Oración al Santo Niño Dios de la Suerte para pedir por el dinero

oracion al santo nino dios de la suerte para pedir por el dinero

Veamos lo que sucederá si hacemos una oración al santo Niño Dios de la suerte para pedir por el dinero. El Caso es que algunas veces nos sentimos agobiados económicamente por falta de buenos ingresos.

En este caso, no debemos poner en duda hacer una oración para que el Santo Niño de la suerte nos ayude. A mejorar considerablemente nuestras entradas y podamos llevar una vida más holgada. Cuando se tiene fe, todo se puede conseguir por medio de la oración, sobre todo cuando queremos conseguir dinero para resolver nuestros problemas.

Índice

    ¿Cuándo debemos dirigirnos al Santo Niño de la buena suerte?

    Esto lo debemos hacer en todo momento, pues la buena suerte es lo que todos los seres humanos necesitamos para poder vivir felices. Cada vez que veamos que nuestra suerte se ve amenazada por la adversidad. No debemos cejar en hacer oraciones para pedir la intervención del Santo Niño de la Buena Suerte.

    Esto lo debemos hacer con mucha fe y con mucho respeto. Para que nuestra oración al santo Niño Dios de la suerte para pedir por el dinero llegue al cielo. Debemos buscar un lugar discreto y apartado para que nadie nos interrumpa y así podernos concentrar en nuestra oración.

    Siempre debemos pedirle al Santo Niño que nos asista y además también debemos ofrecerle a cambio nuestra devoción incondicional por el resto de nuestra vida.

    Divino Niño de la buena suerte.

    Hoy, en este momento me dirijo a ti

    para pedirte con todo mi corazón

    y con una fe infinita.

     

    Me proporciones todo el dinero

    que necesito para cubrir mis necesidades

    económicas más apremiantes

    y para decirte que yo siempre he sido

    uno de tus siervos más devotos.

     

    Tú, divino Niño

    quien eres Unigénito del Padre Celestial

    acude por favor a mí en estos momentos de angustia

    y vierte la buena suerte sobre mi cabeza

    para que pueda yo percibir tu bondad y la intención

    de los buenos oficios hacia mí.

     

    Salvador del mundo,

    cordero inmaculado y rey de la misericordia,

     ahora que estoy en este aprieto tan grande, ahora que

    no tengo suficiente dinero para poder saldar mis deudas

    y cubrir mis necesidades.

     

    Te suplico que me ayudes

    con un buen trabajo para que pueda yo ganar suficiente dinero

    y así dar absoluto cumplimiento y poder honrar

    todos los compromisos que ahora me

    atormentan por no poder atenderlos.

    escogi el camino de la verdad he puesto tus juicios

    Redentor nuestro,

    verbo del Salvador,

    no te hagas de rogar más por mí y atiende de una vez

    mis súplicas para que pueda yo conseguir

    esas finanzas que tanto necesito.

     

     Yo, (se dice aquí el nombre de la persona que está orando)

    te prometo a cambio, amor, agradecimiento

    y fidelidad infinita,

    yo te prometo Divino Niño, estar siempre presto a orar

    para agradecerte todo lo que has hecho por mí.

     

    Por esos favores concedidos

    también te prometo Divino Niño,

    cargar siempre conmigo una estampita tuya y orar

    todos los días para agradecerte que me hayas ayudado.

     

    Oh divino Niño Dios de la buena suerte,

    pon tus ojitos misericordiosos en mí

    y endereza mis pasos hacia la buena suerte,

    ayúdame a conseguir un trabajo digno y bien pagado

    para poder ser un buen proveedor bajo mi techo.

     

    Esta oración, la hago con todas

    las fuerzas de mi corazón y te dejo mis plegarias

    en el nombre del Padre, en el nombre del hijo

    y en el nombre del Espíritu Santo.

     

    Amén

    ¿Cómo hacer una oración al  Divino Niño Dios de la buena suerte?

    Para hacer una oración al Divino Niño Dios de a buena suerte, solo debemos sentarnos en un lugar adecuado para nuestra absoluta concentración y hablarle. Tal y como si lo tuviéramos frente a frente, sin reservas, sin vergüenza. Con confianza y expresándole sobre todo la gran fe que tenemos de que vamos a ser escuchados.

    Una vez que le hayamos expresado nuestra inquietud. Entonces debemos también expresarle nuestro agradecimiento y prometerle de todo corazón que seremos siempre fieles y que dedicaremos una oración cada vez que podamos. Para estrechar nuestros vínculos de amor.

    Debemos recordar que el Divino Niño, es el mismo Dios Hijo, quien se hizo hombre con su representación del Nazareno. Entregó su vida para el rescate de toda la humanidad y para que todos nuestros pecados fueran perdonados.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más