Oración de agradecimiento a Dios de una quinceañera en su día

oracion de agradecimiento a dios por una quinceanera

Te concedemos una eficaz y sencilla oración de agradecimiento a Dios de una quinceañera en su día; para que tu joven mujer puedas agradecerle al Padre por otorgarte el dulce regalo de llegar a tus quince primaveras.

Esta es la mejor etapa y la más bonita en la vida de toda mujer. Y es magnífico poder celebrarlos y agradecerle al altísimo Padre celestial por permitirte llegar a esta hermosa etapa de tu vida, la cual podrás disfrutar junto a tus familiares, amigos y demás seres queridos.

Índice

    ¿Los quince años de una mujer rito o fiesta?

    La  historia de la celebración de la fiesta de agradecimiento de quinceañera se origina de hace ciento de años atrás, este era un rito donde se reflejaba el trance de las féminas donde pasan de niñas a mujer. Asimismo como cambia su papel en la sociedad.

    Oh Santo y poderoso Dios

    primeramente te quiero

    agradecer por permitirme

    cumplir un nuevo año de vida.

     

    Tú sabes lo maravilloso

    y especial que son los

    quince años tanto para

    mí, como para las demás chicas.

     

    Asimismo gracia señor

    porque hasta ahora

    me has guardado de

    cualquier peligro.

     

    Me has librado de todo el mal,

     y me has protegido de

    todo aquel que intenta

    hacerme daño.

     

    De igual forma te agradezco

    porque has llenado mi vida

    con tu inmensa bondad.

     

    Igualmente has derramado tu

    misericordia como una enorme

     y refrescante catarata.

     

    Asimismo te agradezco por

    estar siempre a mi lado

    y porque nunca te has

    apartado de mi vida.

     

    Porque en estos quince años

    has sido mi apoyo, mi sustento

    y mi socorro.

     

    Tú mi Dios has sido mi

    guía, y mi mentor;

    has puesto discernimiento en mí

    para reconocer lo malo.

     

    Asimismo elegir solo

    lo que me conviene y

    será bueno para mi vida.

     

    Agradezco porque

    tú has apartado de mi vida

    a las personas que vienen

    con malas intensiones.

    grandes cosas ha hecho el senor con nosotros

    También me has mostrado

    cuales de estas me han querido

    perjudicar y cuales me han

    ayudado a avanzar.

     

    A pesar de mi corta edad

    tú me has dado sabiduría

    para enfrentarme a la vida.

     

    También has soportado

    mis cargas, dándome el reposo

    que he necesitado.

     

    Bendito Dios de misericordia

    estoy dichosa porque  me has

    obsequiado en este año

    con mucha salud.

     

    Ciertamente me has

    permitido pasar este nuevo

    año junto a mí familia,

    amigos y seres queridos.

     

    Además he podido

    celebrarlos junto a

    todas las personas que

    tanto amo.

     

    En cambio muchas chicas

    no tienen este privilegio,

    que tu me has regalado.

     

    Probablemente he hecho

    siento de cosas que no son

    de tu agrado.

     

    Debido a esto he caído muchas

    veces; pero tu siempre has estado

    hay para apoyarme y ayudarme.

     

    Finalmente saliendo en victoria,

    por medio de tu misericordia

    me has ayudado a salir de la

    situación más difícil.

     

    Por lo tanto te

    agradezco enormemente,

    dulce Padre celestial.

     

    Además te agradezco porque

    con quince años me has

    entregado el privilegio

    de ver tu gloria.

     

    En cambio otras personas

    mueren viejas y nunca

    pudieron ver tu gracia.

     

    Es más tú te has manifestado

    en mi vida de una

    manera extraordinaria.

     

    Dejándome muy claro

     que no estoy sola y

    mientras este contigo

     nada malo podrá pasarme.

     

    Igualmente sé que tú

    mi amado Señor me apartaras

    de todo peligro.

     

    Y ahuyentarás todo demonio

    que el enemigo mande

    a mi vida para perturbarme.

     

    Ya que me quiere derrotar,

    humillar y pisotear con

    sus sucias garras.

     

     yo sé que mientras esté

    junto a ti no hay artimaña

     del enemigo que pueda

    perturbarme.

     

    Por lo tanto

     te agradezco mi amado

     y adorado altísimo

    Padre de la gloria

    estas sencillas razones.

     

    Finalmente te agradezco

    por inclinar tu oído

    para escuchar mi

    humilde oración.

     

    Amén.

    Agradecimiento de una quinceañera con el Padre celestial

    Agradecer al Padre es el menor y más bonito gesto que podemos tener con él; son infinitas las razones por las cuales tenemos que agradecerle al Dios Soberano; tanto por su bondad, misericordia, benevolencia, perdón, como por todas las cosas que nos ha concedido como la familia, el hogar, los amigos, los buenos momentos entre otras. Agradécele al Padre en todo momento y de forma sincera y humillada y verás las grandes cosas que se aproximaran a tu vida.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más