Saltar al contenido

Oración milagrosa de protección nocturna ¡Duerme con tranquilidad!

15 septiembre 2020
Oración milagrosa de protección nocturna ¡Duerme con tranquilidad!

Todos los protegidos del Santo Padre al terminar el día y llegar la noche deben agradecer de forma muy espiritual. En este sentido, todo hijo de Dios debe practicar una oración milagrosa de protección nocturna, lo que permite dormir tranquilo.

Asimismo, se debe tener presente que un sueño reconfortante se obtiene mediante una relación armoniosa con Dios. Sin duda, una conciencia totalmente tranquila conlleva a un descanso sin angustia ni ansiedad.

Además, todo servidor del señor que obre de la manera correcta, al llegar la noche puede comunicarse con Dios plácidamente. Se le debe agradecer al señor todas las oportunidades presentadas en el día, lo que redunda en bienestar y felicidad.

Además, se debe alabar y pregonar el mensaje de Dios todopoderoso con mucha sinceridad, a los fines de elevar una plegaria milagrosa de protección nocturna de la mejor forma posible.

Oración milagrosa de protección nocturna

La protección divina concedida por el jefe supremo de la humanidad genera una profunda paz al alma y al corazón. La noche es el momento ideal para comunicarse con Dios, por cuanto las estrellas que alumbran celestialmente el firmamento alimentan la esperanza y la fe.

Mi amado padre, esta noche

luminosa te pido que me

protejas bajo el poder de

tu sagrada misericordia, a

los fines de tener un

descanso pleno y reparador.

 

Asimismo, quiero comentarte que

hoy no tuve un día fácil,

se me presentaron situaciones que

me generaron un gran cansancio

tanto físico como mental.

 

Estoy agradecido por todas las

señales que me mandaste y

que sin duda me ayudaron

a salir adelante.

 

Tu sabes

que el día a día no es nada

sencillo, pero con sólo contar

con tu amor todo es posible.

 

También quiero pedirte mi venerado

Dios, que esta noche protejas

a mis amados padres, hijos,

sobrinos, primos, amigos,

compañeros, hermanos de la iglesia.

 

Y además, todos esos seres

maravillosos que

me ha regalado la existencia.

 

Estoy completamente seguro

que los iluminas

con la poderosa luz que

irradias desde tu hermoso

y sagrado reino.

 

Que es el

lugar más celestial que

pueda existir.

 

Sin duda, con tu compañía

mi señor mis sueños estas

noches serán reconfortantes y

positivos.

 

Lo que me permitirá

recargar todas las energías

necesarias para mañana tener

otro día victorioso y productivo.

 

Además, mi señor,

aprovecho esta hermosa noche

para agradecerte todo lo que

haces por mí.

 

Reconozco que

no soy un ser humano perfecto,

como todos, poseo

virtudes y defectos.

 

Siempre mis acciones han estado

alineadas a tu hermosa obra,

que se sustenta en la justicia.

 

la igualdad, la tolerancia,

la comprensión, el respeto,

la valoración, la bondad y

el amor.

 

Por otra parte, quiero expresarte

que poseo mi

conciencia tranquila,

ya que no he causado

daño a nada ni a nadie.

 

Ya que mi corazón se

encuentra repleto

de generosidad

gracias ti.

Asimismo, te pido que concedas

el perdón a todas esas

personas que por una razón

u otra han perdido el

sendero de la vida.

 

En realidad, no soy quien para juzgarlos,

pero estoy seguro que les

concederás una segunda

oportunidad.

 

Por cuanto tu

amor a la humanidad es

infinito e inagotable.

 

Te pido mi Dios que

no sólo me protejas esta

noche, cuento con tu

bendición todas las noches

de mi vida.

 

Lo que

me da seguridad para

seguir adelante.

 

Con todo, te amo y te

amaré infinitamente

mi amado padre. 

 

Finalmente, que se hágase

tu voluntad

 ahora y siempre.

 

Finalmente, te alabo

profundamente.

 

Amén.

La protección infinita de Dios Padre Todopoderoso

Claro que la protección concedida por el jefe supremo de la humanidad es lo que permite a los seres humanos transitar el camino de la vida felizmente. Asimismo, una oración de protección nocturna reconforta de manera significativa la fe y la paz.

En efecto, Dios anhela que sus hijos duerman y descansen de manera plena, por cuanto esto se relaciona con la salud física y mental. Es decir, todo hijo de Dios que proceda a dormir sereno garantiza un descanso óptimo y regenerador.

Sin duda, la compañía de Dios padre es esencial para todos los seres humanos. Por otra parte, la cotidianidad que se vive en la actualidad es sumamente agotadora, por lo cual la noche es el horario ideal para reencontrarse con Dios.

Finalmente, se debe tener presente que, al tener un corazón libre, se podrá descansar con total tranquilidad, lo que garantiza bienestar espiritual.