Saltar al contenido

Oración muy efectiva de protección para seres queridos ¡Contra todo mal!

16 septiembre 2020
Oración muy efectiva de protección para seres queridos ¡Contra todo mal!

Quizás nuestros familiares no son conscientes de que además de que hay peligros constantes, también hay una amenaza espiritual. Dice la palabra de Dios que el enemigo «anda como león rugiente buscando a quien devorar», se vale de cualquier situación para destruir a quienes amamos. No obstante, aquí tienes una oración muy efectiva de protección para seres queridos ¡Contra todo mal!

En realidad, con oraciones como esta, pueden estar consciente del peligro, pero confiado/a de que nada podrá pasarte a ti, ni a tu familia y amigos, porque Dios es nuestra esperanza y nuestro refugio.

Sin duda, Él lo ha prometido. En el Salmo 121:7 dice que su protección nos acompaña, y que nuestra alma en sus manos está a salvo. En efecto, en esta vida puedes tener de todo, pero al final de tus días, nada te llevarás. Sin embargo, si motivas a tus seres amados a que cuiden su alma, tienen la esperanza de que estarán protegidos por Dios.

Oración muy efectiva de protección para seres queridos

Con todo, resguarda el alma de tus seres queridos en manos de Dios. Ahora, dirige sus caminos y el tuyo hacia él, y anda confiado/a de que nuestro padre celestial tiene el control de todos, incluyéndote.Sin duda, cuando un justo se levanta a orar, para Dios, es suficiente para ejercer su poder.

Altísimo padre,

gracias por

tu infinito amor.

 

Por tu resurrección

he creído en ti,

y he decidido seguirte.

 

Ahora, declaro que

junto con mi familia

te buscaremos

y te hallaremos,

porque así lo has prometido.

 

Asimismo, por amor

a tu nombre,

te pido por cada uno

de mis familiares y amigos.

 

Sin duda, les conoces

y sabes lo que hay

en sus corazones.

 

Te pido que los limpies

de todo pecado,

de toda impureza.

 

Si entre ellos aún hay

quienes hacen

 lo que no te agrada.

 

No obstante, te pido que coloques

ángeles en sus caminos,

para que los guíen hacia ti.

 

En efecto, en tus manos

serán transformados

y renovados.

 

Señor, clamo a ti

por la salud

de cada uno de

 mis parientes.

 

Que ninguna

 pestilencia nocturna

ni plaga diurna

 les afecte.

 

Padre, que en estos tiempos

de tanta maldad,

peligro y padecimientos

que nos rodea,

nada les afecte.

 

De la misma forma, que tu

luz resplandeciente,

ilumine sus vidas. 

 

Además, que tus ángeles

batallen por ellos

de noche y de día,

y que tus brazos

los carguen en tu resguardo.

 

Mi Dios,

tú eres su refugio,

su guardián.

Sobre todo, guárdalos de

las personas malas,

de las malas intenciones.

 

También, líbralos del peligro

que trae la delincuencia.

No obstante, cuídalos de tomar

malas decisiones. 

 

Cuida a los más jóvenes

de buscar el dinero fácil

o de confiar en

cualquier persona

a espaldas de sus padres.

 

Asimismo, ¡protege a los

 adolescentes de esta familia!

 

Protégelos también

del peligro de estar

separados de tu presencia.

 

Con todo, cuida a

nuestros niños del maltrato

familiar, escolar,

abuso sexual y de toda

violencia contra ellos.

 

En cambio, que te conozcan y

vayan a ti

sin impedimento.

 

Te ruego que

los rodees de ángeles

que luchen por ellos

y hagan que terceras personas,

familiares y otros, no les dañen.

 

También quiero

pedirte, mi señor, que los libres

de la falta de perdón y los protejas

de las enfermedades

que éstas traen.

 

Con todo, protégelos señor

y sana

cualquier quebrantamiento

de salud que haya en mis seres

queridos y los suyos.

 

Por el poder de tu sangre,

límpialos, líbralos,

purifícalos

y que su sistema

sea inmune a cualquier virus.

 

Padre, tú eres nuestro pastor,

protégelos del lobo

disfrazado de oveja,

cuídalos del hambre.

 

Sobre todo, que no sea necesario

pasar hambre sino que tú

seas su proveedor.

 

Por último, te pido, Dios,

que, aunque algunos anden

en valle de muerte

encuentren tu dirección.

 

Además, que les

infundas de tu aliento.

 

También, aunque sean

ovejas perdidas

reúnelas con las

ovejas de tu redil.

 

Por supuesto, confío en ti

y te lo pido

en el nombre de Jesús.

 

Amén.

La protección Divina

Sin duda, Dios siempre oye tú oración. Dice su palabra que sus oídos están atentos al clamor de los justos, y que a quien decide buscar y seguir a Dios, todo le es dado. En efecto, Dios suple todas tus necesidades, Salmo 34. En realidad, esta es una oración muy efectiva de protección para seres queridos, al hacerla con Fe, él estará obrando, aunque no lo notes.

Finalmente, aprópiate de sus promesas, para ti, para tu familia, para los demás seres queridos y, además, reza confiando en que Dios estará al control.