Saltar al contenido

Oración al Padre Pío para que toda mi familia tenga salud y felicidad

13 mayo 2020
Oración al Padre Pío para que toda mi familia tenga salud y felicidad

Oración al Padre Pío. La familia es el núcleo más importante de la sociedad, ya que es allí donde se forman los verdaderos valores de los ciudadanos. Aquellos valores que a través del tiempo no se verán afectados por ningún otro factor externo.

En realidad, una familia unida, sana y feliz es muestra viva de la presencia de Dios. Por ello te enseñamos como pedir en Oración al Padre Pío para que toda mi familia tenga salud y felicidad.

El Padre Pío es uno de los más grandes místicos de nuestra iglesia católica, ya que enseñó a vivir un amor radical al corazón de Jesús y así mismo enseño a amar al cristianismo.

Sufrió en carne propia las heridas de Jesucristo ya que presento estigmas en manos y pies. Como las que él sufrió al ser clavado en la cruz. Por esta razón, Dedicó su vida a la oración y al sacrificio a Dios.

Oración al Padre Pío para bendecir a mi familia con salud y felicidad

La oración siempre ha sido y por lo tanto, siempre será la mejor manera de hablar con Dios. El Padre Pío lo decía “reza, espera y no te preocupes”, por esta razón decía que había que hacerlo desde el corazón.

No era solo hablar de Dios de la boca para afuera. Evidentemente era sentirlo muy dentro de tu ser, en el corazón con el vivo amor de Dios.

Allí es donde está realmente el poder de la Oración al Padre Pío para que toda mi familia tenga salud y felicidad.

Especialmente hacerlo con fe y devoción, con verdadera confianza en que Dios Todopoderoso escuchará tu llamado y atenderá a tus ruegos. Dios apoya la unión familiar y más cuando entre ellos se habla de su palabra.

 

Santo Padre Pío

Admirado Padre, escucha nuestros ruegos

e intercede ante nuestro padre celestial

y misericordioso, para que con su infinito amor

conceda los deseos de unión

y paz en todas las familias del mundo.

 

Hoy recurro a ti con todo el amor de mi alma

para con humildad y de rodillas ante ti Padre Pío,

extiendas mis deseos infinitos de mantener unidos

a cada uno de los miembros de mi familia.

 

¡Oh! Padre Pío, protégeme, cuida de mí

y de los míos, bendice

mi familia y cuídalos de todo mal y peligro,

ilumina mi entendimiento.

 

Y aclara mis ideas ante cualquier tentación,

que no exista la duda de saber que

Dios es el Rey de los Cielos y de la tierra

y que el pecado no me alcance

en mi paso por la tierra.

 

Mi familia es la base de mi vida,

dentro de ella están mis padres,

mis hermanos, mi esposo,

los hijos, mis nietos,

mis tíos y primos.

 

A todos aquellos sangre de mi sangre.

Y los que en el recorrer

de la vida se han unido en lazos

de afinidad para integrarse

a este gran equipo.

Bendícenos con salud,

aleja toda enfermedad,

todo accidente,todo dolor

y hazlos fuertes y felices.

 

No solo ruego hoy por cada uno de los

integrantes de mi familia,

sino por todas las familias

que habitan en la tierra.

 

Permite que se mantengan

unidos en la gracia de Dios,

que con sacrificio y dedicación

logren solventar todas

sus necesidades básicas.

 

Y abunde la comida,

la comunicación, la confianza,

el amor y la felicidad.

 

Que en tiempos de guerras

y tempestades causadas

por el maligno, el amor puro

y bondadoso de

Dios los colme de paciencia y tolerancia.

 

Que superen

las discordias, los enojos

y que controlen la ira, y finalmente, calmen

la lengua y se refugien en las

sagradas escrituras de Dios.

 

Santo Padre Pío,

llévanos a contemplar la eternidad

en la Gloria del Padre,

del Hijo y del Espíritu Santo.

 

Amén.

 

Una Familia Feliz bajo el amor de Dios

“Una familia que ora unida permanece unida” ya que la voluntad de Dios es que juntos en familia lean la Sagrada Biblia. Por ello, analicen su palabra y apliquen sus enseñanzas en el día a día.

Asimismo, una familia que levanta su hogar sobre las bases de Dios Todopoderoso, siempre sin importar las dificultades estará unida bajo su bendición.

Como muestra de amor, dios otorga bendiciones a sus hijos, siempre que estos caminen de su mano con obediencia, humildad y cumpliendo sus mandamientos.

Enseña a tus familiares a dedicar tiempo a Dios, agradecer, implorar, pedir perdón y arrepentirse de sus pecados y como resultado, tendrás una familia bendecida.