Saltar al contenido

Oración para que mi familia acepte la voluntad de Dios nuestro señor

25 febrero 2020

Los seguidores de Dios deben aceptar su voluntad y no cuestionarla. La voluntad de Dios es de gran importancia para todos los que aman al señor y desean seguir su camino de bien. La oración para aceptar la voluntad de Dios en la familia es una de las oraciones más sinceras. Al pedir la voluntad de Dios, significa que le está diciendo a Dios que intervenga en tu situación o familia.

Es importante conocer la voluntad de Dios para nuestras vidas. Una de las voluntades de Dios es arrepentirse de los pecados y confesárselos. Si aún no has dado esos primeros pasos, entonces la voluntad de Dios no se puede hacer con respecto a tu situación.

Dios desea que conozcas su voluntad y su plan para tu vida. La voluntad de Dios es como una ley, una declaración dada a sus hijos. Él espera que aceptemos su voluntad. Orar para que se haga la voluntad de Dios con respecto a sus desafíos actuales requiere una relación diaria con el Espíritu Santo. “Aceptar la voluntad de Dios en tu vida y familia es obedecer sus palabras”.

Oración para aceptar la voluntad de Dios en la familia

Muchos creyentes están trabajando en contra de la voluntad de Dios para su vida y destino. Y es por eso que muchas personas sufren y otras reciben hoy el castigo de Dios por romper su voluntad.

A continuación, te dejaremos una maravillosa oración para aceptar la voluntad de Dios en la familia, para que la apliques y enseñes en tu hogar:

Oh Dios padre celestial y todopoderoso.

En este día y en este momento, nos encontramos orando en familia,

para tener presente tu mano amiga, tu compañía.

Esa que nos brindas día tras día, sin pedir nada a cambio.

 

Tú que todo lo ves y todo lo sabes.

Siempre buscas nuestro bien y nuestra prosperidad.

Sé que deseas salvarnos hoy y en la eternidad.

¡Gracias padre, por ser nuestra fuerza!

 

Te agradecemos por el libre albedrío que nos has permitido gozar,

porque deseas que elijamos nuestro propio camino,

pero sabes que a veces nos cuesta escoger el camino del bien.

 

Muchas veces se nos nubla la visión y nos confundimos,

pero sólo queremos tener presente tu voluntad.

Sé que solo en tus manos estará el bienestar para mi hogar,

es por eso que entrego a ti nuestro futuro. 

 

Aceptamos todo lo que venga de ti, porque sé que será tu voluntad.

Porque tú amor hacia nosotros siempre nos ofrecerá tu benevolencia.

Nos encomendamos a ti para recibir los beneficios de tu misericordia.

Ministra a nuestra mente,

para que podamos aceptar lo que desees para nosotros,

pues reconocemos que tu voluntad,

siempre será buena, agradable y perfecta.

 

Refúgianos en tu regazo, donde solo podremos encontrar paz,

donde solo podremos estar protegidos

en contra de las maquinaciones del maligno.

 

Queremos agradarte y hacer el bien, para alcanzar la vida eterna.

Porque reconocemos que, si hacemos tu voluntad, siempre nos irá bien.

Reconocemos que, sin ti, nada somos.

 

Padre nuestro, hágase tu voluntad en mi familia

y ayúdanos a aceptarla sea lo que sea.

Es por ello que llevamos cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo.

En el nombre de Jesús, nombre sobre todo nombre.

 

Amén

Condición para que Dios haga su voluntad

La voluntad de Dios no se puede dar cuando eres egoísta en tus oraciones. La voluntad de Dios no se puede dar cuando te resulta difícil dar y amar a los demás. No puede manifestarse adecuadamente cuando todavía no has hecho lo correcto. Su voluntad para tu vida es buena y no mala, Dios con su voluntad siempre querrá brindarte un futuro glorioso.

Mateo 6:33 dice: “Buscad primero el reino de Dios y su justicia, y todo lo demás os será añadido”. Si buscas a Dios primero, su voluntad se hará en tu vida. Si buscas las cosas del espíritu como prioridad, Él intervendrá y agregará bendiciones a tu vida.