Saltar al contenido

Poderosa oración para los niños sin hogar ¡Bríndales uno, Padre!

19 septiembre 2020
Poderosa oración para los niños sin hogar ¡Bríndales uno, Padre!

Tener un hijo es un privilegio que Dios nos brinda, pero hay diversos casos en los que esos niños llegan al mundo y no tienen un hogar establecido. Bien sea por abandono o por el fallecimiento de sus padres. Para esos casos alzaremos a Dios una Poderosa oración para los niños sin hogar ¡Bríndales uno, Padre! Con esta sencilla oración demostramos a Dios nuestro buen corazón y buenos deseos por esos niños que necesitan de Él.

Por eso eleva esta oración en su nombre que Él, con amor y atención recibirá tus plegarias. Y les brindará a esos niños sin hogar uno donde crecer con amor y lleno de sus bendiciones y bondades a manos llenas.

Petición poderosa y especial por los niños sin hogar

Para orar por esos niños que necesitan un hogar, llena tu corazón y alma de ese deseo ferviente. Y entrégalo a través de la Poderosa oración para los niños sin hogar ¡Bríndales uno, Padre! a los oídos de Dios; y Él te escuchará con atención.

¡Dios! Inicialmente quiero

agradecerte por la vida,

por mi despertar de cada mañana,

y por las bendiciones

que a diario me otorgas.

 

Me siento lleno de júbilo,

porque nunca me ha faltado

tu compañía y apoyo;

y ruego para que nunca

me falte tu amor y protección.

 

En este día me acercó a ti,

 para implorarte tu divina intervención

para con esos niños y niñas  

que tanto necesitan de ti.

 

Pido también, para contar

con el apoyo de Jesucristo tu hijo

y nuestro salvador.

 

Para que juntos luchen

codo a codo con nosotros;

para la búsqueda y obtención de un

hogar para los niños

desamparados.

 

Niños desafortunados que no

cuentan con un hogar próspero

lleno de amor y felicidad.

 

Por eso, me dirijo a ustedes

para con respeto y humildad

pedir por esos niños.

 

Ya que muchos de ellos

no tienen voz propia

para dirigirse a ustedes.

 

Por eso ruego los acompañen

y los guíen, para que en su

camino incierto no se desvíen;

y sus almas no se pierdan

en las manos equivocadas.

 

Ruego por un poco

de iluminación, para que sepan

identificar lo bueno de lo malo.

 

Pero sobre todo para que tengan

la dicha de encontrar un hogar

próspero y feliz.

 

Donde tengan

acceso a todo lo que

se les ha negado,

o no se les ha podido brindar.

 

Pido por un hogar para los menos

afortunados, para que encuentren.

 

Unos padres amorosos

que se encarguen

de convertirlos en buenas personas

dignas de ver y admirar.

 

Para que los alejes de cualquier

peligro adyacente a ellos.

 

Para que sientan en sus corazones

tu amor por ellos y para que jamás

se sientan solos y olvidados por ti.

 

Para que les brindes fuerzas

y entendimiento, para comprender

y soportar su situación actual.

 

Ruego por que pongas en sus

caminos a las personas indicadas,

personas que deseo le brinden

un hogar cálido y cómodo.

 

Para que ya nunca más tengan

ningún tipo de necesidad,

y no vuelvan a sentir angustias

en sus corazones.

Líbralos de todo mal,

y alimenta sus almas,

pero también sus cuerpos.

 

Abrígalos con tus brazos

y siempre protégelos.

 

Bendíceles con un hogar

y una familia buena, para que

crezcan y se desarrollen en un

ambiente formidable para su vida.

 

Acompáñalos y guíalos con

tus manos, por el camino

a un nuevo hogar.

 

Condúcelos a las manos de

buenas personas, que los ayuden

y le puedan brindar ese hogar

que tanto anhelan.

 

Y te ruego Señor no quede

ni un solo niño sin

hogar en el mundo.

 

¡Amén!

Brinda un hogar a los más necesitados

Poderosa oración para los niños sin hogar ¡Bríndales uno, Padre! Esta es una de las oraciones más significativas que se pueden realizar. Ya que ante los ojos de Dios Nuestro Señor, los niños son un tema de mucha atención y cuidado. Y el que eleves esta oración a Él con el sentimiento más puro y real de conseguirles un hogar donde vivir, es motivo de gozo y adoración para su corazón.

Por ello álzala al Señor con una fe firme e inquebrantable que el con toda seguridad estará allí contento y atento. Oyendo tus palabras y haciendo realidad tu humilde deseo de conseguir un hogar a los niños necesitados.