Como aprender a orar a Dios correctamente

como aprender a orar a dios correctamente

Si quieres saber como aprender a orar a Dios correctamente, debes poner mucha atención a los consejos que te vamos a dar en este artículo en pro de ayudarte. Todos queremos comunicarnos con Dios en un momento de desesperación, pero muchos no sabemos como hacerlo porque no nos han enseñado.

Lo primero que debemos hacer es buscar el lugar indicado, para dirigirnos a Dios debemos hacerlo con mucho respeto y concentrados en lo que estamos haciendo. Es preciso guardar respeto y hacer nuestras oraciones adecuadamente en lugar apartado de todo bullicio y distracción.

Por otra parte debemos saber que no es lo mismo orar que rezar, rezar es repetir una oración de memoria, pero no es esto lo que Nuestro Señor espera de nosotros. Dios espera que oremos y esto es una verdadera conversación, donde le hablamos como si literalmente estuviéramos frente a frente. Por ello como aprender a orar a Dios correctamente es tan importante.

Índice

    Hacer una oración diaria es deber de todo cristiano

    Así como todos los días nos comunicamos con nuestra pareja, con nuestros padres o con nuestros hermanos, ¿cuánto más deberíamos hacerlo con nuestro Padre Celestial

    Siempre debemos mantenernos en comunicación con Nuestro Padre Celestial, para contarle nuestras angustias, para agradecerle todo lo que tenemos gracias a su divina Providencia, para pedirle perdón por nuestras faltas y por supuesto para pedirle su protección.

    Así aprender a orar a Dios correctamente no es algo tan difícil, siempre y cuando lo hagamos con buenas intenciones, con sinceridad y con muchísima fe. Por ejemplo:

    “Dios Padre Todopoderoso

    te habla uno de tus hijos, aquí en la tierra

    se que siempre me cuidas y proteges de todo mal

    y que nunca has dejado de estar a mi lado

    por eso, quiero agradecerte amadísimo Padre

    por que tu bondad no conoce limites

    y tu infinita misericordia me ha bañado desde que conocí tu nombre

    señor ayuda a todos tus hijos necesitados, caídos y enfermos

    llénalos de valor  y fortaleza, y guíalos por el camino del bien..”

    Otra forma de dar inicio a una oración para hablar con Dios Padre, puede ser la siguiente:

    "Amoroso y misericordioso Padre Jehová de los Ejércitos, 

    hoy me dirijo a ti como todos los días. 

    En primer lugar para darte gracias por todas las cosas

    buenas que me brindas cada día. 

     

    Gracias por mi salud, 

    gracias porque estoy vivo,

    te agradezco,  porque vivo en un país libre de cultos, 

    gracias porque yo estoy en libertad, 

    gracias porque tengo un techo donde cobijarme..." 

    y cuando ores no seas como los hipocritas

    Orar es comunicarse con Dios

    Las personas que oran a diario, están siempre más protegidas de caer en tentaciones, su comunicación con el Padre Celestial, las mantiene prestas a hacer lo bueno y por ende alejadas del pecado.

    Todos los cristianos tenemos la obligación de saber como aprender a orar a Dios correctamente, para mantenernos fortalecidos en el Señor por medio de la oración. Debemos saber que al orar, nos expresamos con naturalidad y no empleamos palabra rebuscadas que muchas veces hasta desconocemos su significado. 

    La oración debe ser espontánea y sencilla, pero muy sincera y sentida, que cada palabra salga de nuestro corazón y llegue a los oídos de Dios con mucho amor y mucho fervor, para que nuestro Padre nos mire con ojos de piedad al ver nuestra sinceridad al tratar de decirle algo, y nos bendiga.

    Orar es algo natural en nosotros cuando conocemos a Dios, es un pacto divino con nuestro Padre y es una de las formas más eficientes de encontrar paz y consuelo. Por ello nunca debemos dejar de orar, en nuestra vida como hijos de Dios.

    Cuando estamos con Dios, no sentiremos miedo, no viviremos con angustias, y nunca estaremos desamparados. Búscalo también en las escrituras y vive para tus hermanos, como lo haría nuestro Padre. Ya que es la mejor forma de hallar la felicidad y la salvación, para una vida eterna y dichosa junto al Creador.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más