Saltar al contenido

Oración al Padre Pío por mi esposa – Ten una vida feliz con una esposa feliz

13 mayo 2020
Oración al Padre Pío por mi esposa – Ten una vida feliz con una esposa feliz

Cuando dos personas deciden unirse en matrimonio serán ante los ojos de Dios marido y mujer. La Oración al Padre Pío por mi Esposa – Ten una vida feliz con una esposa feliz te ofrecerá bendiciones de dicha y alegría.

El matrimonio es uno de los sacramentos decretados por Dios a través de la palabra de Jesucristo. Es ese compromiso sagrado de amar y entregar tu vida a otra persona en juramento ante Dios.

Son muchos los factores que influyen en que una relación de pareja pueda llevarse con armonía. Más allá de la comunicación y el respeto mutuo.

Deben caminar juntos dentro de las leyes de Dios rodeados de la palabra divina, la fe y la confianza en nuestro señor Jesucristo.

Oración al Padre Pío para tener una vida feliz con tu esposa

Muchas veces queremos o deseamos ser felices en los diferentes aspectos de nuestra vida. Pero creemos que podemos conseguir la felicidad en lo exterior, en la ropa, la casa, el carro o cualquier otra cosa material que podamos adquirir.

Lamentablemente la verdadera felicidad, la profunda y la que perdura está en tu corazón muy dentro de ti. Todo lo demás es temporal y momentáneo.

Si deseas ser feliz dentro de tu matrimonio, deseas que tanto tú como tu esposa sean felices. Sé obediente a los mandamientos de Dios y utiliza la oración al Padre Pío para que interceda por ti.

 

Milagroso Padre Pío,

bienaventurado Padre Pío,

testigo de amor y verdadera fe.

 

Sé de tu vida como sacerdote

cargado de la más sincera devoción

hacia nuestro Señor Jesucristo y a la Virgen María.

 

 Con huellas de sangre en tus manos y pies fuiste

un crucificado sin cruz,

el dolor marco tu piel, pero no tocó tu corazón.

 

Fuiste en vida un poderoso intercesor ante Dios,

a través de ti nuestro padre celestial logró curar enfermos,

no solo con su poder milagroso sino con el amor de ayudar

y servir al prójimo que siempre te hizo ser especial.

 

Ahora desde el cielo sigues llevando

tu misión al mundo,

sigues mediando entre nosotros

y Dios para ayudarnos

a ser cada vez mejores hombres y mujeres.

 

Hoy imploro ante tu divina santidad,

para que seas sembrador

de la semilla de la felicidad

en nuestros corazones.

 

Pido humildemente por mi vida y mi matrimonio,

deseo enormemente ser feliz en cuerpo y alma

junto a mi esposa que es la mujer

a quien amo y a quien recibí

ante Dios para cuidarla y protegerla

por el resto de mis días.

 

Concédeme la dicha de gozar

de su compañía por

muchos años,de disfrutar

y reír a su lado y al lado de

nuestros hijos que son

la mayor bendición.

 

Invade nuestros corazones de la más

pura bondad y de los sentimientos más nobles

semejantes a la palabra de Dios.

 

Para que con Dios habitando en nuestras almas,

todo lo demás llegue por añadidura.

 

Porque Dios nos quiere libres y felices,

pero siempre obedientes a sus mandamientos.

 

Aleja la tentación de nuestros caminos,

bendice el pan de

cada día y el techo que nos abriga,

libera de pensamientos

impuros el camino al andar.

 

Porque Dios es la verdad y

la vida y no hay más camino a donde ir

sino hacia su Reino Celestial.

 

Santo Padre Pío,

intercede por mi esposa,

si ella es feliz hablando de Dios,

que su palabra se multiplique

y que yo sea su eco ante el mundo,

para juntos conseguir la verdadera felicidad.

 

Amén.

 

El Poder de la Oración para ser feliz y aceptar con resignación la voluntad de Dios

A veces no logramos entender el porqué de las cosas, criticamos y juzgamos lo que nos haya pasado. Pero recuerda que esa es la voluntad de Dios y nada pasa en esta tierra si no es bajo su autorización.

Con ayuda de la Oración al Padre Pío por mi Esposa – Ten una vida feliz con una esposa feliz y deja en manos de Dios para que se abran los caminos.

Hay miles de bendiciones y motivos para ser feliz cada día, valora lo que tienes y lo que Dios ha destinado para ti. Ora con fe y confía en su gracia divina.