Milagrosa oración por los niños enfermos de todo el mundo

Ahora haremos una milagrosa oración por los niños enfermos de todo el mundo, y con ello vamos a contribuir grandemente a su sanación. El poder de la oración es innegable lo mismo que el poder del ayuno.

Las personas que no saben de estas cosas o las que desconocen la efectividad de estos métodos, con seguridad es porque nunca han recurridos a ellos.  Si en algún momento de su vida desea congraciarse con Dios y con usted mismo. No deje pasar por alto esta poderosísima herramienta para alcanzar esas cosas que parecieran imposibles. Pero que sin embargo por medio de la oración se pueden lograr.

Índice

    Milagrosa oración por los niños enfermos de todo el mundo

    Ciertamente tanto el ayuno como una milagrosa oración por los niños enfermos de todo el mundo hecha con devoción y fe. Son las herramientas más seguras para llegar a conseguir esas causas que parecieran imposibles y que muchos las catalogan como milagros.

    Amoroso Padre Celestial,

    Dios Todopoderoso y eterno,

    tú Señor, amo de la vida

    y también de la muerte.

     

    Tu que todo lo miras, inclusive

    puedes hurgar dentro de

    nuestros propios pensamientos

    sin que abramos la boca.

     

    Tú Señor dominador

    del enemigo, toma hoy en cuenta

    esta sentida oración por todos

    los niños enfermos del planeta.

     

    Y dales un alivio a sus débiles

    cuerpecitos para que se sanen

    y logren retomar su vida inocente

    como futuros cristiano.

     

    Sánalos Señor de las garras

    de la parca e insúflales tu

    aliento de vida para

    que ellos puedan vivir.

     

    Y para que sus madres

    atormentadas por el dolor puedan

    recuperar su felicidad perdida a

    causa de la enfermedad de sus hijos.

     

    Oh Dios Misericordioso,

    no escatimes en amor ni desvíes

    la mirada tierna y dulce de tus ojos

    para otro lugar porque halles en

    nuestros corazones falta de fe.

     

    Señor te suplico que cures

    a estos pequeñuelos que por

    todo el mundo está siendo

    azotados por la falta de salud.

     

    Ya sea por defectos congénitos,

    por bacterias y pandemias,

    por causa del abandono o

    también por desnutrición.

     

    Sánalos por favor Señor

    y ayuda a esos niños a encontrar

    un motivo de alegría.

     

    Porque ellos en cuanto tú

    los sanes son los más preciado

    de la humanidad por su inocencia

    y también por su pureza de alma.

     

    El candor que irradia

    el alma de un inocente es lo más

    preciado para ti y también

    para el planeta.

     

    Sana a todos los niños

    del mundo y desvía ese macabro

    destino de tener que partir de

    este mundo sin haber llegado

    a su madurez para servirte.

     

    Antes bien, convierte a todos

    esos niños en acólitos tuyos,

    haz de ellos muy buenos

    representantes de tu iglesia.

     

    Asimismo haz de ellos sabios

    y santos sacerdotes y religiosas

    que contribuyan a la formación de otros

    niños en el camino de la santidad.

    te alabare con rectitud de corazon cuando aprendiere tus justos juicios

    Además no permitas mi Dios

    lavado y bendecido incansablemente

    que se tuerza el destino y que

    esos niños que hoy sufren

    por terribles enfermedades.

     

    Dejen este mundo sin

    haber culminado una misión

    bonita en favor de tu orden.

     

    Asume tú la sanación

    de esas inocentes criaturas

    que son parte de tu obra y

    que no permitas que partan

    ahora en la flor de su edad.

     

    Tu bien sabes oh poderosísimo

    Jehová Dios de los ejércitos

    que nosotros los hombres

    no tenemos  la suficiente capacidad.

     

    Ni tampoco el poder de

    decidir entre la vida y la muerte.

     

    Pero tú sí, mi Señor porque tu

    eres el Creador y por lo tanto

    el amo de tu propia obra,

    tu das vida y solo tú la puedes retirar

    en el momento que así lo decidas.

     

    Oh amadísimo Padre celestial,

    mete tu mano poderosa en

    todo esto y devuelve por favor

    la salud perdida a todos los

    niños enfermos de este mundo.

     

    Amén.

    Orar por los niños enfermos es un deber de todo cristiano

    Ciertamente que todo cristiano debe ser colaborador en cuanto a unirse a una verdadera cadena de oraciones. Que se pronuncia por todo el mundo a Dios en pro de la salud perdida de muchos niños.

    Es deber de todos los creyentes, elevar una oración de salvación para esos niños que se encuentran sufriendo cualquier tipo de dolencias. No solo de sus pequeños cuerpecitos, sino también están siendo atormentados y  abusan de ellos horadando su inocencia. Y la paz espiritual de la que debería gozar todos los niños del mundo.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más