Saltar al contenido

Oración Padre Pio Pietrelcina para ayudar a los enfermos

20 mayo 2020
Oración Padre Pio Pietrelcina para ayudar a los enfermos

Si bien muchos entendemos que los milagros son obra divina del cielo y del Dios todopoderoso que para abajo ve, también debemos entender, que, por medio de los fieles sirvientes celestiales de Dios, como en este caso es el Padre Pío que por medio de esta oración Padre Pío Pietrelcina para ayudar a los enfermos, podrás hacer una petición de sanación para una persona que quieras, como también para ti mismo, trayendo consigo así la gracia de Dios Padre todo poderoso.

Si este artículo te resulta llamativo, no dejes de leer y aprender la siguiente oración que te guiara al camino del padre sin lugar a duda, abriendo tu mente a nuevas posibilidades santas que antes no conocías.

Padre Pío ayuda a este pobre enfermo

A continuación, deberás prepararte mentalmente, visualizando a esa persona que tanto esperas sanar, de tal manera que, al iniciar esta poderosa oración, empiece la limpieza tanto carnal como espiritual de esa persona por la cual rezas.

Santo Padre Pío,

en este momento acudo a ti,

en busca de ayuda espiritual

porque tú eres el único,

 que ayudarme puede.

 

Ayuda a esas personas,

 que tanto te requieren,

Ejecuta un milagro divino,

 como lo hizo el señor Jesucristo.

 

Como su don te fue dado,

en tu obligación este santo padre,

con el don de las llagas de cristo,

 ninguna enfermedad es insanable,

ante tu divinidad padre.

 

Por eso estoy hoy aquí,

para hacer la más,

 humilde de las peticiones,

que, en el fondo de mi corazón,

sé que el único que puede cumplirlas,

eres tu santo milagroso padre.

 

El cual dios te vio,

con ojos de bondad, y misericordia

para repartir sanidad, amor al prójimo,

y hacer su voluntad donde toda acción,

ejecutada en ese destino, es

bienaventurada ante, los ojos de Dios

todo poderoso.

 

Por esta razón las palabras no me

bastan, para pedir por sanidad y

por agradecer, por los milagros que

siempre cumples.

 

Sin pedir nada a cambio

 pones en lo alto la presencia

 del padre que para abajo ve.

 

El cual te recompensará en el reino,

 de los cielos con riquezas,

 ilimitadas por seguir su palabra.

 

Hago un llamado a todo lo divino que

me escucha,  pidiendo sanidad por

quienes la necesitan, en estos

tiempos de caos.

Porque yo sé que para ti es un

honor, seguir la palabra del creador

Todopoderoso,y supremamente bondadoso

con sus hijos es.

 

Por qué en semejanza a su amor,

 está vivo hoy en los corazones de muchos,

así que vengo a pedirte el favor,

 de vuelta santo padre pío.

 

Bríndame el don,

 de la sanación por la oración,

 porque el mismo don que te fue dado,

 puede ser transmitido por el padre.

 

Donde la desesperanza y frustración,

se apoderan de mi persona, creando el mal,

que solo puede ser barrido por la luz,

del padre pío y su misericordia.

 

Por los santos que a la derecha de dios

todopoderosos están, y que me brinden

la oportunidad de hacer, que el santo y

poderoso padre pio acuda a

esta humilde petición.

 

Basado en el amor del padre para con

nosotros, lo que sea pedido en el nombre

de Jesús,  será complicado como dice

su santa palabra.

 

A partir de ahora prometo que, si mi

petición es cumplida, seré mejor creyente e hijo,

 para el dios que de arriba ve.

 

Sin embargo, para que este milagro tan bello,

 pueda suceder el Santo Padre Pio debes interceder,

también pido de todo corazón y de

punto más profundo de mi ser,

 que me escuches Santo Fraile.

 

Sin más que acotar,

 me despido haciendo,

 con amor una reverencia espiritual ante gran

y majestuosa deidad.

 

Amén. 

¿Por qué es importante pedir por sanación?

La sanación es un don que se nos es garantizado por dios todo poderoso para liberar nuestro cuerpo y mente de todo lo que lo perturbe, además de ser una petición muy poderosa que puede llegar a usar sobre un momento de desesperación o preocupación.

Teniendo en cuenta que esta oración Padre Pío Pietrelcina para ayudar a los enfermos, puede sanar a cualquier persona, es como nuestra obra de caridad ante los ojos del padre, con dicha acción aseguraremos nuestra entrada a su reino.