Saltar al contenido

Oración de Sello Personal para la protección de uno mismo

26 abril 2020

Es importante entender que esta oración de sello personal para la protección de uno mismo. Suele ser muy poderosa con la fe impresa de manera correcta, Esto quiere decir que debes tener una confianza plena  en Dios y en ti. De tal forma de que tu voluntad sea inquebrantable y que en realidad creas al 100% de que sucederá lo que estás decretando.

Dándolo por hecho mucho antes de que suceda como que si ya hubiera sucedido. Por esto, en este artículo te mostraremos cómo crear ese sello personal, para que nada ni nadie pueda romper ese decreto sagrado que se originó dentro de tu ser, y se marino con la fe del creador que fue fundada en nosotros por medio de su palabra.

Trayendo consigo paz y armonía, inacabables e imperturbables. También es importante resaltar que si te interesa la protección contra alguna pandemia esta oración te puede ser de mucha ayuda: Oración poderosa de protección contra la pandemia del coronavirus ¡Dios ayuda!

Oración de Sello Personal para la protección 

Desde tiempos muy remotos se ha creído que. la palabra en el ser humano tiene un poder increíble, debido a la semejanza que tiene con Dios. Teniendo esto claro podemos entender que nuestra palabra puede sanarnos cómo puede dañarnos, siempre y cuando lo sepamos utilizar de una forma correcta. 

Por medio de esta oración crearás un sueño que te hará inmune a todo daño que puedan causar en contra de tu persona. Tanto las entidades malignas, cómo de los mismos seres humanos serás libre y nadie podrá tocarte. Prepara tu mente tu espíritu para iniciar con la oración de sello personal para la protección de uno mismo.

 Pido por tu intercesión Sagrada,

 santo padre celestial que sequen los cielos,

 te encuentras para que me brindes de poder

el cual sólo tú puedes darme y sin lugar a dudas,

 necesito para hacer esta protección Sagrada.

 

 Oh Santo creador de los Cielos en tu nombre,

 yo reveló la espada de los arcángeles que protegen mi bienestar,

  y cuidan de mi alma, como si la del mismo Jehová se tratase.

 

 Hoy decreto por el poder que me fue concedido por el padre todopoderoso,

 quién todo lo puede ver y quién todo lo puede hacer

y a ninguno de sus hijos va abandonar, en ningún momento,

que mi alma cuerpo y espíritu quedan sellados,

 en este momento para evitar que cualquier acción del maligno pueda,

 hacerme daño o lastimarse gravemente.

 

Por eso confío en ti Santo Redentor de los cielos guardián de los arcángeles,

 y rey de reyes, porque tú eres aquel que gobierna mi vida,

y la de todos los que Este planeta habitamos, 

porque el poder que me ha sido concebido

ha sido por tu obra y gracia y por la fe que poseo en ti.

 Por esta misma fe hoy hago acto de palabra  creando el más poderoso,

 sello de protección nunca antes visto, un sello que dice el nombre de Jehová,

 el cual no puede ser destruido y no puede ser removido por cualquier persona.

 

 Porque La pureza en ese nombre yace presente,

 siendo perteneciente al Señor supremo,

 que todo lo rige tanto creador de los cielos a ti estoy agradecido,

 por este momento de aliento de vida.

 

 Mientras que mi corazón lata y en mis venas haya sangre,

seguiré alabando tu grandioso nombre Santo,

 creador protector porque mi fuerza radica en ti y nada ni nadie puede despejar,

 esta fe tan poderosa que me vincula al Padre santo creador de esta tierra.

 

 Sin más ninguna petición que hacer,

 me despido o padre mío amado creando este sello poderoso,

 el cual no podrá romperse ni removerse.

 

Amén.

¿Porque orar para la protección?

Es necesario que ores para tu propia protección debido a que día a día nos vemos enfrentados a tantos males terrenales cómo males espirituales por lo que es una medida de contención en cuanto a la fe se refiere. Una vez genere este poderoso sello nada ni nadie podrá tocarte porque la luz que Dios ha puesto en ti tú la has puesto en este sello a través de esta oración.

Es importante destacar que si amas de verdad y valoras a una persona. Enséñale esta oración qué le dará el poder para protegerse de cualquier mal, que puedas echar contra ella.