Oración jaculatoria poderosa para la medalla milagrosa

Oracion jaculatoria poderosa para la medalla milagrosa

Con esta ferviente oración se cree que el poder fuerte del espíritu y la misericordia pueden llegar a la Medalla Milagrosa; para cumplir nuestras peticiones. Siendo esta la medalla con más poder en todo el mundo, a quien podemos confiar completamente nuestra fe.

Índice()
  1. Hermosa oración jaculatoria de la Virgen de la medalla milagrosa
  2. ¿Qué favores se le encomiendan a la medalla milagrosa?

Hermosa oración jaculatoria de la Virgen de la medalla milagrosa

Esta oración se usará para pedir algo que se quiere desde el fondo de nuestro corazón, por medio de la intersección de la Virgen de la medalla de la milagrosa. Hazlo de la siguiente manera:

¡Poderosa medalla milagrosa!

Tú que sabes interceder

por todos los seres humanos

que confían en tu gracia.

 

Bienaventurada

eres por permitirme

hacer una oración en tu

Santo Nombre en este día.

 

Agradezco por cuidarme y ser mi guía

en todos los momentos de la vida.

Por corregir mis imperfecciones e

interceder por mis pecados

cuando cometo muchos errores.

 

Pero eres tan Misericordiosa Medalla Milagrosa,

que allí sigues cuidándome y

perdonándome cada vez que lo necesito.

 

Por eso, en este momento,

antes de rogarte, alabarte o pedirte,

¡Debo estar infinitamente agradecido!

 

Tú que me ayudas en todo momento

y a cualquier hora,

protegiéndome del mal que rodea el mundo.

¡A tu lado siempre me siento seguro!

 

Honorable, Medalla Milagrosa,

permíteme tener la madurez

para superar cualquier situación

que se vuelva obstáculo en mi vida.

 

¡Ayúdame preciosa, Medalla Milagrosa!

A mantener la fortaleza

cuando la crea perdida.

 

De igual manera ayúdame

a mantenme firme,

cuando mis rodillas quieran

doblegarse ante el mal.

Enséñame el buen camino

lejos de la oscuridad.

 

Preciosa Medalla Milagrosa, te ruego

que siempre te encargues del control

sobre las decisiones más importantes de mi vida.

 

Entrégame una segunda oportunidad

cuando más la necesito.

 

Líbrame de todo mal

que puede estar acechándome.

Entrégame la fuerza cuando sienta

que ya no puedo más.

¡Te suplico que me ayudes a salir adelante!

 

Sobre todo cuando necesito el valor

para superar mis miedos.

 

Antes que nada te pido sabiduría,

para saber en qué situaciones

puedo hacer algo y en cuáles no.

 

Asimismo, te pido

¡Por favor, poderosa Medalla Milagrosa!

El suficiente entendimiento para

comprender la necedad de otras personas.

Agradezco por cuidarme y ser mi guia en todos los momentos de la vida

Gracias, hermosa Medalla Milagrosa,

por todo lo que día a día,

haces por mí.

 

¡Oh, Medalla Milagrosa!

Te suplico que hagas de mí

una buena persona.

 

Que ayudes a mis amigos y familiares

siempre que puedas.

Ayúdalos también a ellos,

en caso de que tengan un problema,

o que no sepan cómo actuar para enfrentarlos.

 

¡Socórreme amada Medalla Milagrosa!

Con el milagro que tanto pido y protégeme

en el camino a conseguir lo que más quiero.

 

Medalla Milagrosa, tienes el poder

de cambiar lo que yo no puedo cambiar.

Además, saber cuándo las cosas no son para mí.

 

Por eso te pido la guía

que me puedas dar,

para conseguir cuál

es el camino correcto.

 

¡Enséñame, por favor!

A vivir un día a la vez para así conseguir

la felicidad en pequeños momentos.

 

Sublime y poderosa Medalla Milagrosa,

gracias por la oportunidad de estar protegido

con tu gran poder todos los días.

 

Porque hoy puedo despertar,

y ver la inmensidad del cielo.

También la hermosura de la naturaleza,

que me recuerda que tengo

una oportunidad nueva de vida.

 

¡Te suplico, Medalla Milagrosa!

Que me ayudes a tener la presencia divina,

del Espíritu Santo y de la Santísima Trinidad,

obrando sobre ella.

 

Otorgándome de tal manera los dones,

que me servirán para

mejorar y ayudar a otros.

 

Que mi alma se vuelva noble,

digna del amor que nos tiene nuestro Dios,

para así acercarnos

y obrar en el bien cada vez más.

 

De tal manera que nuestro corazón

se vuelva tan grande como el infinito,

y así poder compartir el amor

de la Medalla Milagrosa con otros.

 

Gracias, querida y amada Medalla Milagrosa,

por otorgarme estas bendiciones y oportunidad

de realizar oraciones en tu santo nombre.

Por protegerme y permitirme llevarte

siempre conmigo.

 

Amén.

¿Qué favores se le encomiendan a la medalla milagrosa?

Los milagros de la medalla milagrosa se conocen desde 1851 y son encomendadas las necesidades básicamente, las que requieren fortaleza y gracia. Por ello se recibe por medio de las oraciones y teniendo el colgante la paz y alegría para todos los días.

Subir