

quiera que vaya.

 

Además que la bendición del Padre,

del Hijo y del Espíritu santo

recaiga sobre él (ella)

en todo momento y lugar.

 

Sella todo ataque maligno,

toda entidad pecadora,

y toda tentación perversa

que quiera hacerle daño

o alterar la paz y

la tranquilidad de mi hogar.

 

Igualmente rodea nuestras vidas

como una familia unida

y amorosa que te ama y te venera.

 

Juntos en familia oramos

constantemente, para que tu presencia

viva en la comodidad de mi hogar.

También para que nada malo

entre en él y podamos vivir

felices bajo tu gracia divina.

 

Perdona Señor, los pecados

que hemos cometido, porque, aunque

nuestra fe se fortalece en ti,

somos débiles ante las tentaciones.

 

Por ello imploro piedad para

que absuelvas

las faltas que podamos cometer.

 

Por favor cubre de sanidad

la vida de mi esposo (a)

dale salud a su cuerpo y a su alma.

 

Asimismo purifica su sangre

y su espíritu con el poder de

restauración que guardas

para nosotros.

 

Que su cuerpo este libre de virus,

enfermedades, dolencias,

malestares, ataques, bacterias,

pestes.

 

Todo aquel efecto que

pueda ser dañino para su vida y

la de los que le rodeamos.

 

Amén.

Sanación y restauración a través de la oración

El poder de la oración no tiene límites mientras la fe sea verdadera y la confianza en la misericordia de Dios sea sincera. Nuestro Padre Celestial nos bendecirá siempre con los regalos de vida eterna que guarda para cada uno de nosotros que aclamamos a Él.

Que sea Dios quien restaure y purifique el alma de tu ser querido, de tu pareja y compañero de vida. Pide también sanación para la limpieza de su cuerpo y de su alma. Que la gracia divina de Dios invada los corazones de los esposos que luchan para sacar a su familia adelante.