Poderosa oración a la Virgen María para las embarazadas ¡Protege esta dulce espera!

poderosa oracion para las embarazadas

Dios en su maravillosa bondad después de la creación del mundo creó a Adán y Eva para que se acompañaran mutuamente. Y para que continuara la raza humana le dio el maravilloso don a la mujer de procrear en su vientre un nuevo ser. La Virgen María como madre de Jesús. También lo llevó en su vientre por nueve meses y vivió cada una de las etapas del embarazo. Te presentamos la Poderosa Oración a la Virgen María para las embarazadas. ¡Protege esta dulce espera!

Estar en la dulce espera de un bebe, no solo es una de las maravillosas bendiciones de Dios. Si no que en este proceso se viven emociones y experiencias únicas y especiales. Con el embarazo. La mujer siente una serie de cambios en su cuerpo que en oportunidades puede causar riesgos de salud y hasta la posible muerte.

Índice

    Poderosa oración para las embarazadas

    Son muchas los cambios que se dan en el cuerpo de la mujer cuando se está embarazada. No solo en el aspecto físico, sino también en la parte emocional. Existen riesgos que se presentan con este hecho. Algunos tan extremos que ponen en peligro la vida tanto de la madre como del bebe que está por nacer.

    La Virgen María en su infinito amor y su inmensa bondad. Protege con su Santo Manto a todas aquellas mujeres embarazadas que buscan protección y misericordia divina. Aclama esta Poderosa Oración a la Virgen María para las embarazadas. ¡Protege esta dulce espera! Para que aleje cualquier peligro y permita que la culminación del embarazo se dé con toda normalidad.

    Bendita Virgen María

    Oh Maravillosa Mujer de nobles

    y fuertes sentimientos,

    madre de Jesús el hijo de Dios,

    consoladora de penas

    y protectora de todos los males.

     

    Santa eres y así mi corazón te ve.

     Bendice a quienes claman y confían en ti.

     

    Hoy vengo a tu llamado, Poderosa Reina,

    para que de la misma manera

    que diste a luz al Rey de Cielos,

    derrames salud y bienestar

    a las mujeres embarazadas

    que esperan con ansias

    la llegada de su nuevo bebé.

     

    Saberse creadora de una vida,

    concede a la mujer la dicha de mantener viva

    la raza humana aquí en la tierra.

     

    Son cambios significativos

    lo que pasan por sus cuerpos,

    sacrificios imperiosos que se han de pasar.

    Pero la dicha es grande al ver en tus

    brazos al fruto de tu ser.

     

    Hoy pido con fervor,

    protejer a todas aquellas mujeres

    que estando embarazadas y te aman cada día más.

    Que buscan en sus corazones el mismo amor que

    profesaste a tu hijo Jesús.

     

    Y que las fortalezcas en la fe

    de saberse seguras en tus brazos.

     

    También permite que sus embarazos

    sean tranquilos y plácidos,

    que las dolencias causadas

    por este maravilloso hecho

    sean llevaderas a lo que

    su cuerpo pueda resistir.

     

    Asimismo permite que su mente

    y su espíritu se acerquen a ti,

    para que tu palabra las calme

    ante los miedos y los temores.

    y oro isaac al senor en favor de su mujer

    De igual manera pido encarecidamente

    que el momento del parto sea rápido y seguro,

    y que ninguno de los dos pueda perder la vida

    ni cargar con consecuencias por sucesos inesperados.

     

    Por favor que la luz de brillo y alumbre

    el momento del nacimiento

    para que tu gracia divina

    los bañe de paz.

     

    Madre Poderosa,

    imploro piedad por aquellas madres

    que no están en condiciones económicas

    de solventar los gastos de traer un nuevo ser a este mundo,

    refugia sus almas y ábrele puertas de bienestar

    para la comodidad de ambos.

     

    Finalmente cubre con tu manto protector

    a todas las mujeres embarazadas,

     que habites en su corazón y las hagas fuertes

    para traer un bebe a este mundo,

     para hacerse buenas madres, así como lo fuiste tú.

     

    Amén

    La Virgen María protege a las embarazadas

    La madre de Dios, la Virgen María conoce lo que es el proceso del embarazo, los cambios y los síntomas que esto conlleva. Conoce de los riesgos y los peligros, pero también sabe de la gracia divina que se siente cuando se da a luz a un hijo.

    Por tal motivo, la Virgen es una perfecta amiga para entregar tus miedos y poner en sus manos el feliz desenlace de un embarazo. Recita diariamente esta oración y permite que Dios y la Virgen llenen el mundo de madres felices.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más