Oración milagrosa a la Virgen del Pilar - Compañera inseparable

Oración milagrosa a la Virgen del Pilar - Compañera inseparable

Antes de conocer la oración milagrosa a la Virgen del Pilar, conozcamos que en la historia del Apóstol Santiago pasando por Asturias, llegó con sus nuevos discípulos a través degalicia y de sobre un polar de mármol. Castilla hasta Aragón; Territorio que se llamaba Sentiveria, donde está situada la ciudad de Zaragoza en las Riveras del Euro.

Allí predicaba Santiago muchos días, entre los muchos convertidos, escogió como acompañante a ocho hombres, con los cuales trataba de día el Reino de Dios y por las noches recorría algunas de las revieras para tomar algún descanso; el Apóstol, desanimado por algunas dificultades que estaba presentando para evangelizar España.

Pidió una señal. Fue entonces cuando en la noche del 02 de enero del año 40, Santiago se encontraba con sus discípulos, junto al Rio Ebro, cuando escuchó voces de ángeles que sobre un pilar de mármol; la santísima Virgen que aún vivía en carne mortal en tierra santa;  le pidió al apóstol, que se le construyese allí una iglesia, con el altar en torno al pilar donde estaba de pie; y prometió que permanecerá este sitio hasta el fin de los tiempos; para que la virtud de Dios obre por su intersección en la oración milagrosa a la Virgen del Pilar, con aquellos que en sus necesidades imploren su patrocinio.

Índice

    Milagrosa Oración a nuestra madrecita la Virgen del Pilar

    En la oración milagrosa a la Virgen del Pilar, podemos pedirle por su intervención, para que por medio de Nuestro Padre Jesucristo, le resguarde en todo momento y situación, tanto a mi familia, como también mis amigos.

    ¡Oh Madre del Pilar! En esta mañana

    vengo de rodillas, postrada ante ti,

    para darte infinitas gracias, por este

    nuevo día, por permitirme ver

    otro nuevo amanecer.

     

    Gracias Madre porque sé que

    como Madre de Dios, nos cuidas como

    asimismo nos proteges, nos reguardas

    de todo mal como del peligro.

     

    Que tu manto de protección, nos cubra

    por donde quiera que estemos,

     como también a donde nos dirijamos;

    que tú, Madre, seas nuestros ojos,

    para que con tu claridad nos enseñes

    dándonos la luz necesaria para seguir

    el camino correcto en la vida.

     

    Ayúdame a hacer alguien de bien con

    todas las personas; además de mi familia,

    también con las personas,

     que se crucen por mi camino.

     

     Igualmente te pido auxilio para aportar

    un granito de arena, de manera que

    pueda proclamar tu amor,

     a quienes tienen necesidades.

     

    ¡Te pido oh Madre! Cambies mi corazón,

    que lo único que salga de allí

    sea amor y solo amor; ayúdame y

    enséñame a vivir este día,

     como si fuera el último.

     

    Asimismo como si fuera la última vez

    que miraré a mis seres queridos.

     

    Ayúdame mi buena Virgencita,

    a dar todo lo mejor de mí,

    a cuantos me encuentre en éste día,

    sin esperar nada a cambio.

     

    Amada Madre del Pilar, quiero dejar

    de ser quien soy; para empezar a ser

    como tú quieres que yo sea,

    como a ver lo positivo que hay en mí,

    para que pueda ser ayuda para otros.

     

    Ya no quiero ser un negativo, que solo

    veo lo malo que hay en los demás;

    quiero tener un cambio radical en mi vida,

     porque eso es lo que mereces.

    Tú mi amada virgencita,

     porque después de tanto que me has

    dado a mi vida. no encuentro nada

    más con que pagarte.

     

    Mi amada Virgencita del Pilar,

    en este día encomiendo mi vida en

    tus preciosas manos, para que sea consolado

    con cuanto sufrí en este mundo;

    recibiendo siempre las respuestas

     que siempre busque y que no encontré.

     

    Quiero vivir confiando, en que algún

    día estaré contigo, por la eternidad,

    para amarte como glorificarte por siempre.

     

    Pero mientras ese día llegue Madre Mía,

     te pido que tu compañía siempre esté conmigo;

    y con quienes de sobras sabes que amo

    y que son lo más importante

    en mi vida; después de ti mi amada

    Virgencita del Pilar.

     

    En este día quiero que empieces a

    cambiar, todo lo que es desagradable

    para tí, asimismo a eso que me

    aleja de tu manto de amor.

     

     Que me mantiene en la desesperanza.

     

    En este día mi bella y amada Virgencita,

    mantén alejado de mi mente, todo lo malo

    que hice ayer; todo lo negativo del pasado

    que me hace desfallecer en el camino.

     

     Ayúdame mi buena y amada Virgen;

    asimismo recuérdame siempre auxiliarme

    porque solo no podré.

     

     Te lo pido ansiosamente; porque sólo en ti

    Confío Virgencita del Pilar.

     

     Confió con todo mi corazón,

    te amo y te alabo, porque

    grande es tu misericordia.

     

    Amén.

    Pedirle a la Virgencita del Pilar le haga milagros en nuestras vidas

    La Virgen del Pilar es un personaje bien conocido para casi todo el que sepa algo de cristianismo. La Sagrada Escritura dice que Dios Todopoderoso, le confirió una bendición especial al elegirla como la futura Madre de Jesús, cuyo nacimiento sería único, pues aquella joven era virgen al momento de concebirlo. Algunas iglesias de la cristiandad, le han profesado durante largo tiempo veneración especial. Fue proclamada madre de Dios en el concilio; y a mucha gente se le enseña  hoy como se le debe rezar.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más