Saltar al contenido

Las oraciones básicas católicas ¡Que debes conocer!

24 septiembre 2020
Las oraciones básicas católicas ¡Que debes conocer!

La oración tiene un gran significado, puesto que, a través, de ella podemos comunicarnos directamente con Dios y expresar nuestras más íntimas inquietudes. Por eso, tenemos esta poderosa herramienta la cual es usada para entrar en comunión con Dios. Las oraciones básicas católicas debemos conocerlas para poder manejar de forma correcta esta poderosa herramienta que nos permite agradecer, adorar, alabar y pedir.

Son varias las oraciones básicas y sin duda, todas con gran importancia, ya que, van dirigidas a nuestro Señor y Dios en busca de una respuesta a nuestras inquietudes. La Señal de la cruz, la Avemaría, Credo de los Apóstoles, el Padre Nuestro, Credo Niceno, oración al Espíritu Santo son oraciones básicas que tenemos en la iglesia católica.

Oraciones básicas que nos deja la iglesia católica para orar a Dios

Podemos usar estas oraciones para un momento específico es decir, cada oración tiene su momento pero también, podemos orar a Dios con nuestras palabras, ya que, al orar estamos hablando con Dios. Estas oraciones básicas católicas son de excelente ayuda a nuestras vidas.

Padre nuestro,

Tú que estas en el cielo,

Así mismo, santificamos,

Tu nombre ¡Oh Dios!

 

Ven en todo momento,

Con tu majestad y gloria,

Pero primeramente,

Se haga tu divina voluntad.

 

Concédenos Padre Eterno,

El sustento del día a día,

Ya que, solo tú nos suples,

Las necesidades que tengamos.

 

Te pedimos de favor,

Perdones nuestros pecados,

Ayúdanos a perdonar también,

A todos los que nos desean el mal.

 

Quita de nuestra vista,

Las tentaciones, para no caer,

Ya que, somos débiles,

Si tú no nos ayudas.

 

¡Oh Santa María!,

Siempre colmada de gracia,

En ti tenemos una intercesora,

Por lo tanto, venimos a ti,

En oración Santa.

 

Eres bendita tu,

Entre todas las mujeres,

Sobre la faz de la tierra,

Elegida por Dios para concebir,

A su hijo y dar salvación.

 

Tú que estas al lado del padre,

Pide por cada uno de nosotros,

Ya que, somos pecadores,

Pero queremos perdón.

 

Creemos en ti Dios,

Poderoso creador del cielo,

De la tierra y todo lo que existe,

En el universo.

 

Enviaste a tu hijo,

Nacido de la Virgen María,

Llevado por grandes castigos,

Siendo este crucificado.

 

Fue muerto y crucificado,

Resulta que, al tercer día,

Resucito del madero,

Dejando aquella cruz.

 

Hoy tu hijo se encuentra,

Sentado a tu diestra,

Esperando el día para regresar,

Y juzgar al mundo por sus obras.

Te fuiste pero dejaste,

Al Espíritu Santo en el cual,

Creemos con nuestra alma,

Siendo el nuestro consolador.

 

Nos arrepentimos,

De todos nuestros pecados,

Así como, de nuestras ofensas,

Las cuales no queremos más.

 

Perdona cada una de ellas,

Ten misericordia de tus siervos,

Sin duda, tienes paciencia,

Para con todos nosotros.

 

Pon tu hermosa gracia,

Asimismo, podamos alcanzar,

Tu misericordia en esta vida,

Siendo salvos por tu gracia.

 

Espíritu Santo,

Llena nuestros corazones,

Consuela a al afligido,

Amado Espíritu Santo.

 

Dios tu que vives,

También, has iluminado,

Todos los corazones,

De tus fieles seguidores,

Con la luz del Espíritu Santo.

 

Nos dejaste a tu Espíritu Santo,

El cual nos consuela,

Todos los días hasta el fin,

Cuando regreses por tus fieles.

 

Te engrandecemos Señor,

En ti nos regocijamos siempre,

Eres nuestro salvador y ayudador,

Por eso, te adoramos Señor.

 

Has hecho maravillas,

Las cuales son para tus hijos,

Eres Santo y misericordioso,

Desde siempre y para siempre.

 

Exaltas al humilde,

Humillas al altivo ante todos,

Para ti todos somos iguales,

Nos amaste por igual.

 

Alimentas al hambriento,

Defiendes al justo del impío,

Ya que, eres Dios grande,

De justicia eterna.

 

Amén.

Recibimos bendiciones por medio de las oraciones

Todas las oraciones a Dios son escuchadas y respondidas, solo debemos tener un corazón dispuesto a entrar en esa comunicación con Dios para que podamos ser oídos. Todas estas oraciones básicas católicas van dirigidas a nuestro Señor Jesucristo el cual intercede por cada uno de nosotros ante el padre para perdonar nuestros pecados.

También, a través, de la oración Dios se manifiesta a sus siervos los cuales son aquellos que mantienen continuamente una comunicación con nuestro Señor. Debemos estar conscientes del poder que tiene la oración y tener constantemente las ganas de acercarnos a Dios por medio de la oración.