Saltar al contenido

Oración milagrosa de la noche a la Virgen María ¡Cúbreme mientras descanso!

4 julio 2020
Oración milagrosa de la noche a la Virgen María ¡Cúbreme mientras descanso!

El descanso es un proceso de suma importancia en la vida del ser humano. Es el momento donde el cuerpo se coloca en reposo y la mente se libra de pensamientos. Al final de la jornada diaria de actividades, el cuerpo se siente cansado tanto física como mentalmente. Necesita descansar y dormir para reponer las energías consumidas en el día. Antes de dormir, recita la Oración Milagrosa de la noche a la Virgen María. ¡Cúbreme mientras descanso!

En algunas oportunidades sucede que en el transcurso del día hemos pasado momentos de mucho estrés. Compromisos, adversidades, emociones o noticias fuertes que al momento de llegar a nuestra cama siguen pasando por nuestras mentes. Impidiendo conciliar fácilmente el sueño. O puede suceder que logramos dormir, pero los sueños se convierten en pesadillas.

Oración de la noche a la Virgen María para descansar tranquilo y profundamente

Una bonita y sincera oración a la Virgen María antes de acostarse. Te permitirá gozar de un sueño profundo y placentero, libre de cualquier tipo de perturbación. La Virgen María tiene la gracia de sentarse al pie de tu cama y vigilar tu sueño para alejar entidades malignas y despejar tu mente.

Recita cada noche antes de dormir, después de un cómodo baño para relajar el cuerpo. La siguiente Oración Milagrosa de la noche a la Virgen María. ¡Cúbreme mientras descanso! para que te cuide y proteja mientras estas en reposo.

Nuestra Señora Virgen María

Santa Madre de Dios,

princesa de los cielos, poderosa Virgen María,

bendita eres entre todas las mujeres admirada mujer.

 

Eres lo más puro y tierno

que mi corazón pueda albergar.

 

Tu gracia Divina te hace la

mujer más especial del mundo,

eres la Madre de Jesús

el salvador de nuestros pecados,

 tu maravilloso poder de protección

te hace santa, única y especial.

 

Hoy recurro a ti en esta noche,

para que puedas acompañarme

a descansar de un largo y difícil día.

 

Sé que la voluntad de Dios se hace viva

en cada uno de mis días

y por eso los acepto con total resignación

a pesar de ser en oportunidades difícil de sobrellevar.

 

Pero llegó el momento de llegar a casa,

dejar mis penas y mis preocupaciones a un lado

también dejar reposar mi cuerpo

en un profundo y revitalizante descanso

y poner mi mente en una extrema paz.

 

Asimismo arrópame con tu manto sagrado

para que ni el frío ni el calor interrumpan mi sueño,

y que los sonidos no vayan a despertar mi dormir,

para que las luces apaguen su brillo

y mis ojos puedan cerrarse a descansar

bajo la protección divina de tu presencia.

En tus manos encomiendo mi cuerpo y mi alma.

Libra las batallas del enemigo mientras duermo,

 silencia las guerras y las tormentas para que sueñe

con las bendiciones que al despertar me esperan.

 

Bendice mi cama, mi abrigo, mi techo,

mi almohada y mi dormir.

No me abandones ni un instante

porque mientras duermo soy indefenso

ante cualquier ataque.

 

No me dejes solo porque no puedo descansar

pensando en que estoy desprovisto de protección.

Si estás conmigo, nadie podrá contra mí.

 

Si tu presencia no se apaga,

la llama de tu amor me hace fuerte y mi fe en ti

crece cada vez más al saberme

salvo entre tus brazos.

 

Permite que mis ojos puedan

ver mañana la nueva luz del día,

puedan abrir y gozar de las bendiciones

que Dios tiene planificadas para mí.

 

Que el éxito, la prosperidad y la abundancia

me esperen con los brazos abiertos apenas salga el sol.

En ti confío, cúbreme mientras descanso.

 

Amén

María Madre de Dios, veladora de mis sueños y mi descanso

La oración poderosa a la Virgen María es de suma efectividad. No permitas que las dificultades y emociones de la vida diaria impidan conciliar un placentero y profundo sueño. La Virgen María se desvela por ti, para que puedas dormir tranquilo. Si aclamas a su llamado antes de dormir. Ella reposará a los pies de tu cama y no se moverá de allí hasta el nuevo amanecer.

Con mucha fe y devoción deja en sus manos los dulces sueños que deseas tener, para que mientras duermas. Ella no permita que ninguna especie maligna se meta en ellos y trastorne tu descanso.