Saltar al contenido

Poderosa oración de sanidad a San Rafael Arcángel ¡Bríndame salud!

10 septiembre 2020
Poderosa oración de sanidad a San Rafael Arcángel ¡Bríndame salud!

La salud es muy importante tenerla, pues esta te ofrece equilibrio y bienestar; no solo del cuerpo, sino emocional y espiritual. Con poderosa oración de sanidad a San Rafael Arcángel ¡Bríndame Salud! Te servirá de ayuda con este tema de la salud, porque este Arcángel; se encarga de interceder por ti, ante el Padre con total prontitud; solo debes creer en él, pues siempre está dispuesto a escuchar tus ruegos.

La sanidad es muy importante en el cuerpo; ya que estar enfermo, te acorta las posibilidades de realizar cualquier actividad. Con esta oración estarás en total seguridad, y la salud nunca será tropiezo; para ejercer con normalidad tus actividades.

Oración de sanidad a San Rafael Arcángel

Oh mi Dios Santo, en esta hora ruego que escuches mi ruego; y también tomes en cuenta la intercesión que hago en el nombre de San Rafael, uno de tus más leales Arcángeles.

Oh Arcágel,

tú que habitas en los cielos;

también conocedor de las

necesidades humanas,

escucha mi oración.

 

Sé que tienes gran poder,

otorgado por Dios;

seguramente para siempre

estar dispuesto

a nuestra ayuda y defensa.

 

Tu Santo patrono de los enfermos,

toma control de mi,

sáname de la enfermedad

que me causa tal dolor

y también desespero.

 

Considera mi gemir,

pues cada día crece más

y más a causa de mi

desesperanza.

 

Ruego que intercedas

por mi ante el Señor,

porque requiero de su sanidad.

 

Sanidad, 

que purifique mi alma entera;

ruego por ella.

 

Mi alma esta inquieta

ruega que la mano de Dios

sane toda dolencia 

en mi cuerpo.

 

Oh Ángel de luz,

ten misericordia, atiendeme;

parece que ya no hay salida

pero confío en que tú me ayudarás.

 

Así como has ayudado a muchos,

auxiliame;

con tu poder sáname.

 

Socorre a esta pobre alma 

que solo le quedan esperanzas;

por lo tanto atiende a mi llamado.

 

¡Brindame salud!

Te lo ruego,

 y que por mi cuerpo corran ríos

de pura sanidad.

 

Curación de Dios,

trae ungüento a mis heridas del alma;

pues es más doloroso la desesperanza

igualmente el abandono.

 

Guarda mi corazón, Ángel,

de cualquier enfermedad;

por consiguiente guárdame de cualquier

infarto, arritmias e insuficiencia cardíaca.

También te ruego que

guardes mis pulmones;

de cualquier enfermedad,

como el asma y pulmonía.

 

Así mismo,

mis huesos y músculos cúbrelos

para que no padezca 

de enfermedades como artritis,

Ciática o parecidos a ellos.

 

Guarda me cuerpo de cualquier virus,

que pueda causar un gran mal.

 

Igualmente, quita de

mi todo mal habito

que me lleve a tener

enfermedades crónicas.

 

Aún hasta mis ojos,

guardalos del las enfermedades

que puedan hacer que pierda la vista.

 

Cuida todos mis sentidos,

también mis manos;

que son tan útiles para

cada ser humano.

 

Ruego que también

me guardes del cáncer,

enfermedad difícil de curar;

sea donde sea que se desarrolle.

 

Quiero rogar,

también por aquellos que necesitan 

un milagro

igualmente de sanidad.

 

Lo que se encuentran en los hospitales

sin esperanzas;

también escúchales,

es difícil estar en ese lugar.

 

Consuelalos,

y seguidamente obra a su favor;

te lo ruego Arcángel.

 

Como sé que escuchas mi oración,

te doy infinitas gracias

porque por atender a mi llamado.

 

Lleva mi oración ante el Señor,

Todopoderoso;

de esta forma mi oración

será rápidamente atendida.

 

Gracias Dios Eterno,

por colocar a esta poderoso Ángel

a favor de tu hijos.

 

Por lo cuál mi alma te alaba,

mi esperanza está en tus manos mi Dios.

 

Yo sé que tú todo lo puedes;

y que contigo todo es posible; 

ciertamente, en ti hay verdadera vida.

 

Y tu oh Arcángel,

continua obrando a favor de aquellos;

que siempre anhelan tu protección.

 

Por ti,

muchos son sanado;

y es por esta razón te buscan.

 

Amén.

 Este Arcángel te brindará salud ¡clámale!

Con esta poderosa oración de sanidad a San Rafael Arcángel ¡Bríndame Salud! Te olvidarás de la desesperanza, porque él te ayudará inmediatamente; realízala cuantas creas necesario, no importa si agregas algo más personal; también puedes compartirla con otros, y así repartir esperanzas por medio de su intercesión.

Confía, en que llegará al Señor con tu ruego; la sanidad vendrá no lo dudes. También recuerda que por algo pasan las cosas, Dios para todo tiene un propósito; búscalo mucho más, para entender sus designios.