Saltar al contenido

Oración muy poderosa de protección en tiempos y momentos difíciles

15 septiembre 2020
Oración muy poderosa de protección en tiempos y momentos difíciles

Resulta que todos los hijos de Dios deben preservar la paz de su mente y su espiritualidad. Por eso, es importante practicar una oración muy poderosa de protección en tiempos y momentos difíciles, a los fines de fortalecer divinamente el alma.

En efecto, una oración que salga de la profundidad del alma será escuchada por el Santo Padre. Sin duda, Dios en ningún momento abandona a sus hijos y en los momentos de apremio intercede para encontrar soluciones inmediatas.

Asimismo, es importante tener presente que una oración para pedir protección en las situaciones difíciles debe ser practicada de manera constante. No obstante, desde el poder de su hermoso reino, el señor concede su ayuda a los más necesitados.

Por ello, se debe tener profunda fe en Dios, lo que permitirá fortalecer el espíritu e impedirá que el mal pueda acechar.

Oración muy poderosa de protección en tiempos y momentos difíciles

Por supuesto, la protección espiritual se consigue mediante la comunicación consecuente con el Santo Padre, por ello, todo servidor de Dios debe alabar y pregonar la palabra proveniente del evangelio. En efecto, la sintonía con el poder sagrado del señor, alejará todo lo negativo. Con todo, repite esta oración de protección en tiempos difíciles:

Mi amado padre,

con todo, te pido que

me protejas

bajo el poder de

tu manto.

 

Sobre todo, a los fines

de salir airoso

de todas estas situaciones

adversas que

se han ido presentando.

 

Ahora, te ruego que

me concedas las

fuerzas necesarias.

 

Para derrotar todo

lo malo que ha

venido acechándome.

 

No obstante, estoy

completamente seguro que,

con tu ayuda.

 

Saldré fortalecido

de este nuevo reto que

me ha colocado la vida.

 

Sobre todo, tú,

más que nadie

mi venerado padre.

 

Sabes que

todas mis acciones

están direccionadas

en hacer el bien

en todo momento.

 

Por supuesto, en mi corazón

no existe cabida para la envidia,

el irrespeto, la injusticia,

la maldad, la crueldad

ni la traición.

 

Por el contrario,

todo mi proceder

se encuentra sustentado

en el deber ser.

 

Gracias a las

enseñanzas que

me has otorgado.

 

Por ello, acudo a tu

valiosa ayuda

mi amado señor.

 

Asimismo, estoy consciente y

debo reconocer

que jamás me

has fallado

ni abandonado.

 

Siempre has

estado allí para mí

en los momentos más 

difíciles y apremiantes. 

 

Por eso, te estaré

agradecido por toda

la eternidad

mi adorado

jefe supremo.

 

Además, estas situaciones

que se me han

presentado últimamente

me han generado

mucha angustia.

 

Y Sin duda, han afectado

mi paz espiritual

y emocional.

 

También, me he

sentido perdido,

sin rumbo y ha

repercutido en mis

relaciones interpersonales.

 

Aparte de generar angustia

en todos los seres que

me aprecian y

me estiman.

 

En ocasiones. me pregunto

la razón por

la cual me ha

tocado enfrentar

estas situaciones

tan desesperanzadoras.

 

Pero, al reflexionar,

concluyo que son

experiencias que me

harán madurar

como persona.

 

Y contribuirán en el

fortalecimiento de

mi espíritu y

mi fe.

Asimismo, te ruego,

mi amado padre,

ilumines mi camino.

 

Para encontrar

la forma que me

permita salir de este túnel

tenebroso en el cual estoy

sumergido.

 

Por otro lado, quiero

agradecer tu constancia,

sin duda, no hubiese

llegado hasta acá

sin tu apoyo.

 

Tú has sido

mi principal

inspiración y

motivación. 

 

Además, tu pureza

me empuja para

salir adelante.

 

Finalmente, mi amado Dios

cuento contigo

en estos tiempos

tan turbulentos

de mi existencia

 

Con todo, espero seguir

transitando por el

sendero de la vida 

a tu lado.

 

Por ello, coloco

en tus manos mi alma y

además, mi corazón.

 

Sin duda, te amo y

también, te amaré

siempre.

 

Amén.

La conexión espiritual con el Santo Padre

Sin duda, la conexión espiritual que se establece con el poder celestial de Dios, es lo que permite salir adelante en momentos de apremio. Asimismo, orar de manera constante otorga las fuerzas necesarias para derrotar lo negativo.

En efecto, todo servidor del señor cuenta con el respaldo de Dios si todas sus acciones son ejecutadas correctamente. Por otro lado, toda persona que actúe de forma bondadosa, posee un corazón que goza de plena libertad.

No obstante, al practicar una oración con el propósito de pedir protección en momentos difíciles es fundamental encontrarse plenamente sincronizado con Dios. Claro que el señor anhela lo mejor para sus hijos y, por eso, los protege infinitamente.

Finalmente, se le debe comunicar todo lo que ocurre a Dios, para que interceda y proteja, por un bienestar deseado. Por otro lado, existe el compromiso de alimentar siempre la fe.