Saltar al contenido

Oración para pedir perdón a Dios por las faltas y pecados cometidos

10 marzo 2020

Si algo nos suele ocurrir en la vida, es que cometemos errores. No basta con sabernos humanos y ser individuos susceptibles de fallar, sino que también podemos hacer un ejercicio de reflexión y buscar corregir nuestras fallas y malas actitudes. Pedir perdón a Dios por faltas y pecados cometidos es una de las mejores acciones que podemos atrevernos a hacer en esos casos.

Saber dirigirnos a Dios Padre para pedirle su perdón por nuestras faltas y pecados cometidos es un acto de humildad que siempre tiene sus resultados para el alma. Sin embargo hay una regla además del arrepentimiento, y esa regla es la de perdonar también a otros (Mateo 6:14).

Con la convicción de sabernos pecadores y con la actitud correcta de perdonar a otros, podemos dirigirnos confiadamente a Dios que es bueno y misericordioso, es un Dios de justicia y quiere darnos su perdón (Salmos 86:5).

Oración para pedir perdón a Dios por nuestros pecados

Habiendo hecho un repaso previo de nuestras faltas y culpas, meditamos un poco acerca de la importancia de enderezar nuestra conducta, con disposición de perdón a otros por faltas que nos hayan hecho,  estaremos listos para acudir a Dios quien nos escuchará viendo nuestra actitud de humildad y arrepentimiento. Le dirigimos así entonces a Él esta oración.

Padre bueno, me dirijo confiadamente a ti

 en esta hora en la que reconozco que soy un pobre pecador.

Tu bondad y misericordia son infinitas,

y siempre recibes con los brazos abiertos

a quien con humildad y arrepentimiento acude a ti para pedir perdón.

 

Reconozco que he fallado,

y que a través de mi mala conducta me alejado de ti.

Quiero acudir a ti para obtener tu perdón,

y desde tu perdón saber

que puedo enderezar mi camino

  mejorando mi conducta en este andar del día a día.

 

Padre bueno, mis faltas tú las conoces,

no se te esconde ninguna de mis conductas,

y conoces muy bien lo que hay en mi corazón.

 

En este momento declaro que aborrezco mi mal proceder,

desprecio mi mala conducta,

Y rechazo mis pecados porque me alejan de ti.

 

Hago también el firme propósito de no volver a pecar,

Y mantener atento y vigilante de mis actos,

Cuidando en todo momento lo que digo y lo que hago,

para así no ofender ni herir a nadie,

y mucho menos ofenderte a ti.

Padre eterno, algunas personas me han hecho daño,

 ellos también son hijos tuyos

 y así como yo, merecen tu perdón.

Todos somos hijos tuyos,

Tú nos amas y cuidas a todos,

y aunque todos también fallamos.

 

Tú siempre cuidas que no nos desviemos

de tu amor y bondad infinitos.

Dame fuerzas para perdonar.

Reconozco que perdonar no es cosa fácil,

Y que sin tu ayuda muy poco podré lograr

en el camino de perdonar a quienes me hieren.

 

Yo perdono en este acto

 a todos aquellos que me han lastimado,

 los entrego a ti, que eres un Padre amoroso y misericordioso.

 

Me siento libre y seguro

Porque he acudido a ti

Y porque sé que tú me guías y vigilas mis pasos.

Gracias padre por escucharme y perdonarme.

 

 Amén

 

Qué debemos hacer para conservar la paz tras pedir perdón a Dios

La oración para pedir perdón a Dios por faltas y pecados cometidos nos abre el camino al encuentro con nuestro Padre, y nos garantiza encontrar su Paz. Pero esta paz la debemos saber cuidar. Nuestra conducta debe ser coherente con el perdón que pedimos y el perdón que damos; sólo perdonando conseguiremos que esa paz sea duradera (Mateo 6:12).

Pedir perdón y saber perdonar son dos acciones que exigen gran fortaleza y determinación, pero que sin duda nos conducen a crecer como personas y como verdaderos hijos de Dios.