Saltar al contenido

Oración a San Antonio de Padua para que un hombre me busque desesperadamente

2 junio 2020
Oración a San Antonio de Padua para que un hombre me busque desesperadamente

Al parecer este tipo de temas es algo muy común, enamorarse de un hombre que no es el perfecto o idóneo para nosotros. Aun a pesar de ello, lo queremos para nuestra vida y en caso que no nos corresponde esta estupenda oración a San Antonio de Padua para que un hombre te busque desesperadamente. ¿Para qué pensarlo dos veces? ¡Manos a la obra creyentes!

San Antonio de Padua no nos deja de sorprender con los gratos testimonios de sus milagros, es necesario para nosotros contar con este tipo de ayuda celestial y además mágica porque siempre sucede en tan poco tiempo, que terminaremos muy sorprendidos.

Poderosa oración a San Antonio de Padua para que un hombre te llame

Esta oración para San Antonio de Padua, es hecha con el amor y clamor que merece este tipo de causa tanto que ese hombre vendrá y lograra que te busque desesperadamente. Entre los consejos que te puedo dar es que prendas una vela junto con una estampita de este Santo y la foto, no es magia negra es fe en que lograremos el cometido. Luego, repite conmigo esta oración:

San Antonio de Padua,

Te imploró milagro de amor,

Para que este hombre el amor de mi vida,

Me busque desesperadamente.

 

Bajo tu poderoso nombre,

Quiero atarlo y dominarlo,

para que nunca se aleje de mi vida,

Amado Santos siente la necesidad que tengo,

En mi alma y espíritu.

 

Eres un santo muy gentil,

Que a cada paso en qué andas,

Muestras que el amor existe,

Así mismo es verdadero.

 

De tal forma  que puedas ver,

Que sigo tus pasos, que creo en el amor,

Además que necesito ese hombre a mi lado.

 

Santo amado y querido,

Por todos los humildes necesitados,

A los cuales les han hecho favores,

Que parecían imposibles.

 

Por ello, te necesito a mi lado,

requiero de tu compañía,

Para que guardes,

los pasos de mi hombre amado.

 

Necesito hacerlo regresar,

que me llame desesperadamente,

Asímismo no pueda vivir sin mí.

 

Cúbrelo bajo tu manto poderoso,

Enseñándole a tocar las

intenciones de mi corazón,

Que solo quiere mostrarle la

felicidad verdadera.

Ese hombre es el amor de mi vida,

Asimismo creo y sostengo,

Que Soy lo suficientemente mujer,

Para poderlo mantener siempre a mi lado.

 

Pero necesito de tu ayuda,

para que él me busqué y venga a mí.

Porque así debe ser,

será prudente y esperare.

 

Aunque mi paciencia muchas

veces me defraude.

 

San Antonio de Padua, ahora más que nunca,

Necesito que lo amarre con tus siete nudos,

Para que esté siempre dispuesto a volver.

 

Como un manso corderito,

A mi hogar qué es el suyo también.

 

Que se arrepienta de sus errores,

Tanto como yo los míos,

Su conciencia le dicte que

debe estar a mi lado.

 

Que nuestra relación tenga

una fuerza incomparable,

Demostrando siempre estar bajo tu bondad.

 

Porque no hay poder más grande,

que el que tú tienes sobre esta tierra.

 

Eres enviado del señor, para regalar amor,

Para estar todo el tiempo,

Bajo el manto misericordioso.

 

Un solemne santo, todo reconocimiento,

Porque esta persona,

se vuelva aparecer en mi vida.

 

Así lo declaró bajo tus

siete nudos de poder.

 

Cuando buscas, una razón

para juntar a dos personas,

No existe poder más grande

que pueda con ella,

Ni siquiera la voluntad propia.

 

Por ello voy a seguro, en poco,

tiempo esa persona me buscara,

Pedir a volver con ella,

Regresará a vivir conmigo,

No podrá apartarse nunca de mi lado.

 

Amén.

¿Por qué debemos recurrir a San Antonio de Padua antes que a la magia negra?

El desespero nos hace tomar decisiones incorrectas teniendo la solución, es la fuerza de Dios y sus intercesores. San Antonio, es el santo más buscado para que las causas imposibles siempre tengan solución. Él moverá cielo y tierra con el poder otorgado por Dios para conseguir lo que tanto anhelas en la vida. Sin darnos cuenta estaremos a un paso, de conseguir que ese hombre te busque y llame desesperadamente sin parar. Para que luego de esto, puedas hacer una grata oración de agradecimiento porque tu deseo se hizo realidad.