Saltar al contenido

Oración a Santa Rita de Casia para conseguir dinero y prosperidad

26 marzo 2020

A veces tener el dinero necesario para vivir por poco que este sea parece imposible. Pero esperar en Dios no es imposible, es capaz de lograr cosas muy grandes. La prosperidad económica forma parte de crecer en todo aspecto de la vida pero para lograr eso necesitamos apoyo espiritual por medio de una oración a Santa Rita de Casia para conseguir dinero y prosperidad.

Esta esposa y madre que padeció mucho en su vida, sabe que es querer ayudar al necesitado. Siempre se invento la forma, de ayudar a los más necesitados de manera que su esposo no se diera cuenta. Igualmente mediante la oración, nos ayudara a nosotros con nuestras necesidades.

Asimismo puedes pedirle al Señor como conseguir dinero rápido, para pagar tus deudas.

Oración milagrosa a Santa Rita para tener dinero rápido

Es maravilloso el sentimiento de estar conformé con lo que tenemos y lo que somos. Para eso en muchas circunstancia necesitamos un poco mas de éxito, que el que estamos teniendo. Por ello buscamos fortaleza en la oración a Santa Rita de Casia para conseguir dinero y prosperidad quien se apiadara de nosotros y seguramente nos ayudara.

En los momentos que he realizado esta oración, siempre he obtenido una respuesta rápida y efectiva. Dios por medio de las virtudes de Santa Rita me ha enviado las soluciones a mis problemas, realízala cuando te sientas en angustia también conseguirás la calma para tu corazón.

Amada Santa Rita.

Para Dios eres estimada, por eso, se mi interesara.

Bienaventurada, nacimiento y tu nombre

por el Ángel de Dios fue profetizado.

 

Porque antes que nacieras, ya eras grande y asombrosa.

Y así, a Dios le agrada tu nombre y le enamora,

eres la niña de sus ojos.

 

Sal a mi intercesión con el poder de tu oración.

Con el poder de tu oración e intercesión,

venciste al odio y al rencor morboso.

 

Todo lo imposible, ahora cede, ante tu poderosa presencia.

Líbranos con tu protección y cúbrenos con tu manto.

Intercede por mí ante esta tribulación.

 

Mi intercesora, ejemplo de constancia y virtud.

Recta ante los hombres, Justa ante Dios.

Santa Rita amada, te pido ahora, por mis ingresos,

interese por mí, por dinero.

 

Es una causa justa, sabes que no pido nada descabellado,

o fuera delo orden de Dios.

Te pido dinero para tener provisión y vestimenta,

calzado, para mí y mi familia.

 

No pido nada para alimentar mi orgullo,

caprichos mucho menos la avaricia.

Necesito lo suficiente para una vida sencilla y humilde.

Si me das mas de lo necesario, sera donado a los que lo necesiten.

Tengo necesidades que cubrir,

tengo deudores a quienes tengo que cumplir.

Ayúdame a saldar todas mis cuentas.

A no deberle dinero a nadie.

 

Intercede por mis finanzas,

por mi trabajo, por mis cuentas bancarias.

Necesito de tu apoyo o que me entregues

las herramientas para salir adelante.

 

Es necesario para mi tener lo justo

para poder seguir mi camino adelante.

Multiplícalas.

Multiplica todo lo que allí hay, hazlo crecer.

 

Has crecer el fruto de mi trabajo,

de mi esfuerzo, de mi tiempo.

No me dejes en vergüenza,

ven a mi pronto auxilio.

 

Confió que te encargas de todas mis necesidades

por las cuales a ti acudo.

Tu qué haces todo posible,

tú que eres la abogada de lo imposible.

 

Te pido y confió tu ayuda, porque sé que en este momento de

Necesidad, tú me vas a ayudar, creo en ti y en tu intercesión.

Confió en tu inmenso e infinito poder para interceder por mí.

 

Te agradezco de corazón, con toda mi vida y lealtad,

tu valiosa intercesión.

Y porque ya tú lo hiciste todo.

 

Amén.

¿Qué puedo hacer para agradecer los favores?

Muchos creyentes de esta Santa, hablan sobre las rosas. Estos en su mayor parte deciden colocarle una ofrenda. En lo personal, la mejor recomendación que puedo hacerte es que pagues con amor, los favores de amor.

Es decir, si tu situación económica se arregla puedes ayudar al necesitado para esto no necesitas gran cantidad de dinero. Tú no sabes el milagro que significa un plato de comida para un indigente. De esta manera nuestras acciones estarán apegadas a la gracia y lo que espera el Señor de nosotros.