Divina oración de la mañana para sellar mi casa con la sangre de Jesucristo y tener su protección

Divina oracion de la mañana para sellar mi casa con la sangre de Jesucristo y tener su proteccion

Como fieles cristianos y seguidores de Jesús, debemos mantener una constante comunicación con Él. Que nuestras vidas y hogar se encuentren sellados y protegidos. Para ello se hace una oración a la Sangre de Cristo antes de dormir, y de esta forma alejaremos de nuestras vidas toda asechanza del enemigo.

Índice()
  1. Hermosa Oración para sellar nuestras casas con la Sangre de Jesucristo
  2. Por qué la Sangre de Jesús tiene poder

Hermosa Oración para sellar nuestras casas con la Sangre de Jesucristo

La sangre derramada de Cristo Jesús es el arma más poderosa del cristiano. Es que por medio de ella que lavamos las culpas, para acercarnos a la presencia del Padre Celestial. Además, que con ella podemos atar potestades de maldad.

Señor Jesús, en esta mañana vengo

ante ti. Para darte las gracias, por

cada una de las bendiciones que Tú

me has concedido hasta este momento.

 

Te agradezco, porque Tú, has sido un Dios

bueno y justo conmigo y toda mi familia.

Gracias por mi pareja, por mis hijos, por mis

Padres, mis hermanos y cada una de las

personas que amo.

 

Agradecido, porque a pesar de que la vida

nos coloca muchos obstáculos, ellos se

encuentran con salud.

 

En este momento quiero pedirte perdón por

aquello con lo cual yo te haya lastimado.

Disculpa las ofensas hacia ti y mi prójimo,

y ayúdame a poder ser, esa persona correcta

y digna de todo lo que Tú me concedes.

 

Que yo pueda dar testimonio de tu amor por

mí con mi diario vivir. Que mis acciones solo

sean para glorificarte, no permitas que mi

corazón se llene de envidia ni de egoísmo.

 

Más bien, coloca un mi, un espíritu dispuesto

a servirte y a honrarte en todo momento de

mi vida. Que yo pueda ser instrumento en tus

manos, para llevar tu palabra

a donde quiera que vaya.

 

Padre de la Gloria, en este momento me

postro a tus pies, para pedirte que seas Tú

cubriendo mi vida, mi casa y a cada uno de

los miembros de mi familia

con tu sangre preciosa.

 

Limpia todas nuestras manchas y haznos

seres merecedores de tu gracia. Que estemos

presentables ante ti, porque nada más por tu

sacrificio es que podemos ser salvos.

coloca un mi un espiritu dispuesto a servirte y a honrarte en todo momento de mi vida

En este momento, en el nombre de Jesús,

cubrimos nuestra casa con la sangre preciosa

de Cristo. Para que así, los dardos del enemigo

no nos toque.

 

Sé Tú, guiando mis pasos y no permitas que

nos desviemos del camino correcto. Concédenos

el discernimiento de aquello que pueda hacernos

daño, tanto físico como de forma espiritual.

 

No permitas que nuestro corazón, se contamine

con las tentaciones y deseos que este mundo

nos ofrece. Si no que podamos resistir

fortalecidos en Cristo Jesús.

 

Pues sabemos que lo que el planeta nos

muestra, son cosas pasajeras y que la

felicidad que Él provee, tarda un tiempo,

por el hecho de que es vanidad de vanidades.

 

Pero lo que Tú nos concedes, es verdadero

y dura para siempre. Es por ello que no queremos

apararnos ni un instante de tu presencia.

Ya que en ti, podremos encontrar vida eterna.

 

Gracias, por habernos escogido y regalarnos

tu amor. Porque fuiste Tú, quien nos amó primero

a cada uno de nosotros. Fue por ese querer

incondicional, que te despojaste de tu gloria,

con el fin de venir a morir, en el madero de la

cruz, con el propósito del perdón de los pecados.

 

Te agradecemos, porque has sido fiel y aunque

te fallamos de forma constante, Tú,

permaneces a mi lado, recordándonos, cuanto

nos amas. Gracias, por cada una de las

maravillas que nos concedes.

 

Toma mis manos y guíanos por el buen camino.

Cubre los corazones y pensamientos de todo

dardo del maligno, para que podamos prevalecer

en las batallas diarias. En el poderoso

nombre de Jesús.

 

Amén.

Por qué la Sangre de Jesús tiene poder

Ahora es posible realizar una oración para proteger a la familia. Ya que el sacrificio de Cristo, nos abrió esa opción. Para así darnos la oportunidad, de poder presentarnos ante Jehová. Por eso, sin la Sangre de Cristo, nada de lo que conocemos existiría. Puesto que los elegidos solo eran el pueblo hebreo.

Subir