Efectiva oración de acción de gracias a la Sangre de Cristo

efectiva oracion de accion de gracias

La oración: es un diálogo entre Dios y los hombres, el hombre ha sido creado para glorificar a Dios, a través de la oración se le da gloria; de lo cual el ser humano se beneficia espiritualmente. Ciertamente por esto realizaremos esta efectiva oración de acción de gracias a la sangre de Cristo.

🙏 Efectiva Oración DE ACCIÓN DE GRACIAS a la Sangre de Cristo 🙇

Sencillamente orar ante nuestro Padre celestial es la única manera de tener una relación viva y eficaz con él, ciertamente siempre lo hacemos con un propósito; pero deberíamos hacerla por amor y agradecimiento en torno a todos sus beneficios. A través de este artículo te enseñaremos el poder de la efectiva oración de la sangre de Cristo en acción de gracias.

Índice

    Efectiva oración de acción de gracias a la Sangre de Cristo

    Lo que Dios y Jesucristo ve es el corazón cuando sé contrita y se humilla. Cuando las oraciones son hechas con total fe y certeza.

    ¡Oh! Bendito rey,

    Maravilloso eres , viniste al mundo;

    Sin mancha ni pecado y moriste como

    El peor pecador, fuiste golpeado; y

    derramaste tu sangre preciosa por la humanidad.

     

    Eres magnífico, y Glorioso,

    te agradezco, bendito Rey,

    eres sumamente piadoso;

    bueno y tu bondad no tiene límites,

    con esta efectiva oración, quiero darte gracias.

     

     Por cada clavo que hicieron derramar,

    tu preciosa sangre, la que hoy;

    No redimen de todo mal.

     

    Y por esa sangre preciosa, podemos llegar

    a la vida eterna y morar

    en el paraíso contigo Jesucristo amado.

     

    Tu eres nuestra fuente; de sabiduría,

    tú viniste buscar lo que se había perdido,

     para rescatarlo y redimir;

    de todo nuestro pecado.

     

    Con esta efectiva oración,

    quiero darte gracias;

    porque eres sumamente

    bueno y maravilloso.

     

    Tu eres el único poderosa en majestad,

    a ti sea la gloria, la alabanza

    y el honor por siempre.

     

    Grandísimo Todopoderoso

    escucha mi oración efectiva,

    que hago, en agradecimiento

    porque estás conmigo,

    y tu gracia me persigue.

     

    Aún en los malos momentos

    mas difíciles.

     

    Quiero bendecir y alabar tu santo nombre,

    mi Señor Jesucristo, te pido,

    con lo más profundo de mi corazón;

    que escuches mi oración, para darte gracias.

     

    Por medio de tu sangre preciosa;

    sangre derramada en la cruz del calvario

    fuiste sacrificado mi Señor Jesucristo,

    para dar la salvación a la humanidad.

     

    Quiero darte gracias que por

    tu sangre preciosa,

    nos limpia de todo pecado e iniquidad;

    te alabo porque grandes son tus misericordias,

    que se renuevan a cada mañana.

    porque mientras aun eramos debiles

    Por esta poderosa y efectiva

    oración que hago a ti,

    te doy acción de gracias por tu infinidad.

     

    Y bondadoso corazón; que nos

    limpia de toda maldad;

    y tentaciones en esta tierra.

     

    Trayendo paz en mi interior y a la

    humanidad, quiero darte

    gracias por tu infinito amor.

     

    Amor que fue comprado a precio de sangre,

    a precio de dolor.

     

    Te agradezco por cada segundo; en la cruz,

    por cada gota de tu sangre

    Y por los clavos traspasados, Bendito Jesús.

     

    Yo te doy honra y te doy adoración,

    porque no hay otro como tu Señor,

    eres Rey de reyes y Señor  de señores

    y tu reino no tiene fin.

     

    Agradecido estoy contigo,

    te doy alabanza, porque solo tú eres bueno;

    con esta efectiva oración quiero

    darte acción de gracias.

     

    Por tu sangre preciosa

    mi Señor Jesucristo.

     

    Amén.

    La Sangre de Cristo tiene poder

    Con el poder de la Sangre de Jesús rompemos toda interferencia y acción del maligno, la sangre de Jesús nos da paz y nos reconcilia con Dios; y por medio de él, reconciliar consigo todas las cosas, tanto las que están en la tierra como las que están en el cielo, haciendo la paz mediante la sangre que derramó en la cruz. Porque la sangre de Cristo nos ha redimido, ahora somos nuevas criaturas en Cristo (2 Corintios 5:17), y por Su sangre somos liberados del pecado para servir al Dios vivo, para glorificarle, y para gozar de Él por una eternidad.

    Fue por el derramamiento de su sangre, que pudo darse la salvación, la sangre de Jesús, ofrece lo que necesitamos para acercarnos al Padre;  y a través de nuestras oraciones, podemos tener comunicación con él. La sangre de Cristo siempre sella nuestros actos, la mente; y los corazones de toda la humanidad, trayendo la paz que necesitamos tener.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más