Saltar al contenido

¿Qué puede ocurrir si no oras seguido?

15 marzo 2020

Las personas que nos consideramos fieles servidores a Cristo, solemos intentar orar al menos una vez al día, consideramos ese momento como un instante de relajación y acercamiento al cielo. Empero, puede que otras personas, que también son cristianas, no dispongan de un tiempo para hacerlo, es decir, no han encontrado la manera de organizar su día para poder tomar un instante para orar. A esas personas les salta el temor de lo que puede ocurrir si no oras seguido.

Para aliviar un poco la tensión, trataremos de dar una explicación de las consecuencias de no hacerlo. Debemos añadir que Dios no nos obliga a orar, él simplemente nos entregó esta herramienta para que tomemos la decisión de usarla o no. El problema está en que como toda herramienta, tiene una utilidad.

Daremos un ejemplo para enfatizar de manera más clara nuestro punto: Si estamos trabajando con madera y necesitamos poner un clavo, necesitaríamos un martillo, tenemos la disponibilidad de esa herramienta pero ¿Qué pasa si decidimos no usarla? Tal vez encontremos otro método de clavar el clavo, pero será mucho más difícil que con el martillo.

Verdaderas consecuencias que afrontas si no oras seguido

El Señor no te castigará si no oras seguido, no nos enviará al fuego eterno por no realizar esta acción, hay cosas más importantes como ser buena persona y cumplir los mandamientos, claro que lo ideal sería que todos rezáramos siempre. Lo que sí puede ocurrir es que a nuestra vida empiecen a llegar problemas y se nos compliquen las cosas, pero no debes confundirte, no es a causa del Todopoderoso.

Recordemos que al orar nos acercamos al cielo, prácticamente garantizamos estar bajo la bendición de Dios, estaremos protegidos y más aún si pedimos porque esto sea así. De no contar con estas bendiciones, si estamos alejados del Padre, estaremos más susceptibles a los males que hoy recorren todo nuestro mundo, el maligno podrá poner sus manos en nuestra vida y hacer que vaya por el camino equivocado.

No estamos diciendo que si dejas de orar por unos días porque no te alcanza el tiempo, tu vida se arruinará. El Creador siempre vela por nosotros, incluso si nosotros no le servimos fielmente, ya que todos somos hijos de él. Además, si sueles orar cada vez que tienes un tiempo, pero puede que alguna circunstancia te lo impida en algún punto, nuestro Padre comprenderá, su infinita misericordia basta para que sigamos bajo su bendición a pesar de que perdamos constancia.

Qué hacer si mi familia no ora seguido

Primordialmente debemos afrontar el hecho de que si somos la cabeza de la familia, esta seguirá la mayoría de nuestros ejemplos, sobre todo los más pequeños, si tu no oras seguido, ellos no lo harán, de igual manera en caso contrario. No obstante, si no somos el jefe del hogar, dar el ejemplo también puede servir en este caso, aunque quizá no con la misma intensidad.

Debes tratar de dar con el motivo por el cual tu familia no se acerca a Dios, la comunicación es fundamental. No ataques a tus seres queridos solo porque están separados del camino celestial, el amor será tu arma más poderosa. Y resulta muy importante la perseverancia, no te rindas, trata de evangelizar a los tuyos, trata de que entiendan lo importante que resulta la unión espiritual con el Puro.

Si ya no encuentras el modo de que puedan crear un hábito de meditación y conexión espiritual, tendrás que recurrir a la ayuda más potente que encuentres, la mismísima ayuda del Todopoderoso, deberás pedir su luz y su intervención en tu familia. Pide porque se muestre ante los corazones de las personas de tu hogar, y notarás como pronto estarán a tu lado compartiendo todos en una sola plegaria. La mejor forma de invocar la ayuda divina para este propósito, es con una oración para mis seres queridos alejados de Dios.