Saltar al contenido

Oración para confesarse por primera vez para los niños antes de la comunión

12 junio 2020
Oración para confesarse por primera vez para los niños antes de la comunión

La oración para confesarse por primera vez, está dirigida a los niños que ya se encuentran en edad para realizar la primera comunión, es la primera vez que los niños se confesaran ante Dios, y deben conocer la manera correcta de hacerlo.

Aunque pensemos que un niño no debe contar con tantos pecados, por su corta edad, la verdad es que siempre será necesario que conozcan la manera en que deben hacerlo y además, las cosas que deben evitar hacer para poder encontrarse siempre en comunión con Dios. Aquí te mostraremos la oración para confesarse por primera vez, para que muestres a tus hijos las palabras correctas que deben decir antes de confesarse.

Oración para confesarse por primera vez

Prepara a tus hijos o a los más pequeños que tengas en casa para la comunión con esta oración para confesarse por primera vez, es sencilla y cuenta con las palabras correctas para lograr ser escuchado por Dios.

Querido Dios, en este momento me estoy 

preparando para realizar por primera vez la 

comunión, para esto debo confesarme ante ti.

 

Esta será la primera vez que lo haré, y a 

pesar de mi corta edad es posible que si se 

encuentren varios pecados en mi vida, 

pecados que he cometido sin saber

las repercusiones que tendrán en mi vida.

 

He pecado Dios, he mentido y posiblemente 

envidiado a alguien más, sin saber el mal que 

he estado cometiendo en mi vida.

 

He mentido a mis padres, mis hermanos

y amigos en distintas oportunidades, para

librarme de castigos y regaños.

 

He deseado cosas que tienen los demás, y

que por distintos motivos yo no tengo en mi 

vida, por eso vengo a pedir perdón.

 

Perdona mis pecados Dios, he pecado de

pensamiento, obra y palabra, esto ha sido mi 

culpa, y hasta hoy lo he aprendido.

 

Hoy vengo a confesar mis pecados, y todo él

arrepentimiento que tengo en mi corazón hoy,

te pido que me perdones.

 

Me acerco a ti para agradecerte porque a 

pesar de mis pecados siempre me bendices, 

siempre te encuentras a mi lado guiándome 

en mi camino.

 

No te separes de mí, dame cada día la 

confianza de que me encuentro guiado por ti, 

y muéstrame la manera de ser a tu imagen y 

semejanza.

Esto a poco de hacer mi primera comunión, 

por eso vengo ante ti para suplicarte que me 

ayudes, y me guíes para hacer mi confesión 

de la manera correcta.

 

Me arrepiento de cada una de mis fallas, de 

todo lo que he hecho sin el conocimiento de 

que ha estado mal, me encuentro arrepentido 

de eso.

 

Te pido que me des un justo castigo, que seas 

tú a través del sacerdote. Para que me dé la 

penitencia justa de acuerdo a los pecados 

que he cometido hasta el día de hoy.

 

Prometo ser bueno y cumplir con cada una de 

las leyes que tú has impuesto para nosotros, 

no me abandones en este momento tan 

importante para mí.

 

Gracias te doy porque me has cuidado y 

bendecido, porque siempre estás al tanto de 

todas las cosas que necesito en mi vida para 

estar bien, porque me brindas bienestar, amor 

y dulzura.

 

Ayúdame a examinar mi conciencia, haz que

obtenga la verdadera pena por mis pecados, 

y ruega por mí la gracia de morir antes que 

volver a ofender a Dios.

 

Enséñame las cosas que te desagradan de 

mí, para poder cambiarlas y ser a tu imagen 

perfecta, muéstramelas para poder encontrar 

la manera correcta de vivir mi vida.

 

Finalmente en el nombre de Jesús te ruego en este día, 

para que me cuides y bendigas siempre con

 tu infinita protección.

 

Amén.

La primera confesión de nuestras vidas siempre será la más importante

La primera confesión de nuestras vidas siempre será la más importante, pues es el momento en que tenemos verdadera certeza de que hemos actuado mal y que debemos rendir cuentas a nuestro Padre Celestial. Es por eso que, debemos asegurarnos de que nuestros hijos siempre tengan la oración ideal para su primera confesión, en la cual podrán agradecer, pedir perdón y rogar a Dios, para que sean perdonados y salvados.