Saltar al contenido

Oraciones para la última noche de difuntos ¡Descansa en paz!

13 julio 2020
Oraciones para la última noche de difuntos ¡Descansa en paz!

Las personas suelen hacer oraciones para la última noche de difuntos, ¡descansa  en paz! Es una tradición en la Iglesia Católica hacer oraciones por los difuntos para que descansen en paz. En estas oraciones, los familiares de la persona que ha muerto. Hacen una petición a Dios para que saque de pena a su familiar quien supuestamente debe encontrarse en el purgatorio pagando sus pecados cometidos.

El purgatorio es un lugar de tormento en el cual las personas son expuestas al fuego para purificar su alma. Una vez que hayan pagado todas sus culpas, entonces podrán ir al paraíso a disfrutar de la vida eterna.

Las oraciones para difuntos son necesarias para el descanso del alma

Claro que cuando una persona muere, se deben elevar oraciones para la última noche de difuntos, ¡descansa en paz! al cielo para pedir por el descanso de su alma.

Oh Padre Celestial,

tu que eres tardo para la ira

y rápido para el perdón

escucha por favor esta oración.

 

Que está destinada a implorarte

por el descanso eterno

de todas las ánimas del purgatorio

y que con tanto fervor te pedimos

que tengas misericordia de ellas.

 

También las saques de pena

para que puedan descansar

de una vez y para siempre bajo

la luz de tu divina potestad.

 

En este preciso momento

esas almas están sufriendo

con rigor por haber faltado

a las leyes que nos dejaste

para conducirnos con respeto

y rectitud hacia nuestro prójimo.

 

Pero sabemos que todos los humanos

somos carnales y débiles al mismo

tiempo y no sabemos resistir

con efectividad las tentaciones

de Satanás el diablo.

 

Ya que constantemente está

al asecho para hacernos flaquear

y faltar a nuestros deberes de cristianos.

 

Es por eso mi Señor que te pedimos

con infinita humildad que tengas

clemencia de esas almas abatidas,

acongojadas y tristes

que se encuentran en estos

momentos padeciendo en el purgatorio.

 

Que tengas piedad de ellas

y les des el perdón que tanto

te clamamos en nuestras oraciones.

Elevamos nuestras oraciones

para pedir que tengas misericordia

de esas almas atormentadas

y que dependen en absoluto

de nuestras oraciones.

 

Oh Dios misericordioso,

hoy queremos poner en tus bondadosas

manos el futuro próximo de nuestros

queridos difuntos.

 

Sabemos que como humanos fueron

pecadores y que sin duda alguna

en algún momento te ofendieron,  

y es por ese motivo que deben

purgar sus penas antes de ir a

la presencia de tu divino rostro.

 

Te pedimos encarecidamente por

todos nuestros hermanos y hermanas

que partieron de este mundo y que

llevaron consigo la carga de sus faltas.

 

Es por esto que hoy de rodillas

y con mucho respeto te pido

por el alma de todos los fieles difuntos

y sobre todo por el alma de

(aquí se dice el nombre de la persona

en especial por la que se desea pedir),

para que tengas a bien perdonarle

sus faltas y darle el descanso eterno.

 

Se fueron en el preciso momento

que tú les llamaste a tu presencia

y ahora que se encuentran penando

por sus pecados están tristes

y acongojados por el remordimiento

de haberte ofendido.

 

Oh Señor de infinita bondad,

no los dejes sucumbir en su dolor

y cúbrelos con tu manto de misericordia

para que lleguen a ver prontamente

la luz de la esperanza y además

que puedan presentarse ante ti

con un corazón contrito y puro.

 

Recíbelos oh Señor de

la misericordia en tu regazo,

son tus hijos y están arrepentidos

de haberte ofendido,

perdónales por favor

y dales pronto el descanso eterno.

 

Ellos son producto de tu propia

creación y hoy padecen por

la desobediencia,

por el orgullo y por dejarse

llevar por la debilidad de la carne,

dales ahora descanso eterno

y que brille para ellos la luz perpetua.

 

Amén

Orar por los santos difuntos es un deber de los cristianos

Es un deber de nosotros los cristianos orar por el descanso eterno de las almas que partieron de este mundo para presentarse ante la Divina providencia y que se encuentran en el purgatorio. No debemos cejar en cuanto a orar repetidamente y no cansarnos jamás de pedirle a Dios que perdone a nuestros seres queridos. Y a todos los hermanos que están sufriendo en este momento el rigor de las llamas.

Sabemos que todos los difuntos deben pagar sus faltas a excepción de los niños menores que hayan sido bautizados. Por esta razón debemos elevar nuestras oraciones a Dios para la última noche de los difuntos.