Saltar al contenido

Poderosa oración al Espíritu Santo para navidad ¡Santifica nuestras fiestas!

8 julio 2020
Poderosa oración al Espíritu Santo para navidad ¡Santifica nuestras fiestas!

Para muchas personas en el mundo la navidad es la mejor y más anhelada época del año. Pues es la celebración del nacimiento del Niño Jesús, nuestro Jesucristo. Una oportuna fecha para festejar su llegada al mundo y propicia la ocasión para reflexionar y perdonar. Por ello te ofrecemos la Poderosa oración al Espíritu Santo para navidad. ¡Santifica nuestras fiestas!

Entregar a Dios y al Espíritu Santo cada uno de los actos es la mejor forma de estar siempre protegidos y llenos de bendiciones. Más aún en la época de navidad, donde nos reunimos con la familia y seres queridos.

Oración al Espíritu Santo para santificar nuestras fiestas en Navidad

Que bonito es organizar la llegada del Niño Dios con una buena comida, una bonita decoración. Con regalos y sobre todo con la presencia de nuestros familiares y amigos. Permite que el Espíritu Santo bendiga estas festividades a través de la siguiente Poderosa oración al Espíritu Santo para navidad. ¡Santifica nuestras fiestas!

Poderoso Espíritu Santo, Oh Mi Divino Espíritu,

 engrandezco tu presencia y glorifico tu poder,

eres la esencia divina que recorre mi vida

y se apodera de mi sentir,

también eres la más pura divinidad

de paz, amor y compasión.

 

Junto al Padre y al Hijo estás,

y desde su lado me provees todo lo que necesito.

Por ello en esta hermosa época de Navidad,

donde muchos celebran la llegada del Niño Dios,

mi espíritu humilde quiere hacerte llegar

esta profunda oración desde el fondo de mi corazón.

 

Bendito Espíritu Santo,

que la llegada de Jesucristo

trae contigo gloria y abundancia,

gracias y bendiciones, salud y prosperidad.

 

Además que la gracia de tu divino poder,

invada los corazones del mundo

para hacerlos cada vez mejores hombres y mujeres.

 

Igualmente que miles de familias

puedan reunirse en santa paz

a recibir con amor el nacimiento del Mesías,

el salvador del mundo.

 

Asimismo que no falte en mi casa

ni en las otras tantas,

el pan de cada día como muestra de la abundancia

que sacia a los hambrientos de fe.

Permite mi Sagrado Espíritu Santo,

que estas reuniones decembrinas y navideñas

se den con la mayor tranquilidad posible,

y que la unión les permita compartir sentimientos y emociones.

 

También para que los que están lejos

puedan acercarse y los que están cerca

puedan fortalecer emocionalmente

sus lazos afectivos.

 

Por favor santifica nuestras fiestas

en honor a la llegada del Niño Jesús,

llena de bondad, paciencia, piedad,

compasión, dulzura, humildad

y mucho amor a los que visiten mi morada,

para que la armonía ronde y abunde en esta navidad.

 

Mientras tanto glorioso Espíritu Santo,

que los maravillosos dones que tienes para mí,

se extiendan a cada uno de los que visitan mi hogar,

que la sabiduría, la ciencia, la inteligencia,

la piedad, el entendimiento, el consejo y el temor a Dios

se instalen en nosotros y nos permitan agradar a Dios hoy y siempre.

 

También provee siempre el alimento,

el techo, el abrigo, la salud, la comprensión y la unión

para que juntos en familia honremos a Dios

y podamos gozar de sus alabanzas.

 

Además Espíritu Santo, aleja todo mal, toda perturbación,

toda magia, todo encanto, todo mal sentimiento

que quiera perturbar la paz y la armonía de mi familia.

Para que las fuerzas malignas

no pasen jamás la puerta de mi casa,

y que tu santo manto protector aleje al demonio y al enemigo.

 

Gracias por todas las maravillas del mundo que me ofreces,

y gracias por el amor que has sembrado en mi corazón,

gracias por la vida que disfruto cada día.

Gracias por ver un nuevo amanecer

y por permitirme conocer las bondades de Dios

y su inmensa misericordia.

 

Santifica mis fiestas navideñas

y que la paz reine en nuestros corazones,

por siempre y para siempre

en tu honor Espíritu Santo.

 

Amén

Disfruta de las Navidades bajo la gracia del Espíritu Santo

La época navideña es una hermosa ocasión para fortalecer la unión familiar. Limar asperezas y otorgar perdón a quienes en alguna oportunidad nos hayan faltado. Así mismo podemos ofrecer nuestras disculpas a quien hayamos podido herir con nuestros actos.

También puede ser propensa la ocasión para causar algún tipo de discordia pues se reúnen y congregan diferentes pensamientos e ideales. Por ello pide al Espíritu Santo que les otorgue paz, tolerancia, comprensión, amistad, paciencia y mucho amor.