Milagrosa oración de la Sangre de Cristo para los niños ¡Cuídalos de todo mal!

milagrosa oracion sangre cristo para los ninos

Los niños son el futuro del planeta, la muestra más viva de inocencia y pureza que pueda existir, sus corazones están libres de maldad y el amor que profesan en sus palabras y actos son sinceros y espontáneos. Son seres muy vulnerables a ser heridos, son presa fácil para el enemigo pues no ven peligro en las cosas por falta de malicia y experiencia. Recita esta Milagrosa Oración de la Sangre de Cristo para los niños ¡Cuídalos de todo mal!

Cuando se habla de la Sangre de Cristo, nos referimos a la sangre que Jesucristo derramó en la cruz los últimos momentos de su vida. Esa Sangre tiene un poder muy especial, su significado encierra la limpieza y purificación de nosotros como pecadores. Aunado a esto cuando se pide su intersección ante Dios, es milagrosa y extremadamente protectora.

Índice

    Proteger a los niños como un gran tesoro con la Sangre de Cristo

    La protección de los niños no es solo vigilar que no sufran algún accidente que pueda dañar su integridad física, es también proteger su estabilidad emocional y espiritual. Como parte de la responsabilidad de los padres es velar por la correcta formación de los niños basada en principios y valores enfocados en las leyes de la sociedad y las de Dios.

    Permite que la Sangre Poderosa de Cristo te ayude con la protección de los niños como el gran tesoro de la vida. Te presentamos la siguiente Milagrosa Oración de la Sangre de Cristo para los niños ¡Cuídalos de todo mal! para que Jesucristo cubra con su santa Sangre a todos los niños del mundo.

    Poderosa Sangre de Cristo

    Oh Misericordioso Jesucristo,

    mi príncipe eterno e inigualable,

    mi vida se llena de gracia

    con solo pronunciar tu nombre.

     

    Porque eres luz eterna

    que ilumina mi existir,

    el consuelo de mis penas reposa

    cuando extiendo mi oración y tú me escuchas.

     

    Eres Sangre Poderosa

    para el perdón de los pecados,

    eres gracia viva de amor y bondad.

     

    Por eso a ti recurro

    con estas humildes palabras

    para pedir por todos los niños del mundo,

    los pequeños de la casa, la alegría de las escuelas,

    la sonrisa de los parques, los adultos del mañana.

     

    Bendice con tu Sangre Sanadora

    para que los niños gocen de salud y bienestar emocional,

    permite que disfruten de sus actividades cotidianas

    al aire libre con sus familiares y amigos,

    que ninguna enfermedad pueda interrumpir

    su desarrollo físico y emocional.

     

    Permite que puedan tener la dicha

    de crecer en un hogar lleno de armonía,

    de respeto, educación, comunicación,

    valores y sobre todo mucho amor.

    que si confiesas con tu boca jesus

    Que el amor de sus padres

    les enseñe a amar a Dios y al prójimo,

    tanto como así mismo.

     

    Divina y Poderosa Sangre de Cristo,

    derrama todas tus bendiciones

    sobre los niños que están en hospitales,

    en orfanatos, en escuelas militares, en casas de hogar,

    en centros de reclusión, en refugios

    y en cualquier otro lugar donde puedan estar.

     

    Por favor permite que se rodeen

    de personas sabias y conocedoras de tu palabra mi Dios,

    que en nombre de la Sangre de Cristo selle y cancele

    toda persona mala que quiera perturbarles

    y causarles daño.

     

    Asimismo que ningún adulto pueda aprovecharse

    de su inocencia o su debilidad ante la vida.

    Mi Divina Sangre de Cristo,

    protege a los niños de ser esclavizados

    y ultrajados,  aprovechados o explotados,

    humillados y burlados.

     

    Finalmente no permitas que jamás

    sean victimas de la violencia

    ni que sus cuerpos puedan ser utilizados

    para comercio o investigaciones perversas.

    Cuídalos de todo mal

     

    Amén

    Jesucristo ama a todos los niños del mundo

    Dedica oraciones de amor a la Sangre de Cristo para que su milagroso poder los mantenga protegidos del mal. Enfoca tu verdadera fe en demostrarle a Dios cuanto le amas y entrega tu vida a ser obedientes a sus mandatos. Inculca en los niños ese mismo amor y respeto a Dios para que vayan creciendo al lado de la palabra Santa. Que lean la Biblia y practiquen sus enseñanzas.

    Cada noche, cada día, en cualquier momento puedes detener tus actividades y entrar en una profunda oración como conexión espiritual. Desde tu interior puedes hacerlo en un momento de intimidad entre Dios y Tú. Aprovecha el infinito poder de la Sangre de Cristo para pedir cualquier petición que creas imposible.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más