Saltar al contenido

Oración escrita al milagroso San Antonio de Padua ¡La más milagrosa!

17 junio 2020
Oración escrita al milagroso San Antonio de Padua ¡La más milagrosa!

La oración es la manera en que todos los creyentes demuestran agradecimiento o la manera que piden por los acontecimientos que están pasando en su vida. Y por eso te traemos una oración escrita al milagroso San Antonio de Padua, la más milagrosa. Existen muchas formas diferentes de orar; pero sin duda la más eficaz es la oración hecha de corazón y con toda la fe de que sus milagros serán concebidos

Ciertamente todas las personas sin importar edad, sexo, raza o condición social, necesitan de un apoyo espiritual, de una respuesta divina que les ayude en esos momentos de agobio, de momentos de tristeza donde se cree que no se puede más, donde se necesita un milagro que cambie todas su estrés, su agobio y sus preocupaciones por la paz.

Oración al milagroso San Antonio de Lisboa

Esta oración milagrosa le serán de ayuda para solventar tus necesidades, le será de mucha utilidad en su vida, esta servirá de apoyo y por supuesto le dará la respuesta que tanto necesita; y que tanto había buscado. Y por eso te traemos una maravillosa oración a San Antonio de Padua.

¡Oh San Antonio de Padua

En primer lugar te ruego que me ayudes!

En estos momentos de dificultad,

donde no se que hacer

y solo una oración milagrosa podrá aliviar

mis cargas y mis preocupaciones .

 

Oh santo solo tu podrás ayudarme

¡Oh san Antonio!

te pido a ti ,debido a que solo tu

podrás interceder por mi

y tengo total fe de que vas a concederme,

el milagro que tanto necesito.

 

Por esta razón

Te pido que me des fuerzas

para soportar las pruebas

pido que me des ánimos

ante la mala situación.

 

Te pido que me des sabiduría

para tomar buenas decisiones

En estos momentos de angustia.

 

Además te pido que fortalezcas

mi fe y te pido que cambies

mis agobios por la paz,

que tanto necesito,

en estos momentos.

 

Intercede por mi ante Dios

Guárdame de todo peligro.

¡Oh santo de misericordia ayúdame

te lo pido con gran fervor.

 

Guárdame de toda persona,

que pueda hacerme daño,

guárdame de una mala acción.

 

Igualmente guárdame, de los pecados,

también te pido que me ayudes

y concedas el milagro

que tanto necesito.

 

Tu que eres santo de los pobres,

eres dador de numerosos milagros;

también te agradezco por lo que tengo,

por todo lo que me has concedido.

 

Por tu misericordia conmigo,

tu que eres bueno,

que tienes infinita misericordia

te ruego que me ayudes e intercedas por mi

para que se cumpla mi petición.

Concede mis deseos;

y calma mis angustias

libera mis cargas; y

sobretodo lléname de paz.

 

Aunque se que tu estas conmigo

a veces me siento casi solo,

por esta razón te pido,

que fortalezas mi fe.

 

 Oh Santo.

Pido porque tu eres ser de divina

Bondad, porque tú ayudas,

a los que necesitan de tus bendiciones.

 

Eres maravilloso; y

tu misericordia alcanza, toda

situación y toda prueba.

 

Oh ser bendito eres.

Tú que llevaste la palabra de Dios

y que ayudaste a muchos

pobres, necesitados, pido por mi,

por mi estado.

 

Tu ayudas a los que creen en ti,

por eso pido que intercedas,

 por los míos.

 

Oh gracias,

porque sé que tú intercederás por mi;

porque tu inmensa misericordia

te moverá a ayudarme.

 

Tu amor me alcanza;

y me da plenitud de gozo

asimismo gracias te doy ,

tu que fuiste nombrado

doctor del evangelio .

 

Santo compasivo gracias

Y de gran misericordia.

 

Tus bendiciones persiguen mi vida,

y tu bondad, mi corazón,

con gran anhelo

Y regocijo.

 

Yo se que tu estas

conmigo; y nunca te apartas de mi,

por lo cual te agradezco.

 

Tu eres un ser bueno de inmenso

amor y compasión

de tu siervos, de lo que te buscan

en verdad.

 

Gracias te doy de antemano,

por tu grandeza; y tu proeza

para conmigo.

 

Te agradezco, por las bendiciones,

obtenidas, y por las que vienen.

 

Amén.

Las oraciones más milagrosas

¿Cómo hacemos las oraciones milagrosas? No depende de nosotros directamente, ya que los favores son por gracia; y misericordia lo que sí depende de nosotros es la fe; y la disposición que tengamos para pedir a los Santos para que interceda por nosotros.

Espero que te haya gustado esta oración dirigida a San Antonio de Padua, y puedas practicar cuando sientas la necesidad de una conexión espiritual.