Saltar al contenido

Oración a la Virgen María para proteger y bendecir a los hijos

31 marzo 2020
Oración a la Virgen María para proteger y bendecir a los hijos

La Oración a la virgen María para proteger y bendecir a los hijos, no solemos hacerla desde el primer día de vida de los niños. Incluso, muchas mujeres pasan por alto el hecho de orarle a la Virgen María.

Sin embargo, ¿Quién mejor para proteger a nuestros hijos que nuestra Santa Madre María?, nuestra santísima madre se encuentra con sus brazos abiertos para arropar en ellos a cada uno de nuestros hijos y mantenerlos protegidos y bendecidos.

Solo se necesitará unos minutos de oración para que nuestros niños permanezcan sanos, libres y felices bajo la protección y voluntad de la Santa Madre María.

Oración para proteger y bendecir a los hijos con la gracia de la Virgen María

Cuando somos madres no existe nada más importante que el bienestar de nuestros pequeños niños. Nuestro mundo se vuelve del tamaño de ellos. Por ello, aquí podrás conseguir una poderosa oración para conseguir su protección y mantenerlos bendecidos bajo el manto de nuestra Madre María.

¡Virgen Madre, Madre mía, ¡ven a ayudar a mis hijos!

Que tu bendición los acompañe, los proteja y los defienda.

Que los anime, los sostenga en cada dificultad, y en cada lugar.

Cuando van a trabajar o a jugar, cuando se mueven de un lugar a otro,

a cada paso que dan, Virgen Madre, Madre mía, vela por ellos.

 

Cuando se enfrenten a desafíos y sufrimientos,

cuando el maligno trate de seducirlos con los atractivos del placer,

de la violencia, de la tentación, del mal ejemplo,

Virgen Madre, Madre mía, vela por ellos.

 

Virgen Madre, vela por ellas y presérvalas de todo mal.

Cuando se acerquen al Sagrado Banquete para ser alimentados

con el Pan de los Ángeles, con el Verbo que se hizo carne en tu vientre,

Virgen Madre, Madre mía, bendice a mis hijos.

 

Cuando por la noche se preparan para descansar

y levantarse con nuevas energías,

vigilen su sueño y hagan de cada nuevo día

un paso hacia su Patria eterna.

Se tu vigilándolos cuando me encuentre lejos de ellos,

llévalos de tu mano por el camino hacia ti y muéstrales

tu gran voluntad y amor por ellos,

para que pueda adorarte y venerarte como lo mereces.

 

Coloca sobre sus mentes solo pensamientos puros y de amor,

y sobre sus labios las palabras perfectas para bendecir

a todo el que se encuentre a su lado,

se tu a través de ellos mi querida Madre María.

 

Virgen Madre, protege y bendice siempre a mis hijos,

desciende sobre ellos, de día y de noche,

cuando atraviesen momentos de gran alegría

o en aquellos momentos de tristeza,

en la salud y en la enfermedad, en la vida y en la muerte.

Tráelos a vivir contigo para siempre en la eternidad.

 

En tu nombre y en el nombre de Jesús,

Confío en tu sagrada palabra 

Amén.

Ora con fe y devoción, así la Virgen María te escuchará con todo su corazón

Para proteger a nuestros hijos no necesitamos de un manual. Cuando nuestros pequeños nacen, la Santa Madre María coloca en nuestras manos el poder protector más perfecto que hay en la tierra.

La oración es la máxima herramienta para bendecir, entreguemos la vida de nuestros pequeños hijos a ella y veremos cómo ella se encargará de llevarlos con ella por el camino del bien.

Hazlo con fe, pensando en tus hijos y en cuanto deseas para ellos el bienestar y la felicidad de una vida plena y manteniendo a nuestro gran creador y nuestra madre celestial en sus corazones. Realiza esta oración cada mañana al despertar y cada noche al acostar a tus hijos. También es una oración poderosa para proteger a nuestros hijos cuando se encuentran lejos de casa.