Saltar al contenido

Oración para niños muertos o difuntos ¡Dales descanso eterno!

18 septiembre 2020
Oración para niños muertos o difuntos ¡Dales descanso eterno!

Los hijos son la más grande bendición que Dios nos pudo otorgar; por lo tanto nos llena de dicha y alegrías, ilumina nuestra casa llenándola de risas y juegos. Sin embargo, ¿qué pasa cuando un hijo pequeño muere? Esa alegría se esfuma, esa dicha desaparece y solo queda ese sentimiento de pérdida y tristeza; también está la pregunta ¿qué pasará con ese pequeño? Realizar esta Oración para niños muertos o difuntos ¡Dales descanso eterno! Responderá esa pregunta de una manera inmediata.

La muerte de un niño siempre será motivo de tristeza; debido a que es una vida que recién empieza, y no le dio tiempo de conocer y vivir más tiempo. Pero, Dios conoce el porqué de todo lo que sucede.

Oración para niños muertos o difuntos

Padre Eterno, solo tú conoces el porqué de todo lo que acontece en este mundo. Eres el que sabe lo que está y lo ha de venir; porque eres el Creador de todo, recibe infinita alabanza y adoración. Sea glorificado tu santo nombre en esta tierra, porque solo tú la mereces.

Alabado Señor,

Creador de los cielos y la tierra;

eres merecedor de suprema alabanza

porque en ti fueron hechas

y dejarán de ser todas las cosas.

 

Reconozco tu soberanía en mi vida,

Oh Padre Celestial;

tu palabra dice que tu voluntad

es buena, agradable y perfecta;

por lo tanto, mi fe reposa en ella.

 

A pesar de lo que hay en mi corazón,

solo tú conoces lo mejor

para cada uno de tus hijos.

 

Por consiguiente, acepto y

tomo tus designios

como si fueran los míos.

 

Sin embargo, Dios mío;

me es menester implorarte por algo,

ese sentimiento está en mi corazón,

y aunque ya tú lo sabes;

no obstante, quisiera manifestarlo.

 

Dios mío, te ruego por aquellos

niños que no han podido seguir viviendo,

debido a cualquier circunstancia,

su vida ha sido acortado

de manera pronta.

 

Solo tú conoces el porqué sucedió;

así que reposo en que fue lo mejor,

ya que tu voluntad fue esa.

 

Te ruego Señor,

que los recibas en tu reino;

porque solo contigo descansará su alma,

dales paz, alegría y mucho amor.

 

Mi Señor, 

dales reposo a su alma;

porque pudieron haber

sufrido antes de morir,

puede que hayan agonizado

y les era insoportable el dolor.

 

Padre bueno,

brinda consuelo a esos

padres que perdieron

a sus hijos a corta edad,

llena su corazón con tu amor,

abrázalos porque te necesitan.

 

Amado Dios, te ruego por aquellos

niños que perecieron por enfermedades,

debido a malas decisiones de los padres o 

porque no tenían los

recursos para sanarlos.

 

Llévalos en paz,

tu voluntad fue tenerlos en tu reino;

por tanto, te pido que los bendigas,

los llenes de amor que

solo tú puedes dar.

Bendito Padre,

tus designios son más

grandes que los míos;

a pesar de no entender la mayoría

de tus decisiones;

sé que haces lo mejor para cada uno.

 

Te ruego, Dios mío,

que en medio de este dolor 

y sentimiento de pérdida, 

tu misericordia sea manifiesta

en cada vida.

 

No apartes de la vista,

mientras el alma de esos pequeños

se aparte de su cuerpo; 

además, no dejes que el

enemigo arrebate

esa alma inocente.

 

Finalmente, Dios querido,

te ruego por todos aquellos abortos;

porque ellos ni siquiera

tuvieron oportunidad

de nacer y vivir aunque sea un poco.

 

Y te ruego que tengas misericordia

de esas personas,

que de manera deliberada, 

cometieron tal acto de homicidio.

 

Dios justo,

te doy gracias por haber tenido compasión

de mí, y me permitiste vivir hasta ahora;

recibe toda gloria y honra, mi Señor.

 

Confío plenamente,

en que esos pequeños

descansa en tu seno

 y debido a esto moran felices en tu reino;

a ti sea la gloria y la

honra por siempre.

 

Amén.

La voluntad de Dios es buena

A veces los designios de Dios son un misterio para nosotros; por consiguiente, a veces no entendemos porqué pasan las cosas y nos encerramos en echarle la culpa a Dios; sin embargo, lo que no sabemos es que su voluntad es buena, agradable y perfecta. Es necesario realizar esta oración para niños muertos o difuntos ¡Dales descanso eterno! Para que así, Dios nos pueda mostrar que esas vidas están con Él.

El corazón de un niño es algo muy puro; tanto, que el mismo Jesús, mientras enseñaba a sus discípulos dijo: «De cierto os digo que si no volvéis a ser como niños, no entraréis en el reino de los cielos» Mateo 18:3.