Saltar al contenido

Oración milagrosa a la Virgen María por los hijos ¡Protégelos Madre!

3 julio 2020
Oración milagrosa a la Virgen María por los hijos ¡Protégelos Madre!

Una hermosa oración milagrosa a la Virgen María por los hijos ¡Protégelos madre!  Al convertirnos en padres, constantemente pensamos en el bienestar de nuestros hijos. Por esta razón, siempre los encomendamos a la Milagrosa Virgen María. Ella, quien es la más piadosísima Madre nuestra y poderoso auxilio de todos los cristianos.

La Virgen María, siempre con su dulzura está atenta a nuestras oraciones, sobre todo por nuestros hijos. Se los encomendamos fervorosamente, contra la maldad o cualquier enemigo; tanto visible como invisible. Le oramos porque ella tiene el poder de frustrar cualquier deseo perverso en contra de nuestros hijos.

Clamamos una Oración Milagrosa a la Virgen María por los hijos ¡Protégelos Madre!

Para honrar a la Santísima Virgen debemos realizar esta oración milagrosa a la Virgen María por los hijos ¡Protégelos madre!, ya que ella como Madre de Jesús escucha y concede esa protección y socorro ante nuestras necesidades.

Oh! Milagrosa Virgen María

madre de Dios y madre nuestra,

llena de confianza de tu bondad maternal,

te encomiendo a mis hijos. (Nombres y Apellidos)

 

Madre mía ¡Protege a mis hijos!

Bendícelos siempre desde el cielo,

pero sobre todo cuando yo en tu nombre los bendigo.

 

Concédeles Virgen María,

 la verdadera sabiduría,

 con la cual busquen siempre en primer lugar

a Dios Padre Todopoderoso.

 

Dales un corazón dócil

y dispuesto a recibir las bendiciones de tu gracia;

inspira en sus almas un horror sumo al pecado;

apártalos de todas las ocasiones de pecar;

y forma en su corazón

el temor a Dios y el respeto por el evangelio.

 

Además inspírales pensamientos y afectos cristianos,

dales la sencillez,

para que amen siempre la verdad, la prudencia,

para que nunca se dejen seducir del espíritu del mal,

llénalos de tu santo amor.

Milagrosa Virgen María acompañada

del Espíritu Santo,

que jamás por descuido de mi parte,

o a mal ejemplo, o alguna palabra indiscreta,

destruya en su corazón las semillas de la virtud

que con vuestra gracia, procuro infundirles.

 

También haz milagrosa Virgen María

que siempre conozcan las virtudes cristianas.

 

Dulce Virgen María

Que nuestros hijos cuando pasen

de una ocupación a otra,

o cada paso que den y a cada nueva acción

tengan presente tu compañía.

 

Milagrosa Virgen María ¡Protégelos!

Amorosa Virgen María

cuándo la prueba venga ante ellos

llena de violentas tentaciones,

con atractivos de placer, y los malos ejemplos,

por favor ilumínalos.

 

Milagrosa Virgen María ¡Protégelos!

Santísima Milagrosa Virgen María

haz que siempre bendigan el pan nuestro de cada día

y se conformen con todas la bendiciones de Dios.

 

Por ello, milagrosa Virgen María ¡Protégelos!

Madre Milagrosa Virgen María

que sean personas nobles de corazón,

movidos por la acción profética del Espíritu Santo,

qué siempre estén llenos de virtudes y piensen siempre

en agradar a Dios Padre, Dios Hijo y a Dios Espíritu Santo.

 

Milagrosa Virgen María ¡Protégelos!

Milagrosa Virgen María

Haz que en la noche cuando

se dispongan al descanso

a fin de continuar con un nuevo día

siempre hagan oración

y también bendícelos como a tu hijo

propio nuestro Señor Jesucristo.

 

Milagrosa Virgen María ¡Protégelos!

Que estas palabras sean el más sencillo

y profundo pedido que haya en nuestro corazón,

para que así tú,les conceda la bendición,

los defiendas, los alientes y los sostengas en todas partes,

con las buenas acciones y metas que se propongan.

 

¡Que nuestros hijos sean auxiliados

por ti Virgen María Milagrosa!

Asimismo sentimos una gran confianza,

y acudimos a ti,

Milagrosa Virgen María

para rogarte que los cuides los protejas

y los ampares contra todo mal y peligro.

 

Finalmente porque eres,

la madre y abogada de los pecadores

y auxilio de los cristianos.

Tres aves Marías

 

Amén.

Nuestra madre protege siempre a nuestros hijos

Todas las oraciones dirigidas a la Milagrosa Virgen María por los hijos, son inmensamente especiales, y escuchadas por ella ante Dios Todopoderoso. Ya que ella con su divinidad, pureza, y amor fue escogida por Dios a través del Espíritu Santo para tener en su vientre a su hijo.

Este milagro tan maravilloso ha realizado en el mundo, las manifestaciones más poderosas de su presencia en la tierra. Por esta razón le pedimos con la mayor confianza que ella como nuestra madre, bendiga y proteja siempre a nuestros hijos en todo momento.