Poderosa oración para bendecir el sábado

oracion para los dias sabados

Poderosa oración para bendecir el sábado.“Este es el día que hizo el Señor; Nos gozaremos y alegraremos en él.” Salmo 118:24. Dios hará grandes cosas en este día, si lo crees decláralo que hoy el Señor estará contigo a donde quieras que vayas . Bendecirá Dios este día sábado de una forma sorprendente.

No hay mejor formar de iniciar un día con una poderosa oración para bendecir el sábado, donde le decimos al Señor que sea él dirigiendo este día. Encomienda tus planes a él, este es un día donde podemos compartir con nuestros familiares y amigos. Nuestro Dios cuida de de nosotros, pero siempre debemos estar vigilantes a lo que pueda ocurrir, por eso es tan importante poner el día sábado en la manos de él.

https://www.youtube.com/watch?v=_L7By1E-C8s

"Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios". 1 corintios 10:31 Nunca debemos olvidar al señor, siempre debemos tenerlo presente y alabar su nombre en todo tiempo y en todo momento.

Índice()
  1. Poderosa oración para bendecir el sábado
  2. La Bendición de Dios

Poderosa oración para bendecir el sábado

Debemos muchas veces pelear por nuestra bendición, el enemigo viene a querer perturbar nuestra paz. Pero él está vencido en el nombre de Jesús. "Pero a Dios gracias, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo". 1 Corintios 15:57. Ya la victoria fue dada, solo queda apropiarse de ella. 

Mediante esta poderosa oración para bendecir el sábado, podrás vencer todo obstáculo que quiera venir a robarte la paz.

Hoy señor vengo ante ti,

en el nombre poderoso de tu hijo amado Jesús.

Alabo y bendigo tu nombre,

eres un Dios de milagros.

 

Eres el Dios que me protege y me libras de mis enemigos.

Gracias te doy Señor por que se que estas conmigo,

todos los días de mi vida.

 

Hoy Padre celestial,

vengo a poner mi día delante de tu presencia,

y que seas tú obrando de una manera sobrenatural.

 

Sobre mi vida y la vida de quienes me rodean.

Declaro tu protección divina sobre nuestras vidas,

y que tus ángeles acampan alrededor de cada uno de nosotros,

protegiéndonos de todas las asechanzas del enemigo.

 

Cúbrenos con tu sangre preciosa,

porque hay poder en la sangre que murió por amor.

Me blindo hoy con tu armada espiritual,

y voy en contra de todo aquello que quiera venir,

a ser tropiezo sobre este día.

 

Todo plan del enemigo ahora mismo,

es quebrantado por el poder de tú palabra padre.

Hoy echo fuera todo espíritu maligno,

que haya querido venir a mi vida y la de mi familia.

 

Te declaró inoperante y hoy eres atado,

y echado fuera en el nombre de Jesús,

porque hay poder en sangre de Jesús. 

su alegria sera completa

Las tinieblas hoy retroceden,

queda sin efecto todo plan diabólico.

Y todas las maldiciones tus las conviertes en bendiciones,

así como dice tu palabra Señor.

 

Tu oración contraria ahora mismo queda sin efecto,

porque creo en un Dios poderoso que está de mi lado,

y va como poderoso gigante derribando,

todo obstáculo que quiera venir a este día sábado.

 

En el nombre poderoso de Jesús,

que la paz de Dios sea la que gobierne nuestras vidas.

Que los cielos se abran en este día sábado,

y podamos gozar de las bendiciones,

que nos tienes preparadas para hoy mi Dios.

 

Yo creo que hecho está amado Rey,

alabo y bendigo tu nombre porque,

sé que hoy podré disfrutar de un día,

más con tu respaldo divino. 

 

Gracias amado Dios, por escuchar esta oración.

También recibe toda gloria y toda honra,

porque solo tú eres digno, santo eres mi Dios.

Alabado sea tu nombre, por los siglos de los siglos.

Amén. 

La Bendición de Dios

"La bendición de Jehová es la que enriquece, y no añade tristeza con ella". Proverbios 10:22. Dios bendice de una manera extraordinaria a todos aquellos que creen en su palabra y son fieles a él. Por consiguiente, el también demanda de nosotros que lo busquemos en todo tiempo y en todo momento.

Lo mejor que puedas hacer, para alcanzar su bendición es orar antes de comenzar tu día, pidiéndole que sea el que tome el control de todas las cosas. Finalmente confía que en sus manos todo estará bien.

Subir