Saltar al contenido

Milagrosa oración de protección espiritual ¡Contra todo mal!

22 septiembre 2020
Milagrosa oración de protección espiritual ¡Contra todo mal!

Todo hijo de Dios que posea un espíritu libre y feliz podrá vivir en paz y con armonía. En este sentido, es muy importante practicar una milagrosa oración de protección espiritual, lo que le otorgará fuerzas divinas al alma y al corazón.

Asimismo, se debe tener constancia en la comunicación que se sostiene con el señor. Sin duda, lo anterior permitirá fortalecer al espíritu de tal manera que ningún agente maligno podrá acecharlo o atacarlo.

Además, se debe orar en grupo, ya que Dios comisionó a todos sus hijos con el firme propósito de que estos se apoyaran los unos a los otros. En efecto, la generosidad entre hermanos es fundamental para proteger al espíritu.

A pesar de todo el mal existente en el mundo, el señor siempre se encuentra presto para ayudar y bendecir. Dios pregona amor, paz, bondad y justicia.

Milagrosa oración de protección espiritual

Claro que los hijos de Dios todopoderoso deben alejarse de todo mal, mediante una milagrosa oración de protección espiritual. Por supuesto, el Santo Padre escucha el clamor de todos sus protegidos, a los fines de librarlos de todo evento maligno. Por eso, se debe acudir siempre al Jefe Supremo.

Mi amado señor,

te pido que me

protejas bajo el

poder de tu misericordia.

 

Para fortalecer mi

espíritu y así

impedir que todo

acto maligno

lo afecte.

 

En realidad, desde que tengo

uso de razón

he contado con tu

valioso e incondicional

apoyo mi

amado padre.

 

Por eso, te pido que

me ilumines el camino

en estos momentos.

 

Donde la maldad,

injusticia, envidia y

la mentira

están presentes.

 

A pesar de que he

presenciado eventos que

van en contra.

 

De tu mensaje y de

los principios que tú

me has transmitido.

 

No obstante, mi corazón

sigue fuerte y leal a

tu palabra

mi amado Señor.

 

Así como en ningún momento

me ha pasado por

la cabeza actuar

de forma incorrecta

o traicionar tu legado.

 

Por eso, te ruego que

me concedas

las fuerzas necesarias

para seguir adelante

de la mejor manera.

 

Por supuesto, siempre

ajustado al bien y

al deber ser.

 

Del mismo modo, quiero

que sepas que mi espíritu

y, también, mi fe

te pertenecen.

 

Ya que todo lo que

he logrado hasta ahora

ha sido gracias a tu

apoyo y amor eterno.

 

Asimismo, te pido mi Dios

que protejas el espíritu de

mis amados padres, hijos.

 

Sobrinos, amigos,

vecinos y compañeros

de la iglesia.

 

Ellos son parte

 fundamental y esencial

de mi existencia, por

lo que al saber que

se encuentran bien.

 

 Mi corazón

se hallará en total y

absoluta paz.

 

A pesar de que existen

seres humanos que parecen

haber perdido el rumbo de

la vida.

 

Pues actúan

sustentados en la maldad

y, también, el pecado.

 

Te pido que los

ayudes a reencontrar

el camino de

la cristiandad.

No tengo la

potestad suprema

de pedirte que

los perdones.

 

Sin embargo, estoy seguro que

todos aquellos que, por una

razón u otra.

 

Han cometido pecados y

causado daño,

contarán con

tu misericordia.

 

Por otra parte, quiero pedirte

que me des el poder

espiritual necesario que me

permita ayudar a los demás.

 

Sin duda, eso me llenará

de mucha paz

y bendición.

 

Coloco en tus manos

Mi amado padre,

 a mi espíritu y también mi corazón.

 

Para que los protejas

siempre bajo el

poder de tu sagrado manto.

 

En ti confío y confiaré

siempre y estoy

plenamente seguro que

jamás me abandonarás.

 

Porque me has

demostrado lealtad en

los momentos

 más apremiantes.

 

Te amo mi

venerado Dios.

 

Amén.

La fuerza espiritual concedida por el Santo Padre

Dios todopoderoso creó a los hombres y mujeres con el propósito de que estos fueran felices en todo momento. Sin duda, la fuerza espiritual concedida por el santo Padre es fundamental para alejar a todo acto que provenga del pecado.

De la misma forma, todos los servidores del señor deben orar continuamente para resguardar a su espíritu. Por otro lado, desde la iglesia existe el compromiso de elevar plegarias para combatir todas las energías negativas.

Sin duda, el compromiso con Dios es esencial para contar con un espíritu libre y puro. Asimismo, se debe proceder en todo momento correctamente y que todas las acciones efectuadas se encuentren alineadas con el mensaje de Dios.

Finalmente, es importante tener presente que desde el poderoso reino del santo Padre se reciben todas las energías necesarias que permiten derrotar al mal.