Saltar al contenido

Poderosa oración por los niños enfermos de cáncer ¡Ayúdalos a sanar!

12 septiembre 2020
Poderosa oración por los niños enfermos de cáncer ¡Ayúdalos a sanar!

Qué difícil es enfrentar una situación de enfermedad y más aún cuando es padecida por los niños. Seres tan indefensos e inocentes que están cargados de ternura y alegría. Existen enfermedades fáciles de sobrellevar y de conseguir sanación, pero existen otras que son un poco más complicadas. Conoce esta Poderosa oración por los niños enfermos de cáncer ¡Ayúdalos a sanar!

El cáncer se ha convertido en el mundo en una de las enfermedades cuya sanación a través de la medicina es compleja y difícil de conseguir. Por ello aferrarnos a la fe de Dios sanador es la mejor forma de pedir por los niños enfermos de cáncer.

Oración para sanar a los niños con Cáncer

Existen muchos adultos y niños que se encuentran actualmente luchando la dura batalla contra el cáncer. Los médicos hacen su trabajo y nosotros elevamos a Dios nuestra Poderosa oración por los niños enfermos de cáncer ¡Ayúdalos a sanar!

Dios sanador de enfermedades

Oh Mi Padre Santo, maravilloso

ser Omnipotente que domina el mundo

y el corazón de los que en ti creemos.

 

Porque tienes el poder de quitar

y poner según sea tu santa voluntad

y a ella me apego con toda aceptación.

 

Hoy quiero pedir mi

amado Dios, por todas las personas

que se encuentran incapacitadas

o bajo alguna enfermedad terminal.

 

También para esas enfermedades

que no tiene cura con facilidad,

que consumen el cuerpo

y además debilitan el alma.

 

Quiero pedir mi Dios Todopoderoso,

especialmente por aquellos pacientes

de cáncer que se encuentran

postrados en hospitales.

 

Y también en sus propias

casas, a causa de esta

terrible enfermedad.

 

Por todas aquellas personas

que aun siendo diagnosticadas

con células cancerígenas en sus

cuerpos, luchan cada día

en contra de esa enfermedad.

 

Igualmente salen a la calle,

comparten con amigos, cumplen

su tratamiento y reposan tu fe en ti

para conseguir sanación.

 

Líbralos señor, purifícalos,

hazlos sanos y fuertes,

vigorosos y enérgicos

para seguir adelante.

 

Pido también particular atención mi Dios,

por los niños del mundo que sufren

de cáncer.

 

Por esas almas inocentes

que les ha tocado tan fuerte

prueba en la vida.

 

Bendice sus cuerpos, elimina

las células dañinas, fortalece

sus ánimos, su espíritu, llena de

alegría su corazón y apiádate

de ellos Señor.

 

Por favor socorre sus vidas

y dales libertad en salud.

 

Concede a los niños enfermos

de cáncer, la posibilidad

de convertirse en hombres

y mujeres de bien.

 

Además seguidores de tu

palabra, hijos de tu rebaño,

sanos, fuertes y felices en

la gracia de Dios.

 

Cubre con tu Santo Manto,

con la gracia del Padre,

del Hijo y del Espíritu Santo.

 

También con la misericordia de la

Santísima Trinidad y de la Purísima

Virgen María.

 

Para que toda enfermedad

salga del cuerpo de los niños del

mundo que hoy padecen de cáncer.

Padre Eterno y Celestial,

por favor permite que estos humildes

seres gocen de tener esposo,

hijos y familia descendiente.

 

Para que al liberar su cuerpo

de esta enfermedad puedan

desarrollarse como criaturas de Dios

y formar sus propias familias.

 

Fortalece la vida de los padres

de estos enfermos niños,

para que también busquen

de tu amor y de tu misericordia Señor.

 

Por favor que consigan refugio

y calma en tu palabra santa.

Igualmente para que te apiades

de ellos al escuchar su clamor.

 

Gracias a todos aquellos

servidores de salud, médicos,

doctores, enfermeras y terapeutas.

 

Todo los que día a día

dedican sus vidas a atender a

los enfermos de cáncer, a darles

apoyo, constancia, atención y amor.

 

Por favor bendícelos Señor.

Finalmente escucha mi llamado Dios.

 

Llena de sanidad a todos los enfermos

de cáncer, que salgan victoriosos

de esa dura batalla, sobre todo,

a los niños, el futuro del mundo.

 

Amén.

Sanidad para los enfermos de cáncer

Jesús sanó a miles de enfermos, algunas enfermedades específicas que curó uno a uno, pero también lo hizo de forma colectiva cuando se congregaron ante él. Esto es muestra del inmenso poder de sanación que Dios tiene para nosotros sus hijos.

Para Dios nada es imposible y su tiempo es justo y perfecto según su voluntad. Conseguir la sanación de los enfermos de cáncer y más aún de los niños. Es una difícil tarea que todos debemos asumir, mientras más oremos en favor a la liberación del cáncer, mayor peso y poder asume nuestro clamor.