Saltar al contenido

Poderosa Oración al Justo Juez para Cuidar de mis Hijos ¡De cualquier peligro!

8 julio 2020
Poderosa Oración al Justo Juez para Cuidar de mis Hijos ¡De cualquier peligro!

Es siempre bueno hacer una poderosa oración al justo Juez para cuidar de mis hijos. Debemos saber que si encomendamos nuestros hijos a Dios, estaremos más seguros y confiados de que van a estar bien protegidos y de que bajo su amparo. No les va a ocurrir nada malo en ningún momento de sus vidas.

Al dirigirnos al Justo Juez, debemos hacerlo de manera muy respetuosa. Ya que estamos refiriéndonos al Dios Padre Celestial, la máxima autoridad divina y además. El Juez Supremo del Universo conocido y de todos los hombres del mundo.

Encomienda a tus hijos a este Santo para su protección

Siempre debemos encomendar a nuestros hijos bajo el amparo del Justo Juez para estar más confiados cuando estos deban alejarse del hogar y enfrentarse a algunas situaciones difíciles.

Poderoso y glorioso Dios del Universo,

 a ti encomiendo a mis hijos

para que los protejas en todo momento

de todas las adversidades de la vida.

 

Oh Justo Juez,

piadoso y por demás nunca bien ponderado,

a ti me dirijo en este momento en que siento

que mis hijos pueden estar en peligro.

 

Por eso yo con toda la fe del mundo,

con toda la esperanza de que me escuches,

te pido encarecidamente que permitas acercarme

a tu divina presencia para suplicarte tu atención

y para que escuches ésta mi oración,

sencilla pero muy sentida.

 

Ya que te reconozco

como la única Entidad Suprema

y Divina de todos los cielos y del Universo entero.

 

A ti, Juez Supremo Justo Juez

de nosotros los mortales,

encomiendo el cuidado de mis hijos

 

Y con toda humildad te ruego

tomes en tus manos poderosas

el destino de cada uno de ellos

y que los corrijas con tu paciencia

y con tu infinita comprensión

cuando haya que hacerlo.

 

Ya que tú puedes entender

aún mejor que yo, que soy su madre,

cada una de las inquietudes de ellos.

 

Porque tú, puedes leer sus pensamientos

y saber cuáles son sus intenciones y sus sentimientos

cuando andan en sus actividades

dentro o fuera del hogar.

 

Oh poderosísima Divina presencia

del Altísimo Sacramento del altar,

a ti me dirijo para que tú con tu sapiencia

e infinita bondad, tomes la vida de mis hijos en tus manos

y los lleves siempre por el camino del bien

y no permitas que se distraigan en sendas peligrosas.

Oh Justo Juez, hoy pues,

me dirijo a ti con todo respeto y humildad

para encomendarte de manera muy especial a mis hijos,

escucha mis súplicas y mis oraciones

y por favor atiendeme para que yo pueda descansar en ti,

la difícil misión de madre y poder dormir tranquila.

 

Porque así sé que la protección de mis hijos

está bajo tu dominio y bajo tu control absoluto y divino.

Glorioso y divino Padre Celestial,

pongo en tus manos el cuidado de mis amados hijos

(aquí se menciona el nombre de cada uno de ellos).

 

Y yo, Señor del Universo,

te estaré siempre agradecida por tus cuidados

y por tu especial protección para con ellos.

 

Además espero Padre Celestial

que mis oraciones lleguen a ti en este momento

y que jamás los dejes a la deriva ni en manos

de los enemigos que siempre asechan

los caminos de los mortales.

 

Oh Padre Celestial, no los desampares nunca,

y es propicio el momento y la ocasión

para pedirte que nos bendigas a todos

como familia y que nos des tu divina bendición

para poder estar siempre en paz

con nuestras conciencias y con toda la humanidad.

 

Recibimos Justo Juez,

tu divina protección en el nombre del Padre,

en el nombre del Hijo y en el nombre del Espíritu Santo.

 

Amén

Hacer una oración al Justo Juez, es algo muy importante para el cuidado de nuestros hijos

Ciertamente encomendar el cuidado de nuestros hijos al Padre Celestial es algo que ninguna madre, ni ningún padre deben pasar por alto. Solo Dios Todopoderoso, es capaz de regir con absoluta rectitud y sabiduría los caminos de nuestros hijos.

Es por esta razón que encomiamos a todos los padres a rezar una poderosa oración al justo Juez para cuidar de mis hijos para poner a buen recaudo su salud y vida.