Saltar al contenido

Oración poderosa al Justo Juez para casos difíciles ¡Supéralos con esta oración!

8 julio 2020
Oración poderosa al Justo Juez para casos difíciles ¡Supéralos con esta oración!

Vamos a ver porque se habla de una oración Poderosa al Justo Juez ¡Supéralos con esta Oración!, y es que El Justo Juez es nuestro protector por excelencia y quien hace justicia por nosotros. Cuando se presenta la hora en que nos veamos duramente afectados con casos muy difíciles de resolver.

Cuando hablamos del Justo Juez nos estamos refiriendo obviamente al mismo Dios quien con su sabiduría y su misericordia infinita. Hace justicia por nosotros para que no seamos injustamente castigados por pecados que no hemos cometido. O con demasiada severidad que nos pueda conducir a la pérdida de la libertad o hasta de nuestra propia vida.

Debemos confiar en los dictámenes del justo Juez y aceptar su veredicto

Claro como buenos cristianos debemos aceptar siempre el veredicto del Juez Supremo, pues Él con su infinita misericordia, siempre nos protegerá. Por ello dedica esta oración Poderosa al Justo Juez ¡Supéralos con esta Oración!

Justo Juez,a ti me dirijo en estos momentos

difíciles de mi vida para pedirte misericordia.

Cuando nuestras situaciones sean muy complicadas

y tengamos temor de que nos puedan juzgar con imparcialidad,

o cuando vemos que injustamente tenemos

nuestra causa perdida y necesitamos de un milagro.

 

Solo tú,Dios Todopoderoso

puedes revertir los resultados

de un caso muy difícil y desesperado.

 

Oh Justo Juez,cuando estamos enfrentándonos

a causas desesperadas y perdidas acudimos a ti

porque tú que eres nuestro Padre Celestial y nuestro Salvador,

jamás nos vas a abandonar ni a darnos la espalda.

 

Por el contrario, Justo Juez,

sé que tú siempre darás una pronta respuesta

a mis súplicas y que yo podré contar contigo

hoy y en todo momento.

 

En este momento de mi vida

en que me encuentro acorralado por los hombres

y por la justicia de acá de la Tierra,

cuando veo y siento que voy a perder

este juicio temeroso que me atormenta,

oh Justo Juez aclamo por tu ayuda.

 

Además te pido postrado de rodillas

que no me abandones y que me lleves de tu mano

ante la justicia ciega para que me den la razón

y yo salga airoso de este gran problema

que me agobia y no me deja vivir en paz.

 

Con toda la fe del mundo y con muchísimo fervor,

hago esta Oración Poderosa a ti Justo Juez

para casos difíciles, también te pido que no me dejes

a la merced de hombres injustos que no reconozcan

mi inocencia y que cuando necesite ser juzgado

que sea con amplitud de criterio y con absoluta justicia.

Oh Justo Juez Celestial,

te pido con gran fe que en este momento

metas tu mano poderosa para que este caso tan difícil

por el que estoy pasando sea

resuelto a mi favor y de la mejor manera.

 

Porque también debo entender

poderoso Juez del Universo que soy pecador

y como tal he de ser juzgado,

pero pido clemencia y absoluta rectitud e imparcialidad.

 

Para que yo pueda

resultar victorioso y después de pagar mis culpas,

no ser abatido y reducido a un pobre guiñapo,

sin la oportunidad de una defensa justa.

 

Deseo que se me juzgues con equidad

y que tu divina misericordia me acompañe

en todo momento para salir airoso y triunfador

de este gran problema que afecta todos mis intereses

y el bienestar de mi familia y el mío propio.

 

Ayúdame pues.

Te lo pido por favor

Oh Divino Juez del Universo,

tú Justo por demás e imparcial en todo momento.

 

Defiéndeme hoy y siempre

de las injusticias terrenales y envíame tu divina bendición,

que yo, la recibo en el nombre del Padre,

en el nombre del Hijo y en el nombre del Espíritu Santo.

 

Amén

Una oración es siempre muy eficaz

Ciertamente las personas que ponen en manos de la justicia divina sus problemas y se descansan en la voluntad del Creador. Siempre estarán bajo el amparo de la Divina Providencia y jamás juzgados de manera injusta.

Es por esto que debemos siempre confiar en la justicia de Dios y confiar que los caminos de Dios son difíciles de entender. Más eso no quiere decir que no sean los más indicados para nosotros los mortales. Debemos siempre recordar que el tiempo de Dios es perfecto y que nunca falla.