La oración más bella a la Virgen María ¡Gracias por todo, Madre!

oracion mas bella a la virgen maria

La oración más bella a la Virgen María. Es algo que muchas personas tienen en su mente porque saben que la madre de Dios es la madre de toda la humanidad. Y que ella nos protege en todos los actos y dirige los pasos que damos en nuestra vida.

María Madre Eterna, nos enseñó a saber cómo soportar un sufrimiento máximo. Tal y como ella lo pudo soportar al pie de la Cruz al ver agonizar a su hijo, y cuando como madre debió asumir su rol. Haciéndose madre de todos los hombres y mujeres que quedaron en esta tierra, antes de partir.

Índice

    La más bella oración para darle gracias por todo a María, Virgen y madre nuestra

    Claro que todos los seres humanos se deben dar cita en una comunión para orar a su madre celestial, ya que ella siempre nos ha protegido contra todo mal y peligro.

    Oh Gloriosa y amadísima Virgen María.

    María, madre de Dios y de todos los hombres,

    tu eres merecedora de toda la Gloria de Dios.

     

    Por haber llegado a la maternidad siendo una 

    niña inocente y por haber aceptado la misión 

    que te fue encomendada con toda la 

    humildad.

     

    Que tu noble corazón pudo entender a tan 

    corta edad y por haber procreado en tu 

    vientre bendito al hijo del altísimo sin haber 

    conocido hombre alguno en tus entrañas.

     

    Por ser como eres, por ser tan abnegada y 

    tan amorosa madre, es que hoy en 

    reconocimiento a tu divina y preciosa 

    existencia.

     

    Por tu altruismo, por tu absoluta entrega en 

    cuerpo y alma al servicio de todos tus hijos y 

    por ser tan pura y bondadosa es que hoy 

    elevo esta oración para alabarte y para 

    bendecirte.

     

    Madre poderosa, dulce y misericordiosa,

    hoy a ti me dirijo para darte gracias por todos 

    los favores que de ti he recibido desde que 

    nací y para pedirte que no me abandones en 

    ningún momento.

     

    Y que por favor tengas siempre a bien estar a 

    mi lado a la hora en que me toque partir de 

    este mundo.

    con oracion y ruego presenten peticiones

    Madrecita dulce y tierna, socórreme, ayúdame 

    y mírame siempre con ojos de piedad, tú que 

    con tus ojitos tan tiernos tuviste que enjugar 

    muchas lágrimas por tu hijo maltratado y 

    humillado injustamente.

     

    Puedes entonces comprender los dolores de 

    nosotros tus otros hijos terrenales y puedes 

    entender todos nuestros sufrimientos.

     

    Eres nuestra gran abogada ante todos los 

    juicios que nos esperan por enfrentar,

    eres madre nuestra, nuestra única esperanza 

    de absolución y es por esto que hoy, quiero 

    darte las gracias por haberme protegido hoy y 

    siempre.

     

    Oh María madre nuestra y consuelo de todos 

    los mortales, no nos desampares, antes bien 

    ayúdanos a soportar todas las pruebas que 

    nos toque soportar y danos por favor esa 

    fortaleza y ese temple que tú tienes, y que 

    tanto necesitamos.

     

    Oh poderosa madre celestial, linda como 

    ninguna y pura como un cristal, dulce como la 

    miel y digna de estar a la diestra del Señor.

     

    Hoy te alabo, te admiro por ser tan buena y 

    tan paciente con nosotros los mortales, por 

    perdonarnos una y otra vez cada vez que 

    ofendemos a tu hijo Jesús con nuestros actos

    y es por eso madre de Cielo que me ofrezco a 

    ti en cuerpo y alma.

     

    Y te pido que tomes mi alma para ayudarme a 

    encontrar el camino que me conducirá a la 

    vida eterna.

     

    Oh María, extiende hoy hasta nosotros tu 

    divina bendición en el nombre del Padre 

    Celestial.

     

    Amén.

    Debemos ser agradecidos y hacer una oración a María

    Ciertamente, todos los devotos y practicantes de la religión Católica. Debemos ser agradecidos con la Virgen María y reconocer que ella como madre de Jesús y de todos los habitantes de la Tierra. Siempre nos ha protegido con su divino manto y es por ello que todas las personas deben dirigirse a ella con la oración más bella a la Virgen María.

    Como madre salvadora debemos alabarle y darle gracias por toda su protección, recordar que como madre, sufrió al máximo y como mujer es encomiable

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más