Oración milagrosa de la Sangre de Cristo de protección, corte y renuncia

oracion milagrosa para proteccion

El milagro resulta ser para los hombres de fe la viva confirmación de la palabra y obra de Dios. Son muchos los hechos y actos de fe que nos permiten experimentar en algún momento de nuestras vidas las bendiciones de nuestro padre. Al describir una oración como Milagrosa no cabe duda la intervención que Dios tiene sobre ella. La Oración Milagrosa de La Sangre de Cristo de Protección, Corte y Renuncia lleva la entrega de su Amadísimo Hijo Jesucristo nuestro Señor.

Cuando pedimos en oración, esperamos recibir protección y a través de ella, logramos desprendernos de nuestro ego personal, para conectarnos con lo divino. Eso es la renuncia en sí, significa despojarnos de pensamientos, sentimientos e ideas que lastiman, que hieren. Para así elevarnos espiritualmente y confirmar el mensaje de Dios y de Jesús de Amor a los Hombres. Orar con el corazón abierto, rogar fervientemente, con intensa suplica, con respeto, amor y fe te dará la felicidad en la solución de tus necesidades

Índice

    La milagrosa Sangre de Cristo con Poder de Salvación y Protección

    La Sangre de Cristo representa para el cristianismo la muerte expiatoria de Jesús  y bendito es el mundo por su causa. Con su derrame de sangre se pudo realizar la salvación, que es el poder de limpiar, purificar, sanar y restaurar. Más aún, salvarnos de los riesgos o problemas por medio de la protección Divina.

    Sagrada, Poderosa y Milagrosa Sangre de Cristo,

    derramada para expiar sin mancha alguna

    al Mundo entero para nuestra Salvación.

     

    Por favor cúbreme, báñame

    hasta con tu última gota de Sangre que broto de tu corazón.

    Yo te reconozco como nuestro Señor, tú me fortaleces.

    Tienes el poder de cortar todo tormento angustioso.

     

    Oh Señor Jesús,

    que por tu Pasión y Muerte

    distes el Milagro de la vida al Mundo Entero

    y llevaste el más Grandioso Mensaje

    de Amor a los Hombres.

     

    Concédeme la protección

    que tu sangre me cubra y yo iré por la vida confiado,

    viviré con seguridad en ti, sin temor, sin angustia,

    porque tú eres mi refugio

    y me guardas de todos los peligros,

    también de los riesgos y del mal.

     

    Por ello, Cristo Amado y Bendito,

    protégeme en cada momento de mi vida,

    que nada me robe la felicidad.

    Yo me cobijaré en ti y a tu lado viviré

    victorioso y en paz.

    por tanto habiendo pasado por alto los tiempos de ignorancia

    Por medio de tu Sangre Milagrosa

    Corta toda presencia maligna,

     desde mis antepasados hasta hoy.

     

    Yo pido la limpieza y purificación de mi alma.

    Sangre de Cristo que eliminas nuestras culpas,

    borra de mi vida toda influencia destructora y satánica.

    Cualquier acto de hechicería, brujería, conjuro y maldición.

     

    Aparta a toda persona, hecho o acontecimiento

    en donde este el enemigo.

    Con mi corazón abierto vengo con humildad

    a pedirte me ayudes a moderar mis deseos,

    a frenar mi soberbia.

     

    Yo renuncio a todo aquello que me produce dolor,

    a los pensamientos y sentimientos de tristeza

    y a toda idea que me lastime.

     

    Porque quiero elevar mi espíritu

    a lo divino y sagrado, a la felicidad y paz

    que nos has prometido.

     

    Que tu Sangre derramada por nuestra Salvación

    me transforme en un digno hijo de Dios.

    Sangre de Cristo cúbreme

    y concédeme vivir con gozo.

     

    Finalmente reconozco tu grandeza,

    oh majestuoso Cristo,

    por favor dame la respuesta a todas  mis inquietudes.

    Sé bien, que tu santo bendito me escuchas,

    y que por tu milagrosa sangre

    estaré protegido ante cualquier adversidad.

     

    Por ello amadísimo y bondadoso Señor Jesucristo

    por tu dolorosa pasión ten misericordia,

    que yo caminaré viendo tus milagros,

    bendecido por ti y tu palabra.

     

    Amén.

    La sangre de Cristo tiene todo el poder que buscas

    Orar es entregarnos a la voluntad de Dios, y poner en sus manos nuestras tribulaciones. Al rezar  conseguimos la eliminación de la culpa, que significa Cortar toda intervención del maligno, toda interferencia destructora y fuerza Satánica.  La Oración Milagrosa de la Sangre de Cristo de Protección, corte y Renuncia te permiten crecer espiritualmente, recibir ayuda divina y te otorga perdón.

    Orar te beneficia, despierta nuestra emoción espiritual, acción, pensamiento y actitud. Por medio de la oración se experimenta felicidad. Siempre que te sientas con temor, ora, sentirás la salvación que Jesús nos entregó con su muerte.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más