Saltar al contenido

Oración al Espíritu Santo por los enfermos y la salud del mundo ¡Sánalos!

8 julio 2020
Oración al Espíritu Santo por los enfermos y la salud del mundo ¡Sánalos!

Oración al Espíritu Santo por los enfermos y la salud del mundo ¡Sánalos!. El Espíritu Santo es bondadoso y misericordioso, pidiéndole con mucha fe además de mucha devoción podremos conseguir que interceda en la vida, como en la salud de nuestros enfermos del mundo entero. Para que nos dé la cura como el bienestar que son requeridos, asimismo poderse librar de sus enfermedades que tanto los aquejan, pudiendo recibir sus grandes milagros para nuestros enfermos para así poder dar testimonio de su divina presencia entre nosotros. Presentemos al Espíritu Santo nuestros enfermos para que así les pueda conceder la salud como también a los del mundo entero.

Ya que la enfermedad es una situación muy complicada, aún más cuando la padecen nuestros seres queridos. Por eso es bueno pedirle al Espíritu Santo, para que nos ayude en esta gran dificultad que estamos atravesando. Sabiendo tal como confiando en él, que grande es su misericordia, para así poder lograr el milagro en la vida de nuestro ser querido que se encuentra enfermo.

Oración por la salud del mundo

Con esta poderosa Oración al Espíritu Santo por los enfermos y la salud del mundo ¡Sánalos! podemos conseguir la sanación que tanto necesitan nuestros enfermos, como también todos los enfermos del mundo entero. Todo te lo dejamos en tus benditas manos. Póngala en práctica.

¡Oh! amadísimo Espíritu Santo,

 acudo a ti porque sé que escucharas mi clamor.

Que vengo a implorarte,

porque sabiendo que nada es difícil para ti,

consagrarme solo a ti que eres mi Dios.

 

 Sabiendo que eres capaz,

de transformar el universo,

 acércate a mí para poder,

contemplar tu gloria divina.

 

Gracias Espíritu Santo,

 porque he podido conocerte.

Asimismo porque has derramado en mi la fe,

 pudiendo invocarte,

con profunda confianza.

 

 Te doy infinitas gracias Espíritu Santo,

 porque contigo se me hacen,

más fácil las cosas.

 

Porque cuando te invoco,

 puedo tener la paz que tanto necesito.

Espíritu de bondad te pido,

 que soples tu aliento,

sanador sobre todos los enfermos.

 

 Asimismo que en este momento,

están necesitando urgentemente de ti,

porque ese soplo pueda llevarse toda enfermedad,

 impureza, dolencia, malestar,

 decaimiento asimismo todo síntoma.

 

Para que se esté manifestando,

 en todas aquellas personas,

que tanto necesitan de ti.

 

Espíritu Santo te pido que alejes,

 de todos nuestros enfermos,

asimismo como los del mundo,

entero el gran sufrimiento,

 que les está causando esta grave enfermedad.

 

 Que puedas alejar todo mal,

 asimismo todo sufrimiento de ellos,

 como también toda manifestación.

 

Espíritu Santo de fortaleza,

 te pido que pueda sentir tu fuerza imbatible,

dentro de sus cuerpos,

 para que así puedan luchar con gran fortaleza.

 

Porque dando gracias a tu gran presencia,

 puedan lograr vencer esta,

enfermedad que los está consumiendo.

 

¡Oh! Espíritu Santo te pido,

 que nunca sean olvidados por aquellas personas

que lo amamos para que así,

podamos formar un escudo de amor.

Asimismo este se encuentre,

en su alrededor que les permita,

 sentir su gran presencia,

Como tu gran fuerza.

 

 Para que así podamos derrotar,

esta enfermedad que los agobia.

 

Amadísimo Espíritu Santo

 Tú que eres el aliento de nuestro Padre.

 Permite que te conozcan de cerca,

 para que puedan sentirte.

 

 Para que así puedan nacer de nuevo en ti,

 derramando todas sus bendiciones en ellos.

 

Asimismo que pueda manifestarse,

 nuevamente en ellos la salud,

 como el equilibrio de sus cuerpos.

 

Igualmente todas sus funciones,

 sus sentidos perfectos como sus mentes sanas.

Espíritu Santo confío plenamente,

 que acudirás a mi llamado.

 

También  que escuchas como,

 asimismo puedes atender mi súplica.

 Permitiéndole a todos nuestros enfermos,

 poder experimentar en sus

cuerpos su gran fuerza.

 

 Como la experimentaron los

discípulos de Jesús,

después de su resurrección.

 

Amadísimo Espíritu Santo

quema toda célula dañina,

 todos lo que abarque malo,

en los cuerpos de nuestros enfermos.

 

Dándote infinitas gracias por la nueva vida,

 que gracias a tu presencia,

 pueden tener de ahora en adelante.

 

Infinitas gracias Espíritu Santo,

 por tu amor incondicional tal como eterno.

Que tienes por todos nosotros,

 en especial por nuestros enfermos.

 

Gracias Espíritu Santo,

 porque solo basta que te llamemos,

 de nuestro corazón para que acudas,

 de inmediato a nuestra ayuda.

 

Amén.

Espíritu Santo te ruego por los enfermos del mundo entero. Dales salud

El Espíritu Santo nos acompaña siempre, quiere ayudarnos en medio de nuestras batallas como luchas en nuestras peticiones que estamos implorando hoy que es darles la salud a nuestros enfermos como también a los del mundo entero. Ya que una de las peticiones que hacemos con más frecuencia es la de la sanidad, por nuestras dolencias del alma como del cuerpo.