Saltar al contenido

Oración al Inmaculado Corazón de María por la protección contra el Coronavirus

26 marzo 2020

Orar a la Virgen María es saber pedir la protección adecuada contra el Coronavirus. Debemos entender que la oración al Inmaculado Corazón de María por la protección contra el Coronavirus es pedir a una madre que entenderá completamente nuestra angustia. Dejemos de tener miedo, que no nos gane la incertidumbre todo tiene algún sentido que en este momento no lo veremos pero más adelante estoy seguro que sí.

Dios busca ante estas nuevas pruebas que entreguemos nuestro corazón, perdonarnos de tanto pecados cometido siempre y cuando tengamos arrepentimiento sincero.

Poderosa oracion al inmaculado Corazón de Maria para conseguir la proteccion contra el Coronavirus

Nuestra Madre siempre está para escucharnos, entiende cuando le hablamos de ver a las personas sufrir, les da sanación y sabe como interceder por nosotros ante Dios tenemos que tener en cuenta, que ella siempre entendió el propósito de Dios muy a pesar del sufrimiento de ver un hijo morir.

No podemos dejarnos caer en este momento tan importante, por eso utilizaremos la oración al Inmaculado Corazón de María por la protección contra el Coronavirus inspirada en todo ese amor que busca envolvernos en la Misericordia de nuestro Señor.

Oh corazón de maría, inmaculado corazón,

El más amable y compasivo de los corazones,

Después del corazón de Jesús.

Eres el trono de las misericordias divinas y del cielo.

A favor de los que están en tinieblas y con el entendimiento entenebrecido,

En miseria espiritual.

Te vengo a pedir hoy que envíes auxilio para terminar con el Coronavirus.

Reconociéndote que te necesitamos en todo momento,

Acudimos a ti, para tu amparo en este gran favor.

A ti que el Señor ha puesto todo el tesoro de sus bondades.

Y misericordias con plena seguridad de que seré socorrido y escuchado.

Eres mí Refugió donde consigo virtudes como:

Amparo y fortaleza para poder continuar.

Por esto en este día te digo: ¡Oh dulce Corazón de María, sed la salvación mía!

Cuando la enfermedad me aflija y me entristezca,

Mucho menos que me oprima para siempre en la desesperanza,

O la espina de la tribulación llegue a mi alma y a mi familia,

¡Oh Corazón de María, sed la salvación mía!

Cuando el mundo, el demonio y mis propios miedos me quieran invadir

Allí estarás tú protegiéndonos a todos nosotros.

No permitiré que me persigan con sus tentaciones

Además quieran hacerme perder el tesoro de la divina gracia,

¡Oh Corazón de María, sed la salvación mía!

Cuando se aumenten las angustias de mi alma y de mi corazón

Líbranos cuanto antes de la pandemia del coronavirus.

¡Oh dulce Corazón de María, sed la salvación mía!

Y cuando mi alma pecadora se presente,

Ante el tribunal de Jesucristo para rendirle cuenta de toda su vida.

Y toda acción en esta tierra, ven a nosotros Amada a defenderla y a ampararla.

Entonces; ahora y siempre,

¡Oh dulce Corazón de María, sed la salvación mía!

Estas gracias divinas espero alcanzar de ti,

Gozar de Dios en nuestra compañía por toda la eternidad en el cielo.

¡Corazón inmaculado de María!

Desbordante de amor y piedad a Dios y a la humanidad,

Además  de compasión y amor por los pecadores,

Me consagro y entrego, sola y enteramente a ti.

Te confío la salvación de mi alma entera si algo me llegase a pasar.

Que mi corazón esté siempre unido al tuyo,

Para que me separe del pecado,

Ame más a Dios y al prójimo y alcance la vida eterna

Juntamente con aquellos que amo.

Mediadora de todas las gracias, y Madre de misericordia,

Recuerda el tesoro infinito que significa la vida.

Tú que viviste el castigo inmerecido de tu hijo quien pago,

Con sus sufrimientos

Y que nos confió a nosotros sus hijos.

Llenos de confianza en tu maternal corazón, que venero y amo,

Acudo a ti en mis apremiantes necesidades.

Por los méritos de tú amable e inmaculado Corazón

Y por amor al Sagrado Corazón de Jesús, obtenme la gracia que pido.

Aleja el Coronavirus de toda la humanidad.

Que ninguna enfermedad y pandemia pueda quitarnos nuestra vida.

Necesitamos protección en estos tiempos de plagas y tempestades,

Este virus que está azotando a la humanidad entera,

A las naciones, a los reinos y los confines de la tierra.

Afectando a todos por igual, ríos y pobres, jóvenes, y ancianos,

Todos ante el inminente juicio sobre la tierra.

Intercede por nosotros ante este juicio,

Que ha sobrevenido a la humanidad entera.

Por favor te pedimos que levante y sanes las tierras,

Redime nuestros pecados como humanidad y sanidad.

Dios es el único que tiene el control sobre la vida y sobre la muerte, nadie más.

Perdona a los reyes por las guerras sin sentido y por el dominio mundial,

Perdónalos, porque no saben lo que hacen.

Dios es el único dueño y soberano de todos los reinos de la tierra.

A él y solamente a Él es la gloria y la honra, ningún otro rey más.

Madre amadísima, si lo que pido no fuere conforme a la voluntad de Dios,

Intercede para que se conceda el favor de eliminar este virus.

Que yo experimente la bondad maternal de tu corazón

Para eliminar las angustias que tengo por ser afectada por este virus.

El poder su pureza intercediendo ante Jesús,

Ahora en mi vida y en la hora de mi muerte.

Corazón de María, perfecta imagen del corazón de Jesús,

Hace que nuestros corazones sean semejantes.

Amabilísimo Corazón de María,

Que ardes continuamente en vivas llamas de amor divino por él suplico,

Abrases mi tibio corazón en ese divino fuego en que estáis toda inflamada.

Purísimo Corazón de María, de quien brota la hermosa pureza.

Por ella pido, Madre mía inmaculada, purifiques mi impuro corazón,

Infundiendo en él la pureza y castidad.

Corazón de María, traspasado con la espada de dolor por la pasión y muerte Jesús, y

Por las ofensas que de continuo se hacen a su Divina Majestad.

Madre mía, mi corazón con un vivo dolor de mis pecados,

Con la angustia de esta pandemia y el dolor de perder a mis hermanos.

Dame un pronto auxilio por un,

Corazón de mi adorable Redentor.

¡Oh dulce Corazón de María, sed la salvación mía!

Apiádate de nosotros. Recibe toda gloria y honra.

A nuestro Padre en los Cielos.

Amén.

Reflexión del Coronavirus sobre la tierra

Una oración al Inmaculado Corazón de María por la protección contra el Coronavirus  está inspirada completamente en la palabra de aliento que Dios y por los milagros de la Virgen María. Por ello tendrá resultados efectivos. Sin embargo, Dios nos  quiere decir con esta prueba,  que escuchemos, porque nuestro Padre celestial quiere que no tengamos miedo y que aprovechemos este tiempo para dedicárselo a la alimentación de nuestro espíritu.

Que las necesidades nos una como los hermanos que somos a nivel mundial. ¡Basta de Guerras! Nos dice nuestro Dios porque todos debemos estar unidos. Que la tolerancia Reine para siempre. Ten la certeza que la suplica a la Virgen María tendrá resultados muy rápidos, siempre y cuando entendamos el propósito. Unamos la fuerza unos con otros para todos elevar nuestra plegaria.