Oración del Padre Nuestro en la Biblia Reina Valera ¿Dónde encontrarla?

Oracion del Padre Nuestro en la Biblia Reina Valera

La oración del Padre Nuestro la realizó Jesús para enseñar a sus discípulos la manera correcta de orar al Padre. Aunque para muchas personas es solo una oración guía, en otros ha sido adaptada a sus vidas diarias.

El Padre Nuestro significa, según la Biblia, y desde el principio del cristianismo. Que es una de las oraciones más recitadas por todos los creyentes de Jesucristo, y lo usan como referencia al momento de elevar una oración al Dios de los cielos.

Índice()
  1. La oración del Padre Nuestro cambia según la Biblia
  2. El Padre Nuestro en la Biblia Reina Valera
  3. Según el Evangelio de Lucas

La oración del Padre Nuestro cambia según la Biblia

La Biblia es una sola y, por lo tanto, todo lo que está escrito en ella es lo mismo para cualquier adaptación. Es por ese motivo que en cualquier Biblia vas a encontrar la oración del Padre Nuestro en los evangelios de Mateo y Lucas.

En algunas ediciones de la Biblia, como en la Católica, podrás encontrar 7 libros extras que en las ediciones de la reina Valera no encontraras. Estos son los libros apócrifos y puedes encontrarlos, como el libro de Tobías, Sabiduría, Judith, I y II de los Macabeos, Baruc y Eclesiástico.

Pero, aun así, en los evangelios de Mateo, capítulo 6 versículos del 9 al 13, podrás encontrar el pasaje donde Jesús enseña a orar a sus seguidores con la oración sagrada del Padre Nuestro. Al igual que en evangelio de Lucas, capítulo 11, versículos del 1 al 4.

Recuerda que la oración del Padre Nuestro fue hecha por Jesús, en el sentido de enseñar a sus discípulos a dirigirse al Señor. Puesto que en ese tiempo los fariseos iban a orar en las plazas y en las puertas de las sinagogas.

Asimismo, Jesús les dijo a sus discípulos que al momento de hacerlo lo hicieran en secreto, solo uno con Dios.

la oracion del Padre Nuestro fue hecha por Jesus, en el sentido de enseñar a sus discipulos

El Padre Nuestro en la Biblia Reina Valera

En la versión Reina Valera, podemos encontrar la enseñanza del Padre Nuestro en dos de los evangelios. El primero es en el evangelio de Mateo 6, 9-13.

En este pasaje de Jesús podemos leer que al momento de Orar entra a tu habitación y ora a Dios en secreto, porque Dios que ve lo secreto, te recompensará en público. Asimismo, el ejemplo que Jesús nos dio permanece.

Padre Nuestro, que estás en el cielo.

Santificado sea tu nombre,

venga a hacia nosotros tu reino,

y hágase tu voluntad, aquí la tierra

como en los cielos.

El pan de cada día dánoslo hoy

y perdona todas nuestras ofensas,

así como nosotros perdonamos

a todos aquellos que nos ofenden.

No permitas que caigamos en tentación

y libranos de todo mal y peligro.

Amén.

En esta oración que Jesús recitó para enseñar a sus discípulos, podemos observar que sus palabras fueron precisas y sin muchos adornos, como Él mismo lo dice. Ya que para comunicarnos con Dios, nada más necesitamos ser humildes y sinceros con nuestro Padre Celestial.

Según el Evangelio de Lucas

En el evangelio de Lucas, Capítulo 11, versículos 1 al 4, podemos encontrar un pasaje, donde unos de los discípulos le pidió al maestro que los enseñara a orar. Fue allí donde Jesús recitó la oración del Padre Nuestro.

En ambos pasajes la oración es muy similar. Lo que Jesús quería con ella era instruir a los discípulos, y demás seguidores, la forma correcta de dirigirse al Padre.

Podemos notar que Él les dice, que no es necesario que lo hagamos con palabras complejas, sino con sencillas pero verdaderas.

En el nuevo testamento, podemos encontrar diferentes relatos de Jesús orando al Padre, y en ellos podemos leer que Él, siendo el Hijo de Dios, usaba palabras sencillas y precisas, como por ejemplo, cuando oro en el Getsemani.

En esos momentos de angustia que Él estaba pasando elevó su voz al Padre, y le dijo ‘Padre, si puedes, líbrame de este sufrimiento, que no se haga mi voluntad, sino la Tuya’. Lo importante al momento de orar, es que lo hagamos con toda la sinceridad de nuestro corazón.

Subir