Saltar al contenido

Milagrosa oración de la Sangre de Cristo para viajar ¡Bendice mis viajes!

3 julio 2020
Milagrosa oración de la Sangre de Cristo para viajar

La temporada de vacaciones se acerca, y es hora de visitar a amigos y familiares. Puede ser muy fácil preocuparse por las cosas cuando viaja como seguridad, vuelos perdidos, pérdida de equipaje, etc. Sin mencionar el cambio del clima, desde tormentas de nieve hasta lluvia e inundaciones e incendios forestales. Por eso puedes hacer una hermosa oración a la Sangre de Cristo para viajar.

Lo que debería ser un momento divertido y relajante puede convertirse en un momento de constante estrés y preocupación. ¿Cómo superamos este torbellino de emociones? Orando por un viaje seguro y de regreso y confiando en el Señor. Antes de partir para su próximo viaje, use las siguientes oraciones para pedirle al Señor protección y guía para su situación específica de viaje.

Una oración especial que puedes hacer a la Sangre de Cristo antes de viajar

Viajar durante las vacaciones puede traer mucha preocupación y ansiedad. ¿Qué pasa si nos derrumbamos? ¿Y si nos pinchamos un neumático? ¿Qué pasa si nos quedamos varados fuera de la nada? ¿Qué pasa si nos perdemos? Incluso con todas nuestras comodidades modernas como teléfonos celulares, GPS y servicios como Onstar, la ansiedad aún puede surgir. Aun así, puedes elevar una oración a la Sangre de Cristo para que te mantenga a salvo. 

Querido Señor,

rezo por un viaje seguro en nuestro automóvil hoy.

Pido que no ocurran problemas mecánicos

o neumáticos inesperados.

 

Manténos a salvo en estos caminos llenos de gente,

así como en los demás con los que lo compartimos.

Como conductor, dame el discernimiento

sobre cuándo tomar descansos para no forzarme al límite.

 

Libera a tus ángeles para rodearnos y protegernos

hasta que lleguemos a nuestro destino final.

Oro por todos los que están en las carreteras hoy.

 

Rezo para que sean más cautelosos y menos distraídos.

Ayúdanos a navegar por las carreteras repletas

de camino a nuestro destino.

 

Ruego que sueltes a tus ángeles alrededor

de cada vehículo en la carretera

y que no ocurran accidentes.

Pido que todos los que viajen lleguen

a su destino de manera segura.

 

Oro por el viaje que estamos a punto

de emprender en este avión.

Rezo para que no ocurran errores

mecánicos o emergencias.

 

Rezo por nuestro piloto,

para que esté alerta,

tenga ojos agudos y manos firmes

durante este vuelo.

Rezo por nuestros asistentes

de vuelo para que sean amigables,

alertas y adecuadamente

preparados para nuestro viaje.

 

También rezo por mis compañeros de viaje,

para que todos estén de buen

humor y con buena salud.

Rezo por nuestro próximo viaje y por el buen clima.

Las cosas han estado locas últimamente con ventiscas,

lluvias e inundaciones e incendios

forestales en todo nuestro país.

 

Rezo para que el clima sea bueno

mientras nos embarcamos

en nuestro viaje hasta nuestro destino final.

También rezo para que sea bueno cuando regresemos.

 

Te pido que levantes todas

las inclemencias del tiempo

en nuestro gran país para que

todos los que viajen puedan llegar

y estar con sus seres queridos.

 

Rezo por nuestro próximo viaje con los niños.

Le pido que proteja sus cuerpos para que no ocurra

ninguna enfermedad mientras estamos fuera.

 

Rezo para que estén de buen humor y causen

muy poca distracción en el

camino a nuestro destino.

 

Ayúdame a discernir cuándo necesitan un descanso

o descansar un poco durante este viaje,

pero ayúdanos a pasar un momento maravilloso.

En tu nombre, rezo.

 

Amén.

¿Cómo debemos orar antes de viajar?

Podemos hacer una oración a la Sangre de Cristo como Pablo nos anima a orar por todo con un corazón agradecido. Cuando estamos abiertos y le presentamos todo a Él, Él nos protegerá con Su paz. Este pasaje captura el corazón y la mente que debemos esforzarnos por tener cuando oramos. Cuando se combina con 1 Tesalonicenses 5: 16-18, vemos cómo debemos estar en oración continua, es decir, siempre debemos conectarnos con nuestro Señor y Salvador.

¿Qué pasa si no podemos encontrar las palabras «correctas» cuando oramos? «Del mismo modo, el Espíritu también ayuda en nuestras debilidades», escribe Pablo en Romanos 8: 26-27. “Porque no sabemos por qué debemos orar como deberíamos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos que no se pueden pronunciar. Ahora, el que busca en los corazones sabe cuál es la mente del Espíritu, porque intercede por los santos según la voluntad de Dios. Como cristianos, el Espíritu intercede en nuestro nombre durante la oración.