Saltar al contenido

Oración poderosa al Justo Juez “Si ojos tienen” – Conócela

8 julio 2020
Oración poderosa al Justo Juez “Si ojos tienen” – Conócela

Que gracia tenemos los cristianos de contar con la oración para expresar a Dios todo aquello que salga de nuestros corazones. Al Justo Juez podemos implorar protección y seguridad para librarnos de los ataques del enemigo y sobre todo de problemas legales. Por eso te presentamos la Oración poderosa al Justo Juez “si ojos tienen” – Conócela.

Cuando necesitamos justicia divina para salvar nuestro cuerpo de falsos testimonios y falsas acusaciones. Es momento de elevar nuestras plegarias al Justo Juez y solicitar su justicia aquí en la tierra.

Eficaz oración para librarse de peligros

Jesucristo el Justo Juez tiene el poder de librarnos de Satanás y sus maldades que atentan contra nuestra libertad y crean falsas acusaciones. Implora protección al Justo Juez a través de la Oración poderosa al Justo Juez “si ojos tienen” – Conócela.

Honorable Justo Juez

Oh mi Jesucristo de Piedad y Justicia,

oh poderoso Juez que imparte igualdad

y equidad a todos los que habitamos esta tierra.

 

Por ello permíteme gozar de tu santa protección

para que ningún peligro pueda acechar mi vida.

Bendito eres Juez de Justicia y de protección,

a ti clamo en esta humilde oración

para que si tienen ojos puedan ver la verdad de los hechos

que confunden mi integridad.

 

Además líbrame de juzgados

sin los debidos ojos de la realidad clara y precisa.

Justo y Divino Juez, escucha con atención

las súplicas que emana mi corazón,

atiende mi llamado y mis ruegos de compasión,

dales la debida atención y concédeme el favor solicitado.

 

Jesucristo de Justicia y de Paz,

fuiste liberador en cuerpos poseídos por el demonio,

diste habla a los mudos y mirar a los ciegos.

 

Asimismo quiero e imploro ante ti

la bendición de tu gracia con la justicia de mi condena.

Protege mi existir para que ningún mal me toque,

para que ninguna espada me atraviese.

 

Además para que ningún peligro me alcance,

para que ningún ataque perverso

llegue a mi humanidad ni penetre en mi alma pura

que busca cada día más de ti.

 

Cúbreme con la santa sábana

con la que fuiste envuelto al llevarte al sepulcro,

esa misma manta milagrosa

que te concedió la resurrección y la vida eterna.

Abrígame con ella y cubre cada uno de mis actos

como muestra de tu amor.

Mi vida la pongo en tus manos

para que guíe cada uno de mis pasos,

para que alumbres mi camino como la estrella de Belén

que anunció tu llegada a los reyes magos.

 

Llévame por caminos y senderos de paz

con la certeza de saber que por esa misma ruta

llegaré al reino de los cielos y me posaré a tu lado.

 

No soy digno de tu gloria,

pero soy fiel seguidor de tus enseñanzas

y te amo con toda mi alma por ser quién eres,

aun en tiempos de extrema oscuridad

siempre has estado a mi lado.

 

Con tu brazo de justicia,

sella las bocas que intentan atacarme con lenguas venosas,

clausura los ataques de los enemigos

que colocan trampas frente a mi

para verme caído y lejos de tu santa gloria.

 

Además enaltezco tu nombre,

Justo Juez de los cielos y de la tierra,

glorifico tu poder y me acojo a la voluntad divina

que Dios tiene guardada para mí.

 

Con resignación y devoción, con lealtad y fidelidad,

con amor y extrema pasión en mi oración

me hago cada vez más hijo de tu maravilloso reino.

 

Bendice mi vida,

aleja al enemigo y cancela todo peligro que aceche mi vida.

En ti confío Justo Juez.

 

Amén

Oración al Justo Juez para la protección de todo peligro

Entrega tu fe y devoción en manos de Jesucristo. Su paso por la tierra nos ha dejado enseñanzas impresionantes que son vivo ejemplo de humildad y amor. Practiquemos esas enseñanzas y profesemos su amor al mundo que desconoce de Él. El Poder del Justo Juez, le hace perfecto para imponer justicia en nuestras vidas.

Es ideal para salvarnos de señalamientos y condenas incorrectas, librarse de enemigos, problemas legales, persecuciones y atentados contra la libertad. Su poder derramará bendiciones cuando la justicia sea realmente la voluntad de Dios Todopoderoso. Si es mal utilizada en contra de las leyes de Dios, no surtirá efecto alguno.