Oración poderosa a San Rafael Arcángel para pedir curación

oracion poderosa a san rafael arcangel para pedir curacion

Frente al trono de Dios se sientan 4 arcángeles, uno de ellos es San Rafael Arcángel. Con un poder milagroso de curar enfermedades y aliviar los quebrantos del cuerpo y del espíritu. Se le considera el Patrono de los enfermos, los médicos y de los sanadores espirituales. Su nombre significa “curación de Dios” o “medicina de Dios”, por eso se le atribuye el papel de sanador. Pide en Oración poderosa a San Rafael Arcángel para pedir curación.

Llamado también “Médico del Cielo”, por su divinidad de sanación y purificación del alma y el cuerpo. Es nuestro maestro para alejar los malos pensamientos y las fuerzas negativas que se han generado en nuestro pasado y que arrastramos en nuestro andar. Su intercesión ante Dios es muy poderosa por lo que es considerado el mejor aliado para curar enfermedades.

Índice

    Poderes de Curación de San Rafael Arcángel

    El Arcángel Rafael ayudó a Tobías a sanar la ceguera de su padre con un bálsamo que preparó con las vísceras de un pescado. Una de las fervientes muestras de la voluntad divina de Dios en manos de este maravilloso Arcángel. Por eso se considera un poderoso intercesor en la ayuda de Dios para la sanación de enfermedades físicas, mentales o espirituales.

    Si se presenta alguna dolencia, una discapacidad, un impedimento o una enfermedad que no logres subsanar por medio de la medicina tradicional. Recurre al llamado del Arcángel San Rafael. Con la Oración poderosa a San Rafael Arcángel para pedir curación entrega tus males en sus manos y espera con paciencia que la sanidad llegue a tu vida.

    Glorioso San Rafael Arcángel

    Oh misericordioso Arcángel,

     que reposas frente al trono de la gracia de Dios,

    poderoso al llamado de los más necesitados

    que padecen dolencias, males y enfermedades.

     

     Siempre atento a escuchar

    y a presentarte

    cuando se te implora

    con fe y devoción.

     

    Hoy vengo ante ti, mi querido Arcángel

    para que con tu poder de sanación

    saques de mi cuerpo

    los males que aquejan mi humanidad.

     

    Además elimina las enfermedades de mi cuerpo

    y convierteme

    en un ser fuerte y vigoroso

    para profesar la palabra de Dios.

     

    También escucha mi llamado

    y atiende a mi petición honorable Arcángel,

     bendice mi cuerpo y báñalo de sanidad,

    que ninguna peste, epidemia, enfermedad o virus

    pueda tocarme y perturbar la paz

    que comparto con mi Dios.

     

    Igualmente cura mi vista, mis manos,

    mi cuerpo, mis órganos, mi boca,

    mi espíritu y mi corazón de toda aquella maldad

    que se refleje en enfermedad.

     

    Porque soy débil ante las tentaciones

    que me hacen pecar y por eso

    me arrepiento ante ti y ante Dios para implorar perdón.

    restaura a los abatidos y cubre con vendas sus heridas

    Asimismo ten piedad de mí,

    no soy el mejor hijo del rebaño de Dios,

    pero busco a través de esta oración

    conseguir el perdón de mis pecados e implorar

    me bendigas con la gracia divina de gozar de salud.

     

    Porque de mi humanidad depende mi familia,

    si mi cuerpo desfallece

    ¿quién atenderá sus necesidades?

    Soy el pilar de mi hogar y necesito

    estar fuerte y sano para mantenerlos

    al pie de la cruz de Jesucristo.

     

    Mientras tanto dame una coraza de protección

    que no deje penetrar

    la maldad del enemigo

    hecha enfermedad.

     

    Para que ningún accidente en mi casa,

    mi trabajo, en la calle o cualquier lugar

    pueda impedir mi sencillo andar

    por los caminos de Dios.

     

    Finalmente, no permitas

    que mi cuerpo enferme

    ni mi alma se contamine

    de las perversiones del mundo.

     

    También protege con tu santo manto

    a los miembros de mi familia.

    Derrama bendiciones de salud

    ante el mundo y cuídalos de todo mal.

     

    Amén.

    Sanación y Protección

    El poder de sanación y curación es la principal muestra de la presencia de Dios sobre este Arcángel. “Yo soy el que sana” dice su nombre. También se vincula su misericordia con la fuerza y la seguridad del cuerpo y el espíritu. Además no solo puedes solicitar su ayuda en cuestiones de salud, también puedes implorar que interceda ante Dios para protegerte. Hacerte un ser de buena voluntad, conseguir el amor y hasta la prosperidad.

    Cuando te conectas con el poder espiritual de San Rafael a través de la oración. Sentirás como la fuerza del espíritu se apodera de ti, como poco a poco consigues reposo de tu mente y calma a tus dolencias.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más