Oración poderosa a San Rafael Arcángel contra los enemigos

oracion poderosa a san rafael arcangel contra los enemigos

El mal no solo es una fuerza espiritual que toma sentido físico en personas que por estar alejadas de Dios se tornan en nuestros enemigos, por ello debemos orar en contra y para suplicar protección por medio de una oración poderosa a San Rafael Arcángel contra los enemigos.

El mal definitivamente es una realidad y además de todo esto es acompañado por personas que le dan poder, las personas posesivas, vanidosas, envidiosas.

Contamos con batallón de Ángeles y Arcángeles que no nos desamparan nunca además de eso están, siempre presentes con nosotros. Luchando con la fuerza maligna no solo de personas, si no la del mismísimo diablo que solo quiere arruinar nuestra felicidad y estabilidad.

Índice

    Oración valiosa a San Rafael Arcángel para alejar a los enemigos

    Los enemigos nos atacan por los puntos más débiles incluso haciéndose nuestros enemigos, para que esperemos la puñalada por la espalda. Efectivamente, pocas personas conocen el amor y el valor de la amistad que en estos últimos tiempos ha estado tan escasa.

    Te dejare el material de una súper oración poderosa a San Rafael Arcángel contra los enemigos para que tomes el tiempo de leerla y además ayude a mejorar tu vida, como lo hizo conmigo.

    Valioso y amigable San Rafael Arcángel;

    Siempre a mi espalda cuidándome en todo momento,

    porque cuando vienen las tormentas siempre estas resguardándome.

     

    Te debo tanta fe y te congracio con este amor sublime

    que existe en mi corazón ligado con un poco de respeto hacia a ti.

    Siempre dándote las gracias y pidiéndote que no me abandones nunca,

    porque solo tú has estado en momentos difíciles que más he necesito.

     

    Protector y luchador San Rafael Arcángel,

    Tienes una noble misión y siempre cumpliendo

    el propósito del Señor para con nuestra vida al pie de la letra.

     

    Admiro sinceramente tu fortaleza y prudencia

    al actuar ante diversas o distintas situaciones.

    Siempre enseñándonos que existe una forma de ser

    vencedores y que no podemos rendirnos.

     

    Te pido, con mucha insistencia tu protección

    San Rafael Arcángel ante mis enemigos.

    Frena todo lo que me pueda hacer daño,

    tu puedes notar la intención de cada persona

    que se acerca a mí con malas intenciones.

     

    Aleja a esas personas de mi vida,

    no me interesa ningún poder que no sea de Dios.

    El mal existe y esta contra nosotros las personas buenas creyentes

    y llena de fe en la fuerza espiritual buena,

    prudente y que están con nuestro Señor Dios.

    y sereis recordados por jehova vuestro dios

    Siempre intentan atacarme por mi punto más débil,

    por eso tú lograras que sea invisible ante los ojos de personas malas.

    Que quien me quiera ver caer desaparezca de mi vida energías toxicas

    no necesito, prefiero estar solo y con tu amistad San Rafael Arcángel.

     

    No necesito a nadie más que Dios en mi corazón

    y las personas que de verdad me aprecian y me valoran.

    San Rafael Arcángel así como te pido protección

    de la misma manera las pido para mis seres queridos.

     

    Aunque son pocos ayúdame a valorarlos lo suficiente

    y a gratificar su presencia en mi vida.

    Los pocos buenos amigos, que tengo cuídalos

    de cualquier deshonra o envidia que quiera atacarlos.

     

    Libéralos de cualquier energía que los sostenga a algo que les hace daño,

    declaro que estas fuerzas no tienen ningún poder sobre ninguna persona buena.

    Por favor llénalos de esperanza para poder llevar las cosas con calma,

    que se sientan acompañados y nunca solos.

     

    Gracias San Rafael Arcángel por de nuevo escuchar mis suplicas

    por medio de esta oración poderosa que será respondida.

    San Rafael Arcángel no me desampares ni de noche,

    ni de día porque me perdería.

     

    Amén.

    ¿Los enemigos pueden estar muy cerca?

    Más de lo que pensamos, no todas las personas son buenas y muchas desde el principio se acercan hacernos daños. Sin embargo como nadie es perfecto y estamos completamente propensos a equivocarnos también puedes con un verdadero arrepentimiento en tu corazón.

    Pide perdón, agradece y ayuda a los demás. Los hechos a Dios le demuestran de que estas hecho y más que mil palabras, el te conoce mejor que nadie sabe cuando estas mintiendo, que te has arrepentido de verdad y has bajado el orgullo para pedir que te disculpen por el daño que hiciste.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más